Habla el exorcista de Padua: «En un exorcismo el diablo me dijo con rabia: ¡No soporto que se amen!» | Motivaciones | Scoop.it

El Maligno es capaz de destruir culturas, de destruir pueblos. Tiene envidia del hombre, del que envidia sobre todo su capacidad de amar. A causa de esta envidia, mucha gente sufre.