henrietta.iaa.es | libros de divulgación científica | Scoop.it

vía: @xurxomar
Escrito por: Natalia Ruiz Zelmano @bynzelman

 

<< Para situarse en esta historia es necesario entender bien cómo era el Universo en 1876. En aquel año aún no existía más galaxia que la nuestra. No había más planetas que los del Sistema Solar. No se conocía bien la composición de las estrellas ni cuál era el origen de su brillo. Se desconocía la naturaleza de unas extrañas nebulosas halladas entre las estrellas. El universo no se expandía ni nadie había oído hablar jamás del Big Bang. >>