Distopia
707 views | +0 today
Follow
 
Scooped by Giovanna Benedetti
onto Distopia
Scoop.it!

Algunos argumentos para valorar el impacto negativo del TTIP

Algunos argumentos para valorar el impacto negativo del TTIP | Distopia | Scoop.it
Algunos argumentos para valorar el impacto negativo del TTIP
Publicado en 4 de febrero de 2015


En los últimos meses, numerosas organizaciones, asociaciones, grupos ecologistas junto a algunos sindicatos y partidos políticos vienen trabajando con intensidad para mostrar su rechazo al acuerdo de Asociación Trasatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP en sus siglas inglesas) que pretende negociarse hasta su aprobación hacia el año 2016. Fue el Presidente Obama, quien el 12 de febrero de 2013 anunció en un discurso la apertura a la negociación del TTIP y con ello, la existencia de este acuerdo, avanzando desde entonces en secreto y sin transparencia. De hecho, la Comisión Europea ha realizado más de 100 encuentros cerrados con lobbys y multinacionales para negociar aspectos concretos del tratado en secreto y sin información de ningún tipo. Para ello, la UE ha acordado que todos los documentos de las negociaciones estén cerrados al público durante 30 años, una decisión insólita que se acoge a la excepción a la Regla 1049/2001 de la UE.

El TTIP se presenta como uno de los procesos políticos de mayor calado para reconfigurar la economía y la propia sociedad europea a medida de los intereses del capital y al margen de las instituciones y procesos democráticos. No estamos ante un proceso de suma cero, sino que todo lo que las grandes empresas transnacionales pretenden arrebatar a la sociedad, en forma de soberanía, derechos, garantías, recursos, servicios públicos, va a la cuenta de resultados de estas multinacionales, colocándose por encima de los propios Estados y por supuesto, de la ciudadanía. No es casual, así, ni el secretismo ni el intento de alejar a la sociedad del que es uno de los más importantes debates políticos de los últimos años en Europa. Por ello, nos parece importante sumar argumentos para valorar el impacto negativo del TTIP sobre la sociedad, la economía y la propia ciudadanía europea.


Bajo la apariencia de un Tratado comercial se esconde un gigantesco acuerdo geoestratégico de carácter neoliberal

El TTIP va mucho más allá de un acuerdo de carácter comercial para tratar de cimentar el mayor acuerdo geopolítico que asegure la supremacía occidental, ahora en riesgo, y permita que las grandes corporaciones multinacionales establezcan normas económicas, sociales, laborales, ambientales, sindicales y políticas de gran alcance al margen de las instituciones políticas y democráticas. El avance de la economía y del comercio chino está poniendo en riesgo la hegemonía estadounidense. Así, según datos de ATTAC, en el inicio de la crisis global en 2008, EE.UU. se situaba como primer socio comercial en 127 países y China en 70. Hoy día esta relación se ha invertido, de manera que China es el principal socio en 124 mientras que EE.UU. lo es en 76, en un proceso que parece imparable.

Las élites económicas occidentales quieren plantar cara a este proceso, para lo cual pretenden imponer y afianzar una arquitectura neoliberal extrema que la crisis ha permitido avanzar de manera descarnada. La clave de todo ello es homologar a la baja toda la legislación que regula el mercado de bienes y servicios tanto en Europa como en EE.UU., profundizando todavía más en los procesos de recorte del gasto público, privatización, liberalización y desregulación. No es por tanto, ni mucho menos, aranceles o comercio lo que se debate en este Tratado, sino la mayor transformación en los procesos económicos y productivos con incidencias gigantescas sobre las sociedades, las personas y el medio ambiente.

La trampa es que se utiliza un supuesto acuerdo comercial para transformar toda la arquitectura y la legislación de los países europeos, bajo la excusa de “eliminar la regulación innecesaria” de la que los países se han dotado a través de sus instituciones democráticas y sus representantes políticos. Esta es una de las claves del TTIP y una de las razones de por qué se mantiene bajo secretismo, al margen de los parlamentos democráticos y alejado de la ciudadanía a la que se niega incluso el derecho a tener información sobre el mismo.

Un Tratado que destruiría empleo debilitando derechos laborales

Diferentes estudios demuestran que el TTIP produciría una destrucción de empleos muy importante en todos los países europeos así como una pérdida anual de ingresos por trabajador, acompañado de un descenso en los ingresos tributarios y del PIB en todos los países miembros. Lo llamativo es que estos datos se desprenden de estudios como el realizado por Jeronim Capaldo, de la Tufts University de Massachusetts, en Estados Unidos. Para ello, Capaldo ha basado sus estudios en el Modelo de Políticas Globales (GPM) de las Naciones Unidas, a diferencia de los estudios econométricos con metodologías contradictorias difundidos por la Comisión Europea, que por el contrario defienden tasas de crecimiento del 0,05% anuales en las economías de los países europeos.

Los datos manejados desde la Universidad de Massachusetts señalan que el TTIP generaría pérdidas netas de exportaciones hasta una década después de ser aprobado, especialmente en las economías del Norte de Europa, de hasta el 2,7% del PIB. También el PIB se contraería alrededor de 0,5 puntos al año, al igual que las rentas de los trabajadores y puestos de trabajo, mientras que se podrían perder hasta 600.000 puestos de trabajo. Por el contrario, Barack Obama habla de la creación de “millones” de puestos de trabajo, mientras que la Comisión Europea los estima en unos 400.000.

Por si todo ello fuera poco, el TTIP avanzaría en un deterioro de las condiciones laborales en toda Europa en la medida en que EE.UU. no ha ratificado hasta 70 convenios laborales distintos con la OIT, como los de inspección de trabajo, libertad sindical y discriminación, así como el de negociación colectiva. Es evidente que un Tratado de esta naturaleza, lejos de obligar a EE.UU. a incorporar derechos laborales reconocidos desde hace décadas en Europa, llevaría a la baja los estándares laborales en ambos países, con una pérdida neta de derechos en los trabajadores europeos, particularmente en salarios, seguridad y salud laboral.

Un Tratado de consecuencias devastadoras para la sanidad y el medio ambiente

De lo que se conoce hasta la fecha, el TTIP que se negocia tendría efectos muy negativos en dos espacios esenciales, como son la sanidad y el medio ambiente. La crisis ha sido la excusa que los gobiernos neoliberales han puesto para avanzar hacia la privatización de la sanidad, con fórmulas jurídicas variadas, dañando gravemente su sostenibilidad, universalidad y accesibilidad, especialmente en los países sometidos a las políticas de ajuste de la Troika. Grandes multinacionales médicas y farmacéuticas norteamericanas quieren gestionar programas sanitarios europeos con la excusa de su liberalización, como ha filtrado Wikileaks en algunos de sus documentos.

Al mismo tiempo, los sistemas medioambientales y de salud son claramente distintos entre la UE y EE.UU. que aplican principios muy diferentes para la aprobación y comercialización de medicamentos, terapias y patentes biogenéticas. Mientras en Europa se aplica el “principio de precaución”, que lleva a que no se apruebe ninguna sustancia mientras no se pruebe que no es nociva para la salud, en EE.UU rige el “principio de riesgo” diametralmente distinto que permite autorizar sustancias mientras no se pruebe científicamente y fuera de toda duda que son nocivas. El TTIP se basa en el principio de que “si es bueno para nosotros, es bueno para ellos”, pero el ejemplo de la carne hormonada de EE.UU prohibida en la UE demuestra que esto es muy peligroso.

El campo de la sanidad y los medicamentos es mucho más amplio y grave, porque los controles sanitarios en EE.UU. sobre medicamentos son mucho más ligeros que en Europa, bajo el principio de que “mientras no haya efectos nocivos o evidencias científicas, sirve.”

Todos los estándares ambientales se rebajan en la medida en que se considera que las medidas de protección ambiental son un obstáculo para el comercio, siendo particularmente blandos en EE.UU, como sucede con el fracking, sujeto a mayores obligaciones en Europa pero que los lobbys petroleros de EE.UU. quieren extender en el continente a costa de eliminar barreras para su desarrollo.

Un Tratado que pretende situar a las empresas transnacionales por encima de los Estados

El TTIP plantea que los tribunales ordinarios desaparezcan y sean sustituidos por Tribunales Arbitrales de Derecho Corporativo Global, privados y ajenos a la justicia tradicional. Para ello, se aplicarían cláusulas de protección de inversiones extranjeras (ISDS), con capacidad para reclamar importantes cantidades en concepto de “lucro cesante” pedidos por un inversor a raíz de los obstáculos que se le haya puesto para desarrollar su actividad económica.

Los Estados no podrían defender así el interés general frente a los intereses particulares de las empresas transnacionales, imponiéndose restricciones legales y económicas muy fuertes a los gobiernos para poder exigir que estas empresas se atengan a normativas y principios legales estatales.

Un Tratado que pretende avanzar en la privatización de servicios públicos

Por lo que se ha podido conocer, parece que el TTIP incluirá los servicios públicos como un elemento más sujeto a su mercantilización a través de su privatización mediante estructuras de convergencia regulatoria y de derecho corporativo. Todo ello tendrá una gran influencia en los estados europeos, que de manera desigual han podido construir estados del bienestar así como sistemas sanitarios y educativos públicos de una cierta importancia. Este Tratado facilitará la gestión de estos servicios a favor de grandes empresas transnacionales como un apetitoso negocio más.

Todo ello limitará extraordinariamente la capacidad para continuar avanzando en el desarrollo y la extensión de los servicios públicos. Pero también limitará la posibilidad de avanzar en la extensión de los estados del bienestar y en la prestación de servicios básicos en Europa, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos.

Una alianza de los grandes partidos para aprobar en secreto un Tratado del que desconocen su contenido

El 25 de febrero de 2013, el Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, afirmó durante el debate del Estado de la Nación en el Congreso refiriéndose al TTIP que “España lideraría el apoyo a la consecución del acuerdo comercial entre la Unión Europea y los Estados Unidos, un acuerdo comercial sin precedentes por su alcance económico y demográfico y la complejidad jurídica que plantea”.

Con posterioridad, el 6 de mayo del mismo año, el grupo Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados presentó una moción pidiendo “transparencia en la negociación del TTIP y la convocatoria de un referéndum popular antes de su ratificación por parte del Gobierno de España”, si bien, solo Izquierda Plural votó su moción que fue rechazada por el resto de los grupos del Congreso. Durante el debate de esta moción, otros partidos con representación estatal manifestaron su encendido apoyo a este Tratado. Así, CIU ha señalado que “es un acuerdo ganador-ganador. Fortalece el libre comercio en el mundo libre”, mientras que UPyD ha afirmado que “beneficiará los intercambios de las multinacionales españolas”. Pocas semanas después, el 13 de junio de 2013, el PP junto al PSOE firmaron juntos una Proposición no de Ley relativa al Consejo Europeo del 27 y 28 de junio de 2013 en la que acuerdan “respaldar el mandato de negociación del Consejo a la Comisión para iniciar las negociaciones del Acuerdo Comercial con Estados Unidos (TTIP)”, instando al Gobierno en su punto 6 a “Apoyar un rápido comienzo de las negociaciones de un acuerdo de libre comercio entre los Estados Unidos de América y la Unión Europea ambicioso y mutuamente beneficioso”. Incluso el expresidente Aznar ha dado su encendido apoyo al acuerdo, declarando que “el TTIP es la más importante iniciativa que tiene la Unión Europea sobre la mesa, por no decir la única”.

Junto a la oposición activa a este Tratado que lleva realizando IU y particularmente su Diputado, Alberto Garzón, otros grupos políticos también han mostrado su rechazo. Así, David Fernández, Diputado de la CUP ha declarado, “Este acuerdo afecta a la estructura social, la estructura productiva y al entorno ecológico de nuestro país”, mientras que el eurodiputado Pablo Iglesias, de Podemos, ha afirmado, “El TTIP es una manera de atentar contra la soberanía europea”.

Las cartas están boca arriba y los partidos políticos en España se han retratado, llegándose incluso a alcanzar un acuerdo “contra natura” entre el PP y el PSOE que supone un cheque en blanco sobre una negociación secreta.

 

Acerca de estos anuncios
SHARE THIS:
Twitter270Facebook30ImprimirGoogle

RELACIONADO
Crisis migratoria en Europa: entre la desidia y la barbarie
En "Inmigración"
Entre el cinismo y la insolidaridad: balance de la reunión ministerial del Grupo Mediterráneo sobre inmigración en Alicante
En "Casa Mediterráneo"
El deliberado colapso de la ayuda al desarrollo
En "Ayuda al Desarrollo"
Esta entrada fue publicada en Comercio internacional, Economía, Soberanía alimentaria, Transformaciones sociales y etiquetada Tratado Trasatlántico para el Comercio y la Inversión, TTIP por carlosgomezgil. Guarda enlace permanente.
UN PENSAMIENTO EN “ALGUNOS ARGUMENTOS PARA VALORAR EL IMPACTO NEGATIVO DEL TTIP”
Pingback: El oficio de político | Fiscalizacion.es

Deja un comentario


El tema Twenty Eleven. | Funciona con WordPress
No comment yet.
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rara Temporum: Animales y humanos

Rara Temporum: Animales y humanos | Distopia | Scoop.it

Animales y humanos

Hay una línea fronteriza entre ciencia, filosofía y teología que en los últimos años se está convirtiendo casi en una línea de batalla: la antropología (bioantropología, sociobiología o psico-sociobiología, dependiendo de la tendencia científica a la que hagamos caso). Cada una de las ramas del saber ha instalado sus mejores baterías defensivas y casi hemos llegado a una especie de guerra de trincheras donde las posiciones no avanzan nada en absoluto, pues lo que uno cree haber avanzado en las posiciones enemigas es rápidamente recuperado en una veloz contraofensiva que consigue volver a dejar la cosa en tablas. Ni la ciencia, ni la filosofía y su a veces asociada y amiga teología, pueden terminar de llevarse el gato al agua. Es una guerra, eso sí, incruenta y a lo más que se llega es a algún tipo de calificativo “cariñoso” del tipo de “metafísicos” referidos tanto a filósofos y teólogos por parte de ciertos científicos que son acusados a su vez de “cientifistas” o, en el colmo de la mala educación “materialistas”. Ahora bien, tampoco estos se quedan atrás y entran con el peyorativo “espiritualistas” contra sus enemigos. En fin, que el partido está entretenido, a pesar del invariable empate en el marcador.

Últimamente asistimos al intento de algunos filósofos, con ayuda de teólogos, de volver a poner el empate en el marcador. La ciencia biológica asociada con la sociología y cierta psicología, habían tomado una ventaja que se antojaba excesiva al proponer una naturalización absoluta de lo que es el hombre, naturalización que va de suyo según ellos y que no puede ser de ninguna manera refutada por los filósofos. La ciencia, dicen, muestra a las claras la nítida procedencia del hombre a partir de la naturaleza y su reducción a este ámbito, evitando cualquier ínfula sobrenaturalista que no podría ser justificada en todo caso desde los estudios científicos, lo que es lo mismo que decir que no podría ser justificada en absoluto, ni siquiera con algún pseudocientífico metido a filósofo como el ínclito Lakatos, el hijo ilegítimo de Popper y Khun. Es decir, que los filósofos se metan en sus filosofías y los teólogos en las sacristías y dejen trabajar a los hombres, sin enredar con metafísicas que nada pueden aportar a la ciencia seria que nos dice muy a las claras que el hombre es un animal y que como tal no ostenta ninguna prioridad ontológica, menos aún axiológica. Como mucho podría intentar alcanzar el nivel del animalismo al que Singer sí reconoce ciertos valores y derechos que niega, no sabemos el motivo, a los seres humanos, sean no nacidos o casi moribundos.

El intento de estos “filosofoteólogos” es claro: en primer lugar dejar constancia de cierta inquietud que está removiendo las conciencias de lo que significa ser humano. Parecería que entre la consideración del hombre como mono desnudo (Morris) y el proyecto gran simio (Singer) se hubiera producido una especie de “pinza dialéctica” que tendría atrapado al hombre entre la pura y nuda animalidad y cierta inanidad de su ser más íntimo, deviniendo un animal de segunda categoría, desde el momento en que se aplican a los animales más derechos que al propio ser humano. La cuesta, ciertamente inclinada hacia abajo, nos empuja hacia la eugenesia más crasa y eso debe ser denunciado y rechazado. Ahora bien, otra cosa distinta es hacer de esto una categoría de los tiempos que corren; no creo que la mayoría de los científicos sean singerianos devotos, pero el riesgo está ahí.

Por otra parte los susodichos han de vérselas con la biología, que es precisamente la rama del saber científico más combativa contra ciertas derivas metafísicas. Uexküll y Portmann son los referentes, referentes que nos sitúan en un ámbito del conocimiento biológico respecto al hombre que puede resultar suficiente para acercarnos al problema. El uno y el otro declaran mediante su silencio la insuficiencia de la biología para explicar al ser humano y la demanda de otro orden de realidad que, éste sí, pueda dar razón cabal de lo que el hombre es en sí. Según Uexküll la pregunta clave es en dónde radica la especificidad humana frente a los animales: radica en el mundo circundante, en su consideración objetiva y su comprensión intelectual. Por su parte Portmann dice con absoluta claridad que el hombre es un ser prematuro biológicamente y que su cuerpo pide casi a gritos un espíritu que dé cuenta cabal de su ser en el mundo: el hombre es un ser destinado también físicamente al espíritu.

Pero también se trata de un acercamiento a la antropología filosófica propiamente hablando. Plessner, Gehlen, Bolk, Scheler, Heidegger y Zubiri, son los referentes evidentes y necesarios para llevar este barco a puerto metafísico seguro. Los temas son los archiconocidos: excentricidad, inespecialización y apertura, neotenia, autoconciencia, libertad, moral, en definitiva, lo que la antropología filosófica nos ha legado los últimos 75 años. Pero los susodichos no se conforman con esto y dan una vuelta de tuerca en su posición neoaristotélica al establecer la absoluta reciprocidad e interacción entre el cuerpo orgánico y el alma racional. El hombre sería el lugar metafísico donde acaece la admirable conjunción de la materia y el espíritu, dando otra vuelta de tuerca, quizá la última antes de que se pase, al dualismo metafísico. De aquí nos lanzamos a una reorientación de la antropología, en sentido aristotélico-tomista que considera la racionalidad humana en una doble vertiente: primero como la facultad de realizar actos inmateriales, y segundo como al función de conformación de un cuerpo, al que se predispone para la razón.

Ahora bien, entiendo que los susodichos caen en un fatal olvido que se torna una ausencia en sus referencias, a nuestro modo de entender clamorosa si se quiere dialogar con los científicos que están en la trinchera, diría yo que en la tierra de nadie entre las trincheras. Se trata de Frans De Waal, Antonio Damasio y Marco Iacoboni. Digo que están en tierra de nadie porque siendo científicos pueden llegar a luchar en el bando de ciertos filósofos. Las investigaciones de los tres me parecen vitales a la hora de establecer ciertas dudas en las posiciones netamente filosóficas. Por ejemplo, De Waal ha dejado claro que la moral nos viene por evolución de nuestros parientes simios (relata un caso precioso de una chimpancé que fingió un gran malestar para conseguir que el cuidador novato entrara en la jaula y así poder abrazarlo, lo cual indicaría no sólo inteligencia y empatía, sino también la previsión de las acciones del otro por medio de las propias y sus consecuencias, lo que viene entendiéndose por moral). Por su parte, Antonio Damasio establece la base neuronal para las estructuras espirituales y su vínculo íntimo con la corporalidad, mientras Iacoboni nos ha mostrado con las neuronas espejo dónde está la base fisiológica para la autoconciencia, por tanto la racionalidad, la espiritualidad y las actividades propiamente humanas que, curiosamente coinciden con los otros dos científicos en que están en otros animales como los primates más avanzados, los delfines, los elefantes y, algunas de ellas, en animales societarios. Esto nos lleva a pensar que hay que dejar espacio para la duda a la hora de afirmar la posición especial del hombre en la naturaleza y no ser tan tajantes cuando entendemos que las diferencias son esenciales y no de grado. La esencia y el grado están en recónditos nichos del pensamiento que no podrían trazarse en un diálogo abierto.

No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rara Temporum: La sociedad que viene

Rara Temporum: La sociedad que viene | Distopia | Scoop.it

La sociedad que viene

Sí, lo reconozco, la sociedad en que vivíamos hasta hace tres años no me gustaba, era injusta, despilfarradora y mezquina, pero la que se nos viene encima es todo eso y además inmoral, insolidaria y fanática. Asistimos, por fin, al fin de la historia que promoviera Fukuyama hace ahora 23 años, pocos meses antes de la caída del sistema soviético y la supuesta victoria de la democracia capitalista. Nadie podrá acusarme de celebrarlo, pues lo he criticado por todos los medios posibles, hasta con un libro sobre el tema. Pero ahora que adviene casi he de decir, en plan maoísta, que me alegro. En fin, cuanto antes llegue el fin, antes saldremos de todo esto. Lo malo es todo el mal que tendremos que padecer antes de que todo esto pase. Van a ser años muy duros para mucha gente, especialmente para los que defendemos la bondad natural de la humanidad y de la Creación entera; nuestra fe se va a poner a prueba, una dura prueba. Somos pocos, pero seguimos creyendo que el Universo no es fruto de una casualidad, sino que hay un proyecto de Amor tras su origen y que, por tanto, el Amor es la meta. Eso no quiere decir que estemos exentos de sufrimiento, al contrario, cuanto más amor, más sufrimiento viviremos, pero esa es la condición de la contingencia y finitud de todo lo existente.
La historia de la humanidad está cargada de sufrimiento, "un baño de sangre" en dolorida expresión de William James, pero no lo es porque la esencia del hombre. No me resigno a caer en el pesimismo antropológico. Las pruebas de las sociedades primitivas demuestran que siempre se busca evitar el conflicto, que las instituciones sociales, los mitos y ritos, están para evitar el derramamiento de sangre y la violencia. Como estudiara René Girard en varios de sus grandes libros, la violencia está inscrita en nuestros genes como instinto de supervivencia, pero la humanidad surge cuando la violencia es controlada, sea mediante las normas, sea mediante instituciones como el chivo expiatorio y los sacrificios. En todo caso, siempre se intenta controlar la violencia. Por lo tanto, ser humano no es usar la guerra y la violencia contra los otros, sino poner coto al uso de la misma. Vivir en grupo, en comunidad, en sociedad, es crear condiciones para evitar el conflicto. Sin embargo, tras los cinco milenios de sociedades agrarias simples y complejas, con la llegada de los grandes imperios, surge la guerra como medio para la obtención de recursos y el sometimiento de los otros. La guerra es una invención de los imperios para extenderse, antes de su advenimiento no podemos hablar propiamente de guerra, a lo sumo de puntuales conflictos violentos ocasionados por la escasez de recursos principalmente. Creo que las pruebas aducidas por Frans de Waal sobre la existencia de una generalizada "paz" entre los grupos de primates, son de mayor peso que las aducidas por Edward O. Wilson en el sentido opuesto, es decir, no habría ninguna "tendencia natural" a la violencia superior a una "tendencia natural" a la concordia.
Desde que el mercenario del pensamiento de origen japonés formulara su propuesta del fin de la historia, no hemos dejado de avanzar hacia ella. Más que una análisis de la realidad social y política era un desideratum del modelo social imperante, el capitalismo senil finisecular. Y lo ha conseguido, porque el capitalismo no puede morir sin matar y la única manera que tiene de avanzar es hacerlo hacia el abismo. La carrera inútil por la creación de capital, por la reproducción ampliada, le lleva a la destrucción sistemática de todo lo que existe. El capitalismo es el estado del alma (kafka dixit) humana corrupta por el lucro, el egoísmo, la avaricia, la gula y la mendacidad instituida, todo eso llevado al orden social. El capitalismo debe acabar con la naturaleza, para convertirla en mercancía, con el hombre, para transformarlo en obrero, con el orden social, para constituir el caos de la "libertad" absoluta de convertir todo en capital. El capitalismo es la Bestia que quiere devorar al niño recién nacido, un santo decir sí; es el Molok que requiere sacrificios humanos constantes; es la máquina perfecta de autoconsumición social.
El último paso que ha dado este nefasta sistema ha sido la desconstrucción de su máscara final: el Estado de Bienestar. Creado para evitar la revolución bolchevique en Europa, el Estado Social Europeo ha dejado de ser útil al capitalismo. Muerto el fiero lobo soviético, qué razón hay para seguir dejando las migajas a las clases trabajadoras. Todo lo existente es necesario para la autorreproducción del capital. Sanidad, Educación, Servicios Sociales, Pensiones... todo eso ya no es necesario, pues nadie hay ya que pueda rebelarse. Con sumisión aceptaremos que no tenemos derecho a disfrutar de las riquezas que el capitalismo produce. Aceptaremos que el rico lo es por derecho propio, que el trabajo es una dádiva del capitalista que hay que agradecer; que la Salud o la Educación no son derechos sino mercancías a las que unos pueden acceder y otros no; que el Estado es el brazo policial del capital y que las Instituciones son sombras chinescas tras la función que nos han dejado representar los últimos sesenta años.

En fin, que no me gusta nada el mundo que nos viene encima y que no veo otra manera de evitarlo que utilizar, de forma legítima, el mismo nivel de violencia que se está usando para imponerlo. La familia de Nazaret, perseguida por las tropas colaboracionistas, desahuciada de su hogar, buscando donde guarecerse, puede ser una buena imagen de la sociedad que viene.

No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rara Temporum: Síndrome de Fatiga Informativa

Rara Temporum: Síndrome de Fatiga Informativa | Distopia | Scoop.it
Síndrome de Fatiga Informativa
Enviar por correo electrónico
Escribe un blog
Compartir con Twitter
Compartir con Facebook
Compartir en Pinterest


Vivimos, según Byung-Chul Han, en la sociedad del rendimiento que conduce a la sociedad del cansancio. El ser humano es puesto ante la necesidad de producir más, generar más, obtener más, tener más, siempre más y más, sin tener una meta final definida, pues siempre podrá dar un poco más de sí para obtener un mayor rendimiento. Las empresas ponen objetivos de rendimiento y el que no los cumple tiene serios problemas. Me comentan, por ejemplo, que en una gran cadena comercial de supermercados, las cajeras, pues son mujeres en su inmensa mayoría (quizás por el nombre de la cadena), deben atender a un número determinado de clientes por hora, independientemente de la cantidad de compra que lleve cada cliente. Esta política empresarial ha producido en los últimos tiempos que cada vez sea menor el tiempo dedicado a hablar con los clientes y, claro, el grado de simpatía disminuye, pues debe rendir tanto como marca el objetivo empresarial, de lo contrario tendrá problemas con los jefes. Este rendimiento tasado lleva, inevitablemente, al cansancio y al estrés laboral. De la misma manera, en el resto de la sociedad sucede lo mismo.

Si pasamos del ámbito laboral al personal, vemos cómo, desde los medios de comunicación y desde la misma escuela, se presiona a los jóvenes para rendir más, para dar una imagen de rendimiento y productividad: el gimnasio para tener un buen aspecto físico, el inglés para mejorar el currículo, las clases de baile para no dar la nota en las fiestas, el yoga para relajar el cuerpo y "encontrarse con uno mismo", las clases aceleradas de cocina y los cursos intensivos de enología. Todo está programado para incrementar las competencias personales, sociales y laborales, de modo que la empleabilidad y la socialidad de las personas aumente de forma exponencial. Todo esto es muy cansado y el ser humano acaba por resentirse. En la sociedad de consumo de sí mismo, el hombre acaba por ser un producto más de consumo, él mismo es el producto; acaba agotado, estresado y con una enorme sensación de vacío y nihilidad. Se trata del hombre lleno de nada, pues no está vacío simplemente, está lleno, está colmatado de cosas y cosas que lo llenan de una nada apabullante.


De los muchos síndromes que sufre el hombre de la sociedad actual, el que más impacta en nuestro modo de vida es el Síndrome de Fatiga Informativa (IFS pos sus siglas en inglés). En 1966, David lewis lo definió como la fatiga o cansancio que produce manejar excesivas cantidades de datos, y que suele ir acompañada de síntomas como dolor de estómago, pérdidas de visión, dificultad para prestar atención y ansiedad. Esto en lo referente a los síntomas, pero lo que produce a nivel social es la incapacidad para el análisis y la crítica de la información. En la sociedad del rendimiento, la producción de información y su consumo son elementos vitales para sostener el entramado social. Una persona normal debe manejar cada vez más información, lo que le impide procesarla debidamente, analizarla y establecer filtros críticos para determinar su uso. La IFS produce, al final, una desconexión con el mundo, de modo que la información excesiva no hace mella en los miembros de la sociedad, sólo le afecta las emociones que suscita. Un ejemplo evidente de todo esto son las informaciones sobre los peligros que corre occidente con los yihadistas. El exceso de información, unido a la dureza de la misma, lleva a la sociedad a caer en el miedo irreflexivo y en dejarse llevar por las decisiones de los que gobiernan. 

En la sociedad del cansancio todo se ha convertido en una excusa para que los hombres desconfíen unos de otros; cada hombre es causa de escándalo para el resto, cada uno es la piedra de escándalo de los demás. La sociedad del rendimiento conduce a la sociedad del cansancio y ésta a la sociedad del escándalo.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rebelion. La culpa es de Galeano

Rebelion. La culpa es de Galeano | Distopia | Scoop.it
La culpa es de Galeano

Jorge Majfud
Rebelión


Las cenizas de Eduardo Galeano no se habían enfriado todavía cuando un ejército de sabios desenvainó sus viejas plumas para mantener viva la heroica tradición de denuncia contra los “teóricos de la conspiración”. Sus generales olvidan o minimizan el rol de los conspiradores, aquellos que no manejaban teorías ni palabras hermosas sino estrategias y acciones precisas, aquellos que no escribían libros sino abultados cheques y decretos lapidaros.

Es interesante leer cómo se califica a intelectuales y escritores como Galeano de radicales extremistas: hace más de cuarenta años Galeano quiso, entre muchas otras cosas, explicar el subdesarrollo de América Latina como consecuencia del desarrollo ajeno que, solo por coincidencia, era el desarrollo de aquellos países que practicaron a escala global la brutalidad imperialista cuando no colonizadora, la esclavitud gratuita cuando no la asalariada, las opresiones de aquellos que pueden oprimir. Desde entonces, sus enemigos no han dejado de explicar ese mismo subdesarrollo como consecuencia de que los latinoamericanos leían a Galeano. El imperialismo, los golpes de Estado, las guerras civiles inducidas, los complots vastamente documentados por sus propios autores, nunca existieron o solo fueron un detalle.

Ahora, si un intelectual no es radical (en el sentido de “ir a la raíz”) no sirve para nada o simplemente es un difusor de propaganda y de lugares comunes. Lo cual no quiere decir que la acción que siga a un pensamiento radical debe ser radical. A mi modesto entender, la mejor formula es piensa radical, actúa moderado, porque uno nunca sabe en qué punto las ideas y los razonamientos toman un mal camino, ya que, a diferencia del corazón, el cerebro es un órgano programado para equivocarse. Pero no es mala idea usarlo de vez en cuando.

No deja de ser significativo por demás el hecho de que aquellos que usan las palabras son extremistas, mientras los que se valen de toda la fuerza de las armas y de los capitales más poderosos del mundo son invariablemente moderados. Lo que de paso prueba de qué lado están los creadores de opinión.

Eso queda claro cuando un presidente lanza a todo un país a una guerra equivocada (o basada en “errores de información”, o en
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rebelion. Las duras trabas del acceso al libro en Chile: La verdadera censura del modelo

Rebelion. Las duras trabas del acceso al libro en Chile: La verdadera censura del modelo | Distopia | Scoop.it
Las duras trabas del acceso al libro en Chile: La verdadera censura del modelo

Vanessa Vargas Rojas
El desconcierto

En un mercado cultural donde imperan los criterios mercantiles, las editoriales independientes y los propios autores chilenos viven serias dificultades para llegar a manos de la población. Hoy, sin mayores políticas del Estado, nuestro país está muy lejos de garantizar un acceso igualitario y diverso del libro para todos y todas.


Tras la polémica suscitada entre Fernando Villegas y Librería Qué Leo de Ñuñoa, el debate se centró en la supuesta censura al panelista de Tolerancia Cero y la importancia de la libertad de expresión, sobre todo en el mundo literario. Sin embargo, hasta ahora, los análisis no han abarcado las condiciones reales en que se desarrolla la industria editorial chilena, especialmente en los sectores independientes, donde autores y editores enfrentan serias dificultades para conseguir que sus títulos lleguen a manos de una amplia población.
En entrevista con Galo Ghigliotto, director de Editorial Cuneta, Camilo Brodksy, director de Das Kapital Ediciones y Paulo Slachevsky, director de Lom Ediciones, analizamos el escenario de las editoriales independientes y los obstáculos que, en este caso, manifiestan impedimentos estructurales a la hora de ejercer la libertad de expresión desde el mundo de la producción cultural.

“Estoy en desacuerdo con la idea de la librería, básicamente, porque eso es mediatizar aún más y difundir la figura del personaje”, comenta Ghigliotto, en alusión a la decisión inicial de Qué Leo de no vender más libros del sociólogo. Desde su experiencia, figuras como Fernando Villegas poseen la suficiente tribuna mediática como para verse afectados en la difusión de sus ideas y publicaciones.

El director de Lom Ediciones adhiere a esta visión: “Creo que la reacción del librero es una manifestación de impotencia frente a la enorme y establecida tribuna –como es la TV– que tiene este tipo de personajes como Villegas; por lo que el librero, de manera consciente, censura a Villegas -su libro- y así lo declara persona non grata en el único espacio que él tiene incidencia“.

Para los editores, la polémica sólo evidenció cierta parte del juego, donde se ejerce soberanía sobre la decisión de qué exponer y vender en sus respectivos espacios, una expresión de “la curatoría de su negocio”, apunta Camilo Brodksy. “Vender libros no es vender copete ni lechugas.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rebelion. “El neoliberalismo es una forma de vida, no sólo una ideología o una política económica"

Rebelion. “El neoliberalismo es una forma de vida, no sólo una ideología o una política económica" | Distopia | Scoop.it
“El neoliberalismo es una forma de vida, no sólo una ideología o una política económica"

Amador Fernández-Savater, Marta Malo y Débora Ávila
eldiario.es

No hay resistencia al neoliberalismo sin entender cómo funciona. La obra de los sociólogos Laval y Dardot distingue el neoliberalismo del liberalismo clásico ("menos Estado") y de una política económica que viene simplemente "de arriba".


¿En qué consiste el neoliberalismo? ¿Se puede aún pensar como aquella ideología que hace del “menos Estado” su característica principal? ¿Cómo extiende e impone una determinada forma de organizar el mundo y la vida que hace de la competencia la norma universal de los comportamientos? ¿Cómo se puede resistir, subvertir, salir de sus coordenadas?

El penúltimo libro de los sociólogos franceses Christian Laval y Pierre Dardot retoma los planteamientos del filósofo Michel Foucault y emprende una ambiciosa reconstrucción de la historia y el presente de lo que ellos llaman la nueva razón del mundo. Y en el último, Commun (que será publicado por Gedisa a lo largo del año), analizan las luchas que proliferan hoy en día por todas partes y proponen “lo común” como el término central de una alternativa política para una revolución del siglo XXI. Común tiene todas las trazas de convertirse en una referencia mayor en el debate político de los próximos años, algo como en su día pudo ser Imperio de Toni Negri y Michael Hardt.

A la luz de la coyuntura actual, donde el significado de palabras como “poder” o “ganar” tiene tanta importancia, Marta Malo, Débora Ávila (investigadoras, activistas y amigas) y yo mismo les preguntamos por algunas cuestiones fundamentales que abordan ambos libros: la diferencia entre poder político y “gobierno”, la naturaleza indisociable del neoliberalismo como política macro y micro (planes de ajuste y a la vez producción de formas de vida) o la necesidad política de encontrar una vía alternativa entre la “toma del poder” y la fuga hacia una sociedad paralela.

***

1- La nueva razón del mundo se presenta, en primer lugar, como una obra de clarificación política
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rebelion. De la posesión al acceso

Rebelion. De la posesión al acceso | Distopia | Scoop.it
Economía colaborativa y modelo P2P
De la posesión al acceso

César Muela
hipertextual.com

¿Se puede aplicar el modelo P2P a la economía? Charlamos con Luis Tamayo sobre economía colaborativa y su futuro en nuestra sociedad.


Cada vez hablamos más de economía colaborativa, aunque en la mayoría de ocasiones quizá no nos demos cuenta. Airbnb, BlaBlaCar o Wallapop son varios ejemplos conocidos que sirven de punta de lanza para un fenómeno que viene a demostrar que los hábitos de consumo de la sociedad actual han cambiado. Luis Tamayo, sociólogo experto en economía y cultura colaborativa, explicará en suponencia en Zinc Shower cómo es posible hacer negocios en la 'era colaborativa' a través del modelo P2P, que popularizó en su día Napster. Aprovechando la ocasión, quisimos profundizar en el tema y abordar algunas dudas, como si la economía colaborativa viene a sustituir o no al modelo tradicional.
El P2P es un modelo que se basa en las transacciones entre personas, a diferencia del B2B o el B2C. Para entender el P2P en el marco de la economía colaborativa, la primera pregunta es casi obligada. ¿Qué es la economía colaborativa?

Luis Tamayo: Aunque no es fácil definir la economía colaborativa, sí podemos decir que está basada en un hecho socioeconómico muy importante, que tiene que ver con cómo hemos cambiado nuestra forma de consumir y es que estamos pasando de una economía de posesión a una economía de acceso. Es una nueva norma en un juego en el que justo ahora acaba de comenzar la partida. Y, de hecho, uno de los problemas a la hora de definir la economía colaborativa es que nadie sabe bien dónde encajarla. Como es un tablero de juego nuevo, tiene sus propias reglas, y una de ellas es esta.

Otra regla es que esa economía se basa en las personas. Hasta ahora, los activos de una empresa se encontraban dentro de la misma empresa. Estos activos, que en la economía colaborativa llamamos recursos, pueden ser materiales o inmateriales. Podemos hablar de recursos como el talento hasta un coche o una casa. Por tanto, la economía colaborativa se basa en transacciones que se realizan con o sin ánimo de lucro entre particulares a través de plataformas, que pueden ser digitales o no digitales.


Las plataformas digitales son las que han cambiado todo, ¿no?

Efectivamente. Economía colaborativa en plataformas no digitales podríamos decir que siempre ha existido, pero las dimensiones que adquiere ahora gracias a Internet son mucho mayores y es ahí donde estará la disrupción de la economía colaborati
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Ferozmente divertida: "La fiera literaria". - El Agitador

Ferozmente divertida: "La fiera literaria". - El Agitador | Distopia | Scoop.it
Ferozmente Divertida: “La Fiera Literaria”. Written By: ManuelBG+|8 may ’14 |Posted In: Dame Veneno

Hacía mucho tiempo que no visitaba esta página web, y la primera noticia que me encuentro es la muerte del gran animador, escritor, y crítico que la puso en pié : el 23 de Noviembre falleció Manuel García Viñó. Luctuosa noticia que viene a confirmar la conspiración de silencio a que son sometidos cualesquiera que se opongan al mundillo promovido por Prisa Editorial y sus numerosos tentáculos que campan por el panorama cultural? español. Noticia que fue ocultada a propósito por todos los medios. Nos queda el consuelo de que su ejemplo sigue en marcha, y buena prueba de ello es esta página que hoy traemos aquí y que les recomendamos: “La fiera literaria”.

Motivación:

Es sencilla: la denuncia de la manipulación y banalización que un poderoso grupo de comunicación (por suerte cada día menos poderoso) ha ejercido sobre el mundo editorial en España desde hace unos treinta o cuarenta años.

Apariencia:

Esta sección podría intercambiarse con la denominada ” lo peor”, ya que es ciertamente jurásica y anticuada: todo blanco sobre negro, sin soporte visual ninguno. Sólo texto. Quizás alguna fotografía la haría más amena (aunque me temo que no es en eso en lo que piensan los que la hacen).

Navegabilidad:

Normalita, y en alguna sección un poquito caótica. Pero se puede soportar.

Contenidos:

Estudios críticos de las novelas actuales, escritas por lo más granado del elenco polanquista: Javier Marías, Pérez Reverte, Almudena Grandes, Muñoz Molina, Juan José Millás, entre otros campeones del pensamiento único, débil y progre, son convenientemente despellejados y puestos en pelota por los feroces críticos de La Fiera. Es espectacular la profundidad de los estudios y la saña con la que están realizados. Impagable.

Lo mejor:

El comprobar como, por ejemplo, Marías (el faro que más luce del gran montaje) no sabe la diferencia que hay entre ambos, y sendos, entre otros fallos notables. Lo de los fallos sintácticos y de composición en escritores como Almudena Grandes, son tan espectaculares que causan sonrojo. A todos menos a Almudena, claro, que se debe creer una nueva Gertrude Stein.

Lo peor:

Véase la sección Apariencia.

Pasen unos ratos agradables con el espectáculo de la estupidez humana. Y tiemblen después de haber reído, pues estos inmerecidos escritorcillos siguen campeando y haciendo de su capa un sayo en el penoso panorama cultural español. Así nos va. (Aunque a alguno, como Antonio Muñoz Molina, con la edad le ha entrado algo de talento, y se está desmarcando un tanto del grupito en cuestión: nunca es tarde si la dicha es buena).

Un saludo para García Viñó, in memoriam.

Manuel Bordallo.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

El anarcocapitalismo no existe - Portal Libertario OACA

El anarcocapitalismo no existe - Portal Libertario OACA | Distopia | Scoop.it
El anarcocapitalismo no existe
Publicado: Martes, 02 Septiembre 2014 17:25 | Por: (A) | Imprimir | Correo electrónico | Visitas: 2055
El anarcocapitalismo no existe. No al menos más allá del término, de un término sin definición, de un término sin significación alguna. No existe mas allá de la expresión, de la palabra escrita, de la palabra leída, de la palabra pronunciada, de la palabra oída. No existe fuera de lo falso, no existe fuera de lo irreal, no existe sencillamente porque no existe.

El anarcocapitalismo no es ni mas ni menos que el histórico liberalismo cambiado de nombre, una ideología que lleva al extremo la teoría y praxis capitalista. Se basa en un capitalismo sin Estado. Y algún ignorante tuvo la equivocada idea de mezclar dos ideas antagónicas. Esto se debe a que no comprendieron y siguen sin comprender, que anarquista no es aquel que solo está en contra del Estado, sino en contra de toda autoridad, del dominio y la explotación del humano por el humano. Con el tiempo incluso surgieron quienes están en contra de la explotación del animal por el humano. Pero en contra de toda explotación a fin de cuentas.

Y si los anarquistas estamos en contra del Estado, es porque sencillamente hemos identificado en este, una herramienta de dominio que reproduce la sociedad de clases y que a través de múltiples violencias genera la explotación. Pero los capitalistas que están en contra del Estado, los liberales, los más radicales, no están en contra del dominio y la explotación, simplemente están en contra de pagar impuestos porque su filosofía llevada al extremo está en contra de la gestión colectiva de los recursos y los asuntos. Lo cual, ya de por si, es una contradicción, porque incluso en el capitalismo la gestión de la vida es colectiva, con la diferencia de que el reparto de recursos y privilegios es individual. Y he ahí el motivo de esta pataleta burguesa. El egoísmo. Es la capitalista una forma de vida tan estúpida, que ella misma genera las enfermedades mentales. ¿Como surgió el egoísmo? Del temor a perder todo lo que te pertenece. Y como el capitalismo se basa en el latrocinio a través de la propiedad privada sobre lo que es de todos, surgen situaciones de miseria y desamparo, ante las cuales, los ricos, que son quienes las generan, se protegen radicalizando su egoísmo y generando inconsciente o conscientemente, más situaciones de miseria de las que trataran de huir con mas egoísmo que a su vez generara mas situaciones de miseria. Y así sucesivamente.

En este sentido, el liberal quiere ser libre de explotar libremente recursos, animales y personas, sin que nadie, ni siquiera la sociedad misma puedan exigirle cuentas. Y para convencer a una mayoría social, el liberal necesita mentir. Los mas interesados en esta doctrina, grandes empresarios sin escrúpulos que tienen la conciencia tranquila a través de mil y una justificaciones, tratarán de convencer a las clases medias, a los pequeños propietarios cuya propiedad es del banco, a los pequeños burgueses que no tienen el dinero de los verdaderos burgueses, a los trabajadores autónomos que siguen teniendo jefes, a los pequeños empresarios que siguen siendo esclavos, a ellos, que los gobiernos los inflan de impuestos y complican la vida con la burocracia administrativa, a ellos, los liberales convencerán con mayor facilidad, argumentando que sin estado, todo eso no existiría y montar su negocio y sacarle rentabilidad seria mucho más sencillo hasta el punto de que los servicios públicos no serian necesarios pues lo que se ahorrarían en impuestos les bastaría para pagarse la sanidad, la educación, el transporte u otros servicios. Pero incluso estas promesas son demasiado estúpidas como para creérselas.

Yo personalmente, realicé cuentas, sí, soy anarquista, pero estoy situado en la clase media, y para probar decidí hacer cuentas. Me di cuenta de que si no tuviera que pagar impuestos, cada año me ahorraría bastante dinero, sin embargo, ese dinero no seria suficiente para costearme una sanidad privada, una educación privada o un medio de transporte privado. ¿Entonces a quién beneficiaría el liberalismo? Exacto, a los de siempre. ¿Y si aun desaparecidos los estados unos siguen dominando a otros de forma directa e indirecta, generando explotación y miserias, que clase de libertad defienden los liberales? ¿Qué clase de anarquía defienden los capitalistas? Es obvio que anarquía y capitalismo son dos conceptos antagónicos. No pueden mezclarse, es más, resulta una aberración que alguien pueda mezclar la palabra anarquía con la palabra capitalismo. El capitalismo defiende el autoritarismo, la existencia de dominantes y dominados, la mortal competitividad y la salvaje ley del más apto, el capitalismo defiende la explotación, es mas, tan bien representa la esclavitud que el capitalismo defiende la autoexplotacion. El anarquismo en cambio defiende todo lo contrario. Y no es que este influenciada por el comunismo, como dicen los liberales, es que el anarquismo nació como una forma distinta de practicar el comunismo y construir el socialismo.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Anarcocapitalismo para Dummies. - El Agitador

Anarcocapitalismo para Dummies. - El Agitador | Distopia | Scoop.it
Objetivismo, La Masonería Para Tontos
Rothbard puede ser considerado entre estas celebrities demasiado académico, así que si se les pregunta es probable que nombren a la madre filosófica de la idea, Ayn Rand, la cual ha sido elevada a la condición de filósofa sin saber muy bien porque. Rand no era más que una novelista mediocre que inculcaba en todos sus libros la idea de que el colectivo pobre tenderá a organizarse para sangrar al más dotado individuo (rico), mediante impuestos y la tiranía de la masa estúpida. A través de sus novelas y apariciones se creó una legión de frikazos reunidos bajo un sistema filosófico denominado objetivismo, su propuesta es simple, no hay que dejarse llevar por lo emocional a la hora de crear sistemas políticos o sociales, la razón nos dice que si un tipo es rico, es porque es mejor persona, pensar lo contrario es irracional, no objetivo, el ser humano es egoísta por naturaleza y negar esto para crear sistemas que apoyen al débil o menos afortunado es una aberración.

Por supuesto toda esta basura era un sistema creado ad hoc para una legión de nuevos ricos de los años 50s perturbados por todos los logros de la clase obrera a través del new deal Rooseveltiano. El trasfondo de los delirios de esta perturbada se puede entender conociendo su procedencia, Rand era de origen ruso y su familia, acomodada y pudiente en el régimen zarista, tuvo que huir a Estados Unidos en la revolución soviética. Siendo además una persona cargada de complejos y patologías mentales, y si a ello añadimos una máquina de escribir y un público receptivo, la cosa no podía acabar de otro modo.

El objetivismo se construye a partir de la premisa de que la razón es la base de sus ideas, así que cualquier otro modo de ver el mundo es simplemente erróneo. A = A, así que si piensas que estoy equivocado crees que A = B,  te dejas llevar por la emoción. Crean un silogismo deductivo tramposo en el que se cierra el debate de sus ideas desde el comienzo, y ahí se demuestra que para considerar a Rand como filósofa, hay que ser un estafador o estar muy ciego.

En Estados Unidos siempre han surgido movimientos similares al objetivismo, todos con envases distintos; religión, filosofía, política, pero compartiendo el mismo objetivo; creer en ti mismo, creer en el dinero como base fundamental de la vida de cada uno, aspirar a ser un ganador y despreciar a la masa perdedora, también odiarte a ti mismo si acabas formando parte del segundo grupo y aceptar tu destino de vuelta al vulgo idiota, echándole tal vez la culpa a una minoría a la que el gobierno-super-estado supuestamente favorece; mujeres, negros, mexicanos…



Aunque Rand influyo de modo notable en la concepción del anarcocapitalismo, ella no lo era y abogaba por un sistema minarquista, con un gobierno mínimo de élites sin democracia, la defensa de la propiedad privada y un laissez faire absoluto. Mantuvo contacto con Rothbard, pero el carácter difícil de la “escritora” por su ego y la adicción a las anfetaminas rompieron la amistad.

La pequeña minoría de adultos que son incapaces de trabajar – no simplemente perezosos – tienen que depender de la caridad voluntaria; la desgracia no es una reivindicación para esclavizar a otros; no existe tal cosa como el derecho a consumir, controlar, y destruir a aquellos sin los cuales uno sería incapaz de sobrevivir.

Como acto final de “karma bitch”, y después de toda una vida hablando en los términos de la cita anterior, Rand pasó sus últimos días en una miseria casi absoluta y tuvo que depender del cheque social, que iba a cobrar a urtadillas.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Anarcocapitalismo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Anarcocapitalismo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Los principios de la ética política de los anarcocapitalistas surgen, por lo general, de la idea de propiedad de uno mismo y el principio de no agresión, que significan respectivamente el derecho al dominio sobre uno mismo y sus bienes y la prohibición de la coacción o el fraude en contra de personas y sus bienes.

Anarcocapitalismo


Bandera aurinegra, símbolo del anarcocapitalismo. El oro representa la propiedad privada y el negro representa la anarquía.1
El anarcocapitalismo (conocido también como anarquismo de mercado,2 3 anarquismo libertario4 5 o anarquismo de propiedad privada6 ) es una filosofía política que promueve la anarquía entendida como la eliminación del Estado y la protección de la soberanía del individuo por medio de la propiedad privada y el mercado libre.7 6 8 3 En una sociedad anarcocapitalista, la policía, los tribunales y todos los otros servicios de seguridad se prestarían por parte de competidores de financiación privada en lugar de a través de impuestos, y el dinero sería proporcionado privadamente y competitivamente en un mercado abierto. Por lo tanto, las actividades personales y económicas, en el anarcocapitalismo serían reguladas por la ley de gestión privada, en lugar de a través de la ley de gestión política.9
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

La usura en la Edad Media

La usura en la Edad Media | Distopia | Scoop.it
aquí. Aceptar

Quiénes somos & Publicidad
Opinión
Publirreportajes
Editorial
Cartas del Lector

ISSN: 2341-0612
Cultura » » »
Deporte
Educación
Natura&Science
Periodismo
Salud
Social&Política
Viajes
Violencia machista
Hipatia Papel
Home Historia La usura en la Edad Media
La usura en la Edad Media
Los ojos de Hipatia jul 28th, 2015 0 Comentarios


Por Eduardo Montagut Contreras. Doctor en Historia Moderna y Contemporánea.

En la sociedad actual estamos inmersos en préstamos e hipotecas, con el consiguiente pago de intereses, en algunos casos considerados abusivos. En este sentido, nos acercamos en este artículo al concepto de usura en la Edad Media.

La usura es el préstamo por el que se pide un interés en dinero o en especie, que sobrepasa un límite que se considera lícito. En la Edad Media, la Iglesia no hizo distinciones entre la usura y el interés lícito. Cualquier préstamo sería un pecado grave, independientemente del interés que se aplicara. Curiosamente, en el ámbito musulmán imperó la misma concepción. Pero era evidente que en la Edad Media se hicieron necesarios los préstamos, especialmente para poner en marcha empresas comerciales costosas, para adelantar dinero a los reyes en sus empresas militares, o para multitud de cuestiones económicas entre particulares, especialmente en el ámbito urbano. Por ello, se hizo muy frecuente el empleo de recursos para encubrir los préstamos o se estableció que solamente los judíos podían hacerlos, aunque en ocasiones solamente actuaban como intermediarios. Este recurso a los judíos tuvo terribles consecuencias para ellos, ya que el antisemitismo encontró un tema recurrente para atacarles.

A medida que se fue desarrollando la economía, la utilización de la moneda se generalizó, por lo que se planteó la necesidad de justificar la existencia del préstamo con interés. Santo Tomás de Aquino elaboró una teoría que justificó el interés. Se trataría de la compensación por la expectativa de ganancia perdida por el dueño del dinero, es decir, por el prestamista, que al prestar quedaba privado de una suma de dinero determinada. De esta manera, en Europa se aceptó el interés sin generar conflictos con la religión. Pero la Iglesia siguió condenando los intereses abusivos, la usura y a los usureros.

La llegada de la Edad Moderna y de la Reforma, especialmente del calvinismo, cambiaron los valores en esta cuestión. A partir de ese momento, comenzaron a imperar las concepciones puramente económicas y no escolásticas. El capitalismo mercantil se basaba en la libre distribución de los propios beneficios con las únicas limitaciones que se establecieran contractualmente y libremente asumidas por las partes. Ahora lo condenable no era el préstamo, ni el interés, sino la violación del contrato, del compromiso adquirido.

Enlaces de interés:

LOS CABALLEROS MEDIEVALES, ENTRE LA RELIGIÓN Y LA GUERRA

La mujer en la Edad Media

Los artistas en la Valencia medieval

Publicarlo en Facebook
Publicarlo en Twitter
101010101010101010
Añadirlo a LinkedIn
Publicarlo en Google+
Imprimir con PrintFriendly
Publicarlo en Blogger
¿Quieres suscribirte a los comentarios de este Post?
Publicarlo en Delicious
Publicarlo en Digg
Enviar vía Gmail
Añadirlo a Meneame
Publicarlo en Pinterest
Añadirlo a Reddit
Publicarlo en Slashdot
Añadirlo a Tumblr
Etiquetas: Edad Media, Eduardo Montagut Contreras, usura
Los ojos de Hipatia
Quizá te interese:


La pasión por París en el siglo XVIII
Jue. ago 6th, 2015

Los gremios en España
Dom. ago 2nd, 2015

El paso de Gadir a Gades
Jue. jul 23rd, 2015
No hay comentarios
Dejar un comentario


Enviar un comentario
Agenda: La Valencia Cultural
AGO
7
Vie
17:15 Cine: HIPÓCRATES @ Cinestudio d'Or Valencia
19:00 Cine: A CAMBIO DE NADA @ Cinestudio d'Or Valencia
20:45 Cine: Hipócrates @ Cinestudio d'Or Valencia
22:00 Ruta nocturna Camins Modernistes @ Fachada principal Estación del Norte (RENFE), Valencia
22:30 Cine: A CAMBIO DE NADA @ Cinestudio d'Or Valencia
Ver calendario


Abogados en Valencia
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Así se ejerce la usura en el siglo XXI | Actualidad Política

Así se ejerce la usura en el siglo XXI | Actualidad Política | Distopia | Scoop.it
Así se ejerce la usura en el siglo XXI
Etiquetas: Usura siglo XXI


He tenido oportunidad de conocer a un personaje singular. Uno de esos agentes inmobiliarios que han reorientado su actividad profesional desde la venta de casas, suelos, edificios y cualquier otro ladrillo puesto o por poner que se tercie, a la ingrata tarea del llamado recuperador bancario, manera eufemística con la que se denomina a quienes negocian en nombre de un banco o caja con los clientes morosos a fin de ofrecerles una solución que satisfaga, en teoría, a ambas partes, en la práctica, a la entidad, como enseguida veremos.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rara Temporum

Rara Temporum | Distopia | Scoop.it

La saga de los amortales


La investigación científica médica, es un hecho, no está orientada hacia la resolución de aquellos problemas que más inciden en la población, sino a aquellos otros que más beneficios pueden reportar. Con los datos en la mano, vemos que se dedica cien veces más dinero a investigar la alopecia que la malaria. Que sepamos, nadie ha muerto de la primera, pero la segunda se lleva cientos de miles de vidas cada año. Esto forma parte de un modelo de desarrollo económico que, como denuncia el papa Francisco, no pone a las personas como el objetivo principal, sino el beneficio puro y duro. Por eso, la investigación para resolver problemas de fertilidad, que son los que aquejan a la población que más dinero tiene para pagarlo, es muy superior a otras investigaciones que de verdad aliviarían el sufrimiento de millones de seres humanos. Estoy pensando en las decenas de enfermedades raras que no tienen quien las investigue, ni siquiera el erario público lo puede hacer. Estoy pensando en la cantidad de medicamentos que tienen un precio prohibitivo para la mayoría de los habitantes de este planeta porque los derechos de patente están por encima de la vida de los seres humanos. Estoy pensando en la cantidad de recursos destinados a investigaciones sobre cosmética y otros afeites que bien podría dedicarse a sanar a los millones de hijos de Dios a los que una simple diarrea les cuesta la vida.

Sin embargo, lo que me resulta hoy más preocupante es cómo las empresas privadas de investigación médica, subsidiadas por el dinero de los Estados, están haciendo una carrera por ver quién consigue frenar el proceso de envejecimiento y de muerte. En sí misma, esta investigación no sería objetable desde el punto de vista moral. Frenar el envejecimiento y procurar una calidad de vida aceptable en la vejez forma parte del tratamiento, siempre paliativo, contra la muerte. El problema aquí es que se persigue que haya un segmento de la población, quienes lo puedan pagar que sea, técnicamente, amortal. No inmortal, porque eso no es posible dadas las limitaciones de la biología, pero sí amortal: los seres humanos privilegiados no morirían por efecto de la edad, sino por alguna otra causa más bien accidental.
Seguir leyendo este post»

No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rara Temporum: La mercantilización del ser humano: el hombre lleno de nada.

Rara Temporum: La mercantilización del ser humano: el hombre lleno de nada. | Distopia | Scoop.it
La mercantilización del ser humano: el hombre lleno de nada.
Enviar por correo electrónico
Escribe un blog
Compartir con Twitter
Compartir con Facebook
Compartir en Pinterest


Una de las consecuencias del discurso político del neoliberalismo es el intento por extender la lógica mercantil a todas las dimensiones de la sociedad y a todas sus estructuras. En la actualidad, con la malograda contrarreforma Wert, la LOMCE, se intenta que la lógica del mercado penetre de forma absoluta hasta el núcleo más profundo del sistema educativo. A las claras está cuando se introduce un criterio como el espíritu emprendedor para sustituir la educación tradicional en valores. Deja claro que los valores del capitalismo solo tienen que ver con el lucro a toda costa y la entronización del egoísmo personal. Además, se nos vende como algo positivo que las personas quieran dejar de ser trabajadores y pasen a ser emprendedores. El emprendedor es alguien activo, con ganas de salir adelante, con arrojo, mientras el trabajador, y más si lo es público, es un vago que se conforma con lo establecido. Se trata de una lógica que viene extendiéndose mucho tiempo pero que, como dijera Friedman, solo una buena crisis, real o imaginada, puede acabar de implantar. En tiempos de sufrimiento, las personas son capaces de aceptar cualquier cosa que se parezca a la salvación, cualquier sucedáneo, de ahí que ahora se intente que el sistema educativo se convierta en un apéndice perfecto del Mercado.
En mi libro No podéis servir a dos amos. Crisis del mundo, crisis en la Iglesia, analizo este proceso ineluctable del capitalismo moribundo y lo entiendo como el advenimiento de un nuevo hombre, un  hombre jibarizado al que se ha extirpado parte de lo que lo humaniza, el hombre lleno de nada. Entre las páginas 183 y 185 lo digo como sigue.


Una vez que todo ha sido reconducido al mercado y éste se rige por sus propios fines, la sociedad pasa a ser una sociedad de mercado, donde todas las relaciones están supeditas al valor de intercambio que puedan obtener en el mercado. Esto implica que todo, absolutamente todo, puede ser comprado y vendido y todo, por tanto, es susceptible de generar beneficio. Por supuesto, el beneficio es para los que controlan el mercado por poseer una posición dominante en él. El que posee los recursos o los medios de producción, conseguirá que los expoliados se vendan al precio de mercado con el fin de conseguir los productos que necesitan para vivir. Nada queda de la simetría y la centralidad. Todo es reducido a la obtención de beneficio. De esta manera, las relaciones sociales se pervierten, dejan de producir seres humanos para producir los individuos productores y consumidores.
A esto es a lo que llamamos unidimensionalización del ser humano y jibarización del mismo. El hombre es reducido a una dimensión posible: la compra y venta, el consumo, la adquisición y la comercialización. Nada queda de la donación, la entrega y la reciprocidad. Ya no cabe el amor en las relaciones sociales, todo se sujeta a la mera prostitución de los seres humanos, que se venden al precio de mercado para poder conseguir los productos del mercado.

El hombre de la sociedad de mercado liberal capitalista postmoderna es un hombre, no ya vacío, sino lleno de nada. Es el hombre que no tiene anhelo ni utopía, es el hombre que se satisface con todos los gadgets de la sociedad postmoderna. Se llena de aparatos que le hacen perder un poco más de su tiempo, de ese tiempo de hastío vital, y lo convierte en disfrute del consumo. Es el hombre pleno, repleto de todas las comodidades y utilidades que el mercado le proporciona en grandes cantidades de consumo y desecho. No es un hombre meramente vacío: quien se siente vacío busca cómo colmar ese hueco en su interior. El hombre vacío es el místico que busca hasta colmar su deseo unitivo. El hombre postmoderno creado por la sociedad de mercado capitalista es el hombre lleno de nada.

Decimos que el hombre postmoderno es el hombre vacío, porque también se es lo que se consume. El culto a la apariencia ha llevado a la creación de una gama infinita de productos a los que se ha privado de su substancia, de su núcleo duro que le hace ser lo que es. Así, ha nacido el café sin cafeína, la cerveza sin alcohol, la crema sin nata, el chocolate sin grasas…, es decir, el producto al que se ha quitado su maléfico efecto dañino sobre los cuerpos estilizados y esbeltos postmodernos; se trata de café con olor y sabor a café pero sin ser realmente café. Dicho de forma más clara, se trata de consumir algo sin su esencia, ingerir productos privados de su realidad, en el fondo, consumir nada.

El individuo consumidor de nada queda nadificado, puesto que nada consume es consumado en el acto de consumir nada. Paradójicamente, esta es la única alimentación posible del hombre postmoderno. Un ser vacío sólo puede consumir nada para poder seguir siendo vacío. Su organismo ya no puede digerir el alimento cargado de substancia, su aparato digestivo está atrofiado. La nada se extiende a muchos alimentos que son privados de su núcleo real; la nada nadea, como diría Heidegger, y crea nada. Los postmodernos hombres occidentales cada vez abarcan más cantidad de productos nihilificados para su consumo masivo de nada. Hace falta mucho para llenar el hueco dejado en el interior del hombre al que se extirpó su ser.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

The Shitstorm Society

The Shitstorm Society | Distopia | Scoop.it
The Shitstorm Society

Bernardo Pérez Andreo
Rebelión


La sociedad digital se está transformando a pasos agigantados en una sociedad del escándal o . La era de la sociedad del espectáculo de Guy Debord ha llegado a su fin. La mercancía no son los objetos que encandilan a los consumidores con sus reflejos cuasi divinos y los arrastran a la trampa del materialismo hedonista. ¡Ojalá los hombres estuvieran aún atrapados en el tener que deviene aparecer! Hoy ya ni eso. Debord criticaba la pérdida del ser en el tener y éste en el aparecer, pero hoy nos vemos ante la anulación de la misma apariencia en la fugacidad del brillo del instante. La apariencia, al fin y al cabo, sigue conservando una reverberación del ser que fue. La apariencia, aunque simulacro, no deja de ser un vástago del árbol de la ciencia, un hijo legítimo aunque estéril, del que no saldrán más ramas para que siga creciendo el árbol, pero que bebe de la misma raíz; siempre cabe hacer un injerto y que el vástago borde engendre hijos legítimos que nos permitan la promesa de feracidad futura.

La mercancía, en la sociedad del escándalo (skandalon, trampa, piedra de tropiezo, pecado), es el empujón, el tronco en el camino, para hacer caer al hombre en la insignificancia, la nulidad de su ser. El ser humano mismo es usado como la piedra de tropiezo para sí mismo y los otros mediante la extensión de la sociedad digital, los medios de comunicación y las redes sociales. No hay distinción entre el el consumo y lo consumido, entre la información y la mercancía, entre lo público y lo privado. Byun-Chul Han lo ha expuesto sucintamente en su última obrita en Herder, En el enjambre: la sociedad digital es una extensión de la sociedad masa moderna en los medios de desprivatización de lo humano. Lo público debe ser el lugar del respeto, donde los hombres nos identificamos y nos reconocemos, mientras lo privado es el lugar del autorreconocimiento de la identidad personal. La sociedad red ha barrido las diferencias y lo público se expone como si se sacaran las vísceras al sol. Lo privado desaparece y sólo queda una hiperexposición de los yoes sin ninguna identidad.

La sociedad digital del escándalo es la muerte definitiva de la posmodernidad. La posmodernidad es a la modernidad lo que la apariencia al ser: un vástago borde y estéril, pero que conserva la raíz que permite un injerto que vuelva a dar fruto. La sociedad del espectáculo aún permitía albergar esperanzas; la sociedad del escándalo es la muerte de la esperanza. El único remedio posible es talar el árbol, arrancarlo de raíz y plantar un árbol nuevo en una tierra no infectada. La sociedad red digital sólo permite la existencia de una miriada de individuos preprogramados para ejercer su función de producción-consumo-destrucción-producción, cual un enjambre donde la estructura genética determina la función de los miembros del mismo. El poder reside en el código de programación del enjambre y sus individuos, la soberanía reside en quien
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

“El gran triunfo del neoliberalismo es la despolitización y la desideologización”

“El gran triunfo del neoliberalismo es la despolitización y la desideologización” | Distopia | Scoop.it
El gran triunfo del neoliberalismo es la despolitización y la desideologización”

Enric Llopis
Rebelión


Mucho se utiliza la expresión “neoliberalismo” como estadio actual del sistema capitalista, pero tal vez se haya perdido de vista, debido a tanta reiteración, la esencia del concepto. La sustancia del neoliberalismo consiste en situar el “yo” por encima del “nosotros”, subraya el sociólogo chileno Marcos Roitman, quien ha participado en un acto organizado por CEDSALA-Valencia. Esto se logra después de “un proceso de despolitización y desideologización” que comienza en los años 70, se prolonga durante décadas y culmina en un triunfo cultural. El neoliberalismo genera “la idea del esfuerzo personal, independiente, castrador, de un individuo que se autoexplota y deprime según triunfe o fracase”, explica Roitman. Justamente lo contrario de un proyecto democrático y colectivo basado en el “nosotros”.

Marcos Roitman es profesor de Sociología y Estructura Social de España y América Latina en la Universidad Complutense de Madrid, colabora en el diario mexicano La Jornada, Le Monde Diplomatique, eldiario.es y Punto Final de Chile. Además de formar parte del Consejo Científico de ATTAC, es autor de libros como “Tiempos de oscuridad. Historia de los golpes de estado en América Latina”, “Los Indignados: el rescate de la política”, “El pensamiento sistémico: los orígenes del social-conformismo” y “Pensar América Latina: el desarrollo de la sociología latinoamericana”, entre otros. El sociólogo fue miembro de la Presidencia de Izquierda Unida entre 1989 y 1993.

-Los analistas coinciden en que América Latina vive un periodo de recesión económica. ¿Qué influencia tiene en ello la evolución en los precios de las materias primas, un capítulo esencial en la economía de los países latinoamericanos?
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Sobre Renta Básica y criminalización de la pobreza

Sobre Renta Básica y criminalización de la pobreza | Distopia | Scoop.it
Sobre Renta Básica y criminalización de la pobreza

Rafael Silva
Rebelión


"Los ricos quieren todo, quieren invadir todo y dominar todo. Los abusos son la obra y el dominio de los ricos, son las plagas del pueblo: el interés del pueblo es el interés general, el de los ricos es el interés particular" (Maximiliano Robespierre)


Ya sabemos que el neoliberalismo parte de la estúpida idea de considerar que todos los beneficios que el Estado pueda procurar a los ricos revertirá, de una u otra forma, sobre los pobres, porque éstos siempre recibirán algunas migajas de aquéllos. No obstante, y como estamos pudiendo comprobar mediante los efectos de esta crisis, el resultado está siendo más bien el contrario, esto es, que los ricos lo son cada vez más, mientras que los pobres son cada vez más pobres. Y no sólo esto, sino que además, la cultura capitalista dominante ejerce cierto nivel de criminalización sobre los más desfavorecidos de la población, tales como desempleados, pensionistas, enfermos, mujeres, etc. Porque lo cierto es que está en el propio ADN del neoliberalismo el culpabilizar a las personas que sobreviven mediante algún tipo de subsidio, prestación, renta o ayuda del Estado.

Hemos experimentado en muchas ocasiones cómo incluso la élite de la clase dominante recurre al insulto o al más descarnado desprecio sobre estas personas, tildándolas de fracasados, de vagos o de poco ambiciosos. De escoria social, en una palabra. Y así como los que tienen que vivir de algún subsidio público son gente vaga, inútil, fracasada o poco ambiciosa, los de la alta clase media y los ricos serían gente trabajadora, exitosa y ambiciosa. Y es penoso comprobar hasta qué punto estos criterios sociales han calado hondamente en casi toda la población. Se extiende el prototipo de empresario o "emprendedor" como héroe social, como "creadores" del empleo, y como únicos sujetos a los que el Estado debe favorecer, mientras los empleados públicos, los parados, los que perciben determinadas prestaciones o directamente los más pobres, representan las dianas para la crítica, la exclusión y la criminalización.

Así, se va instalando progresivamente el imaginario colectivo la visión de que los pobres y los más débiles de la sociedad son los propios responsables
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Slavoj Zizek en "Occupy Wall Street"

Slavoj Zizek en "Occupy Wall Street" | Distopia | Scoop.it
Slavoj Zizek en "Occupy Wall Street"

Amador Fernández-Savater
Público


En el crack de 2008 se destruyó más propiedad privada, conseguida con gran esfuerzo, que si todos los presentes se pusieran a destruir día y noche durante semanas. Nos dicen que somos soñadores. Los verdaderos soñadores son aquellos que piensan que las cosas seguirán siendo como son indefinidamente. Nosotros no somos soñadores, sino los que estamos despertando de un sueño que se ha convertido en pesadilla. No estamos destruyendo nada, sino siendo testigos de cómo el sistema se destruye a sí mismo.

Todos hemos visto la clásica escena de los dibujos animados en la que un coche se acerca a un precipicio y sigue rodando ignorando que está sobre el vacío, y sólo cae cuando el conductor mira hacia abajo y se da cuenta de ello. Esto es lo que estamos haciendo aquí. Estamos diciendo a los chicos de Wall Street “¡eh, mirad abajo!”

En abril de 2011 el gobierno chino prohibió que apareciesen en TV, películas o novelas todas aquellas historias que hiciesen referencia a realidades alternativas o viajes en el tiempo. Esta es una buena señal para China, puesto que significa que la gente aún sueña con alternativas, así que hay que prohibir este sueño. Aquí no se piensa prohibir nada de eso, porque el sistema en el poder incluso ha suprimido nuestra capacidad para soñar. Fijaos en las películas que vemos todo el tiempo. Es fácil imaginar el fin del mundo, un asteroide que destruya el planeta y ese tipo de cosas. Pero no se puede imaginar el fin del capitalismo. Así que, qué es lo que hacemos aquí? Dejadme que os cuente un viejo chiste muy bueno de los tiempos del comunismo…

Un tipo de Alemania del Este fue enviado a trabajar en Siberia. Sabía que su correo sería supervisado por los censores, así que propuso a sus amigos establecer un código. Si la carta que enviase estaba escrita con tinta azul, entonces lo que en ella se dijera sería cierto y si estaba escrita con tinta roja sería falso. Transcurrido un mes sus amigos recibieron su primera carta. Estaba escrita por entero en azul y decía: todo es maravilloso aquí. Las tiendas están repletas de buena comida. Los cines pasan buenas películas occidentales. Los apartamentos son grandes y lujosos. La única cosa que no se puede comprar es tinta roja.

Así es como vivimos. Tenemos todas las libertades que queremos, pero nos falta tinta roja, el lenguaje c
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Rebelion. “Resistir no es sólo oponerse, sino crear, situación por situación, otras relaciones sociales”

Rebelion. “Resistir no es sólo oponerse, sino crear, situación por situación, otras relaciones sociales” | Distopia | Scoop.it
“Resistir no es sólo oponerse, sino crear, situación por situación, otras relaciones sociales”

Amador Fernández-Savater
eldiario.es

¿A qué nivel actuar? ¿A qué escala se cambia el mundo?


Miguel Benasayag es, según su propia definición, un “militante investigador”. Se sumó con apenas diecisiete años a la guerrilla guevarista del Ejército Revolucionario Popular (ERP) donde luchó contra la dictadora argentina. Fue detenido y sufrió cuatros años de prisión y torturas. Tras la muerte de dos religiosas francesas bajo el gobierno militar de la Junta, Miguel Benasayag pudo beneficiarse de su doble nacionalidad (su madre judía francesa abandonó Francia en 1939) y gracias a una maniobra diplomática fue liberado en 1978 y recaló en Francia, país que no conocía. Allí se convirtió en escritor, psicoanalista y filósofo, participando activamente en distintos colectivos y asociaciones (la red No Vox, el colectivo Malgre Tout, Act Up París, etc.).
En su libro Política y situación. De la potencia al contrapoder, escrito junto a Diego Sztulwark y publicado en el año 2000, desarrolla una reflexión de enorme relevancia sobre los medios de mantenerse fiel a la exigencia de libertad y solidaridad de las luchas revolucionarias pasadas, pero en un contexto radicalmente transformado. Allí podemos leer que “la nueva radicalidad no implica ser más radical que antes, sino serlo de manera distinta. Se trata de asumir que 'somos las situaciones que atravesamos' y, en consecuencia, transformar esas situaciones”.

¿A qué nivel actuar? ¿A qué escala se cambia el mundo? El concepto de 'situación' está en el corazón del pensamiento de Miguel Benasayag, es la "unidad que permite volver a territorializar la vida, el pensamiento y la acción" en el desgarrón de la posmodernidad. Y a partir de él como hilo conductor, repasamos en esta entrevista algunos de sus temas políticos clave: la naturaleza necesariamente localizada del neoliberalismo y las resistencias, la crítica del militante clásico en tanto que militante que sobrevuela las realidades concretas, el elogio del conflicto como principio de convivencia, la diferencia entre política y gestión, entre potencia y poder, etc. La actualidad, intempestiva y polémica, de su reflexión política en el contexto actual se hará evidente enseguida para el lector.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Minarquismo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Minarquismo

El minarquismo, llamado algunas veces Estado mínimo o gobierno mínimo, es una ideología política que propone que el tamaño, papel e influencia del Estado en una sociedad libre debería ser mínimo, sólo lo suficientemente grande para proteger el espacio aereo-terrenal de una nación (ver: Estado-nación).

Minarquismo
El minarquismo, llamado algunas veces Estado mínimo o gobierno mínimo, es una ideología política que propone que el tamaño, papel e influencia del Estado en una sociedad libre debería ser mínimo, sólo lo suficientemente grande para proteger el espacio aereo-terrenal de una nación (ver: Estado-nación). El término quizás es más frecuentemente usado para denominar a los libertarios que piensan que es posible la existencia de un Estado que proteja la libertad individual sin violentarla él mismo y para diferenciarse de los libertarios anarquistas que consideran que el Estado es inherentemente una violación de la libertad individual. Los minarquistas sostienen que un gobierno mínimo es necesario para preservar la libertad (neutralidad de las leyes y la invasión de ejércitos de Estados no minarquistas). Esta teoría política está vinculada a la tradición antiestatista, que promueve la abolición de la mayor cantidad de funcionas estatales posible.
El término fue acuñado en 1970 o 1971 por el anarcocapitalista Samuel Konkin.1 2
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Anarcocapitalismo, minarquismo y evolucionismo

Anarcocapitalismo, minarquismo y evolucionismo | Distopia | Scoop.it
Dentro del liberalismo existen a grandes rasgos tres escuelas o corrientes fundamentales de filosofía política: anarcocapitalismo, minarquismo y evolucionismo. Cada una defiende la libertad desde posiciones diferentes, en parte contradictorias pero también complementarias, con imperfecciones y limitaciones.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

Anarcocapitalismo para Dummies. - El Agitador

Anarcocapitalismo para Dummies. - El Agitador | Distopia | Scoop.it
La demanda de bebés y niños es de ordinario muy superior a la oferta (…) Si se permitiera el mercado libre de niños, se eliminaría este desequilibrio y se llevaría a cabo una transferencia de bebés y de niños desde padres que no los quieren o no los cuidan a padres que desean ardientemente tenerlos.”

Estas palabras salieron de la pluma del insigne Murray Rothbard, economista, “filósofo” e “historiador”, considerado el padre teórico de todo el movimiento libertario estadounidense moderno, en el que están adscritos personajes tan diversos como los políticos Ron Paul y Sarah Palin, el guitarrista de Metallica James Hetfield, e incluso el todo poderoso e inmortal karateka Chuck Norris. Se podría decir que en Estados Unidos todo famoso multimillonario catalogado como excéntrico tiene interiorizadas de modo más o menos evidente las ideas de Rothbard; son ricos, no quieren pagar impuestos, y consideran que el estado pone demasiadas trabas a sus apetencias, que pueden ser deseos tales como comprar un niño o alguno más perentorio, adquirir un hígado porque se lo han machacado a base de bien con el Chivas Regal.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

El mercado financiero inmobiliario continua la intervención publica

El mercado financiero inmobiliario continua la intervención publica | Distopia | Scoop.it
El mercado financiero inmobiliario continua la intervención publica para evitar que bajen los precios, solo queda la salida de alquilar viviendas vacías.
No comment yet.
Scooped by Giovanna Benedetti
Scoop.it!

¿Usura legal?

¿Usura legal? | Distopia | Scoop.it
¿Usura legal?


Por Eduardo Jiménez Marqués

    Últimamente estamos bombardeados por la publicidad de los créditos rápidos a través de Internet.
Yo considero que aunque son legales y detrás de ellos esta nuestro sector financiero, apoyado con el dinero de todos los españoles y con licencia para hacer lo que les venga en gana, para poder arruinar al pueblo español.    Reflexionemos esta situación no pasaba en España hasta la llegada al poder del Gobierno Socialista de Felipe González Marquez, el cual favoreció a la Banca y al sector financiero liberando los intereses que se podían cobrar por prestar dinero. Yo llegue a pagar hasta un 32% para poder comprar un coche. ¡Menuda Ruina!
    La situación de partida era desde 1939, año en que entro a gobernar el Franquismo todo crédito o préstamo que superase el 7% era considerado usura
    Bueno pues en una situación como la vivida y lo que nos queda por pasar todavía no he oído a ningún grupo político el proponer un ajuste en la usura que nos devuelva a intereses razonables y eso
No comment yet.