Un grupo de diez científicos, casi todos de centros de investigación y universidades norteamericanas y británicas, ha publicado un manifiesto en la revista Nature Human Behaviour donde denuncian la falta de rigor de muchos estudios, que dañan el prestigio de la ciencia, y proponen algunos remedios.