Como dice la canción: ''Me faltan las alas que un día tuve''.
Yo antes era una chica normal que no tenía miedo a nada, una niña inmensamente feliz jugando de pequeña con mis amigos en el patio, jugando al escondite y al 1, 2 ,3. En ese momento solo me preocupaba que juguete escoger para jugar en la clase, salvar a mis compañeros en el escondite, jugar con la pelota al fútbol, al baloncesto y muchas más cosas. Pero, ahora, con 16 años, he llorado, he sufrido, he soportado cosas que quizás tu no aguantarías, he sido feliz pero siempre viene algo y lo estropea, supongo que nunca se puede ser feliz del todo, pero ante todo he sido fuerte. De pequeños nunca pensamos lo que nos espera cuando seamos ''mayores'' pero la vida es así, nos toca aguantar y ser fuertes, luchar por lo que queremos, por nuestros SUEÑOS, pero yo todo eso no lo hago y ¿sabes por qué? Porque soy una puta cobarde que no es capaz de luchar por sus sueños por miedo a fracasar y ahí ya me he dado cuenta que con pensar en eso ya he fracasado antes de empezar. Pero vosotros no hagáis como yo, porque sino nunca vais a conseguir lo que queréis, os tenéis que dar cuenta de que la vida no te va a dar nada sin que tu hagas mucho menos que eso, LUCHA, LUCHA Y LUCHA, aunque pierdas, no te quedarás con la pregunta de: ¿y qué hubiera pasado si...? No te arrepientas de nada, sé feliz, lucha por lo que quieres porque ya sabes, QUIEN NO ARRIESGA, NO GANA.