TRANSITANDO LOS SENDEROS DE LO FANTÁSTICO: DESDE LA LECTURA A LOS CIEN AÑO DE SOLEDAD. | Reseña | Scoop.it

Gabriel García Márquez, escritor colombiano y ganador del premio Nobel de Literatura en 1982, es mundialmente conocido y aclamado por la creación de una de las obras más famosas de la Literatura contemporánea: “Cien años de soledad”.

Pero G. Márquez no solo es importante por una de sus obras, su trascendencia llega a lugares inexplorados y su importancia es universal. No solo es un afamado escritor en su nación, sino además, es parte de la Literatura mínima obligatoria para los cursos de enseñanza media de nuestra nación. En Chile, los planes y programas del MINEDUC, pertenecientes a los cursos de enseñanza media, contemplan cada año como mínimo la lectura de una de las obras de García Márquez.

Por supuesto, este autor no es solo material educativo también es uno de los fundadores de una corriente literaria casi nunca explorada y que, podríamos decir, es originaría de Latinoamérica, es decir, el realismo mágico. Las obras de García Márquez rompen con las leyes naturales mezclando realidad y ficción en un mundo que juega hasta cansarse con la verosimilitud en la Literatura. Su técnica es el fruto de una minuciosa incorporación de elementos mágicos que logran una perfecta fusión con la realidad, al punto tal, que un lector atento a veces no podría identificar.

García Márquez es un clásico de la Literatura Universal, para establecerlo como tal debemos recurrir al conocido canon literario propuesto por Umberto Eco y debatido por cientos de estudiosos de la Literatura a través de los últimos años. Para clarificar este término se puede recurrir a la siguiente definición “El canon es la vara de medir en el arte y en la cultura, el modelo a seguir y en definitiva, todo aquello que la tradición sanciona como ejemplar y de calidad contrastada.”

Una vez definida la obra de García Márquez dentro de lo que llamamos “clásico” debemos preguntarnos por qué es necesario leer estas obras, Calvino (1993) señala “esos libros que nos llegan trayendo impresa la huella de las lecturas que han precedido a la nuestra, y tras de sí la huella que han dejado en la cultura o en las culturas que han”. Así podemos abstraer que este clásico se define como tal por ser muestra de la identidad latinoamericana.

Todas estos argumentos han dejado de lado una de las principales razones que nos lleva a consumir Literatura y es, precisamente, el goce producido por la lectura, es decir, la necesidad de abstraernos, divertirnos y distraernos en un maravilloso mundo que juega con los limites de lo conocido para crear una fantasía propia.

María Paz Zúñiga Jiménez.