Al conmemorarse el vigésimo aniversario de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados de 1984[1]  se llevó adelante un proceso consultivo entre los Estados de América Latina y el Caribe que concluyó con la adopción de la Declaración y el Plan de Acción de México de 2004[2].