seguridad industrial
7 views | +0 today
Follow
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by ray einar delgado laura
Scoop.it!

La seguridad corporativa y las personas

La seguridad corporativa y las personas | seguridad industrial | Scoop.it
Las personas son uno de los principales activos con los que cuenta una organización. No existe ninguna organización pública o privada que desarrolle sus actividades sin la participación de personas. Las organizaciones alcanzan sus objetivos de negocio gracias al esfuerzo y dedicación de las personas que forman parte de la misma o trabajan para ella; por ello, es obvio que estas personas son un activo de la organización que es necesario proteger.Pero también hay que tener en cuenta que las personas son el origen de la mayoría de las amenazas a las que se encuentra expuesta una organización, siendo las amenazas, en cuyo origen se encuentra involucrado el personal de la propia organización, las que suponen un mayor riesgo, ya que su impacto y su probabilidad de materialización son mayores. Por ello, la política de personal de la organización debe incluir objetivos de seguridad. Uno de ellos deber ser el de garantizar la disponibilidad de las personas necesarias para realizar las tareas que forman parte de los procesos de la organización, y otro proporcionar una protección suficiente contra los actos u omisiones de los propios empleados o miembros de la organización.Todas las normas y estándares de seguridad que se han publicado, y que actualmente son aceptados y aplicados por muchas organizaciones, incluyen apartados específicos dedicados a los aspectos de seguridad relativos al personal. Esto se debe a que las personas son el eslabón más importante, y en muchos casos el más débil, de la cadena de elementos y procesos que ayudan a garantizar la seguridad de organizaciones. Igualmente, en toda aquella legislación que se encuentra en vigor y en la que se contemplan aspectos de seguridad, se establecen requisitos de obligado cumplimiento por parte de las organizaciones que incluyen apartados dedicados al personal.Hasta este momento, hemos estado hablando de las personas y hemos fijado el ámbito al que nos vamos a ceñir: las personas que forman parte de la organización o trabajan para ella; ahora, debemos definir la otra parte del binomio: la seguridad corporativa. Para ello, primero veremos qué entiende una organización por seguridad.Una organización se siente segura cuando, ocurra lo que ocurra, y por muy adversas y duras que sean las situaciones a las que se tenga que enfrentar en el día a día, es capaz de superarlas, y al día siguiente seguir desarrollando sus actividades de negocio. En resumen, para que una organización se sienta segura es necesario que pueda garantizar la continuidad de sus operaciones, lo que es imprescindible para que pueda seguir cumpliendo con sus objetivos de negocio y pueda perdurar a lo largo del tiempo.El objetivo de seguridad de una organización, el objetivo de la seguridad corporativa, no es otro que garantizar la continuidad del negocio, lo que implica que hay que garantizar la continuidad de la operaciones. Para ello, es necesario proteger a todos los activos de la organización que forman parte de su cadena de valor, de su cadena productiva: las personas, las instalaciones, los medios de producción, la información, la marca, la imagen, la reputación, etc.; en definitiva, hay que proteger a todos los activos de la organización, tanto tangibles como intangibles.Una vez que hemos definido qué entendemos por seguridad corporativa y establecido el ámbito de las personas al que nos vamos a referir, ha llegado el momento de empezar a hablar de la seguridad corporativa y las personas. Por ello, como hemos indicado anteriormente, hay que alcanzar dos objetivos de seguridad. Uno de ellos deber ser el de garantizar la disponibilidad de las personas necesarias para realizar las tareas que forman parte de los procesos de la organización, y otro proporcionar una protección suficiente contra los actos u omisiones de los empleados o miembros de la organización.En este artículo nos centraremos en el segundo -actos u omisiones de los empleados o miembros de la organizacióny, sobre todo, en la protección contra aquellas amenazas a las que están expuestos los activos intangibles de la organización: la información, la marca, la imagen, etc. Para ello, haremos foco en tres aspectos: la formación, el personal externo y el uso de los medios tecnológicos.Una de las medidas de seguridad más efectivas es la formación y concienciación. Una persona sin la formación adecuada es una de las mayores amenazas que existen para el correcto funcionamiento de una organización. Por ello, a todo el personal que se incorpore a una organización se le debe proporcionar la formación necesaria para que conozca los procedimientos y forma de trabajo de la misma. Durante esta formación debe ser instruido en los procedimientos de seguridad y operativas necesarias para el correcto desarrollo de las actividades inherentes a su puesto de trabajo. Esta formación debe ser planificada teniendo en cuenta las necesidades presentes y futuras.La formación en seguridad no sólo se le debe proporcionar al personal en el momento de su incorporación a la organización, sino que debe actualizarse periódicamente sus conocimientos respecto a las nuevas amenazas que surgen diariamente, e informarle de los cambios en la legislación aplicable. Esta formación en seguridad debe planificarse y programarse adecuadamente, teniendo en cuenta que la formación es un valor añadido que motiva al personal y contribuye a aumentar la productividad y el nivel de seguridad de la organización.Muchos casos de incumplimiento de la legislación, tanto de protección de datos como de propiedad intelectual, tienen origen en la falta de formación y concienciación del personal, lo que provoca que desconozca sus obligaciones al respecto. En este sentido, sólo recordar que el RD 1720/2007, por el que se aprueba el reglamento que desarrolló la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal, establece:“El responsable del fichero o tratamiento adoptará las medidas necesarias para que el personal conozca de una forma comprensible las normas de seguridad que afecten al desarrollo de sus funciones, así como las consecuencias en que pudiera incurrir en caso de incumplimiento”.En la relación con la seguridad y las personas, hay un grupo con el que hay que tener un especial cuidado: el personal externo. Vamos a considerar personal externo a todo aquel que no pertenece a la plantilla de la organización, tanto al que realiza una visita esporádica a las instalaciones, como aquel que, aunque tenga una presencia habitual en las instalaciones, pertenezca a una empresa que presta servicios de algún tipo a la organización.Hoy en día, es una práctica habitual que las organizaciones, tanto públicas como privadas, contraten la prestación de servicios a otras empresas, que incluyen la presencia de personal de dichas empresas en las instalaciones de la organización. La presencia de este personal, ajeno a la organización puede suponer un incremento del nivel de riesgo al que ésta se encuentra expuesta, debido a que, probablemente, no ha sido contratado siguiendo los procedimientos establecidos en la organización y se desconoce prácticamente todo de él, incluido el nivel de formación y concienciación en los procedimientos de seguridad.La única salvaguarda contra el incremento del nivel de riesgo debido al personal externo al que se encuentra expuesta una organización es el establecimiento de una política y procedimientos de control del mismo, que debe contemplar, desde las condiciones relativas a la seguridad que se deben establecer en el contrato de prestación de servicios, hasta los procedimientos de control del citado personal cuando accede a las instalaciones de la organización. Lógicamente, las medidas a adoptar dependerán del entorno de seguridad en que se desenvuelva la organización.Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta para garantizar la seguridad de una organización es el uso, por parte del personal, de los medios tecnológicos, tanto si son propiedad de la empresa como si son propiedad del propio empleado. Actualmente, en el entorno global e intercomunicado en el que se desenvuelven las organizaciones, es imposible que desarrollen sus actividades sin el adecuado funcionamiento de los sistemas de tecnologías de la información y comunicaciones que les dan soporte. Estos sistemas están formados por un conjunto de medios técnicos que son propiedad de la organización, pero que pueden interconectarse con dispositivos ajenos a la misma, y que, además, son susceptibles de su uso, por parte de los empleados, para objetivos distintos de aquellos con los que fueron concebidos, y que pueden ser contrarios a los objetivos de negocio de la organización, o causar un perjuicio a la misma.No hace falta recordar que la información es el activo más importante de una organización y, por tanto, los medios tecnológicos que se utilizan para el proceso, almacenamiento y transmisión de la información son una de las claves de la misma, por lo que es necesario garantizar su funcionamiento de modo eficaz y eficiente.Por ello, hay que establecer un control sobre el uso de los medios tecnológicos en la organización, tanto si son de su propiedad como si lo son del propio empleado. Y es que, el uso de los mismos implica un aumento del nivel de riesgo al que se encuentra expuesta la organización. En caso de materializarse las amenazas, producirán un impacto negativo, tanto en el funcionamiento de los sistemas de tecnologías de la información y comunicaciones como en la actividad de la propia organización.Las amenazas a las que se encuentra expuesta una organización y que tienen por origen un uso inadecuado de los medios tecnológicos por parte del personal son, entre otras: Fugas de información, Incumplimiento de la legislación, Consumo innecesario de recursos, Uso fraudulento, Virus/troyanos, Software ilegal, Pérdida de productividad, Pérdida de imagen, etc.Hay que destacar que tendencias como la denominada BYOD (Bring Your Own Device) que se puede traducir como “utilice su propio dispositivo”, suponen un problema que impacta en la seguridad de la organización. Esta tendencia se está abriendo camino en el mundo empresarial, sobre todo, impulsada por ciertos empleados con puestos de responsabilidad, que prefieren usar sus teléfonos de última generación, las tablets o los portátiles personales, habitualmente con más prestaciones y potencia, que los que les proporciona la organización.El principal problema es la falta de formación y concienciación de los usuarios, que no son conscientes y no entienden las implicaciones que supone su uso, y los riesgos que implica. En este caso, los principales son la fuga de información y el software malicioso.Las organizaciones ya se han enfrentado a problemas similares derivados de la aparición de nuevos dispositivos tecnológicos, como los dispositivos de almacenamiento con conexión por USB; pero, en este caso, el riesgo es mucho mayor, ya que estamos hablando de dispositivos con una alta capacidad de almacenamiento y proceso, como teléfonos inteligentes, que puede llegar a tener capacidades y prestaciones superiores a las de un puesto de trabajo de la organización.Para disminuir el riesgo derivado de las amenazas anteriormente citadas, es necesario la implantación de las salvaguardas apropiadas que, principalmente, serán la de aplicación de políticas de uso y control de los medios tecnológicos. Para ello, será necesario el establecimiento de procedimientos de control, con el soporte de medidas técnicas, sin olvidar que también debe estudiarse la posibilidad de la contratación de seguros que cubran las acciones u omisiones del personal de la organización.Las políticas y procedimientos de uso de los medios tecnológicos tienen una repercusión muy grande en la relación de los empleados con la organización; por ello, hay que ser muy cuidadoso en su elaboración, para evitar efectos indeseados. Esta política debe ser pública y conocida por todos los empleados, estando contemplada en los contratos de trabajo. Asimismo, debe cumplir de modo escrupuloso con la legislación vigente y garantizar el derecho a la intimidad de los empleados. Igualmente, es necesario implantar medidas técnicas para garantizar el cumplimiento de las políticas de la organización. Éstas deben estar orientadas a soportar las políticas y medidas de control.En definitiva, para minimizar el riesgo al que se encuentra expuesta una organización y que tiene su origen en los actos u omisiones de sus propios empleados o miembros, las mejores salvaguardas, con la mayor eficacia y eficiencia, son las acciones de formación y concienciación del personal, y el establecimiento y cumplimiento estricto de políticas y procedimientos que tengan por objetivo la protección de todos los activos de la organización, tanto tangibles como intangibles.Ricardo Cañizares SalesDirector de Consultoría. Eulen Seguridad S.A.
more...
No comment yet.
Rescooped by ray einar delgado laura from salud y seguridad ocupacional
Scoop.it!

Seguridad y Salud Ocupacional

Seguridad y Salud Ocupacional | seguridad industrial | Scoop.it
Joomla! - el motor de portales dinámicos y sistema de administración de contenidos
  
Via Daniel Poma Ayala, Ramiro Paredes
more...
No comment yet.
Rescooped by ray einar delgado laura from seguridad laboral
Scoop.it!

Seguridad industrial

exposición sobre el área de seguridad industrial acerca de los tipos de casco y guantes de seguridad.
  
Via GABRIEL BIRKE BRINTRUP, Mario Espinoza García, Nicolas Scocozza Piñango
more...
No comment yet.
Rescooped by ray einar delgado laura from #HR #RRHH Making love and making personal #branding #leadership
Scoop.it!

Riesgos Psicosociales y Estrés Productivo

Riesgos Psicosociales y Estrés Productivo | seguridad industrial | Scoop.it
La prevención de los riesgos laborales abarca distintas áreas: la ergonomía, la seguridad, la higiene y los riesgos psicosociales.

La existencia de riesgos psicosociales en el trabajo afectan, además de a la salud de los trabajadores, al desempeño del trabajo en general. Por eso es primordial la concienciación, detección, compresión y tratamiento de los factores de riesgos. Objetivo: identificar las causas y ponerles solución a los riesgos psicosociales.

Afortunadamente en la actualidad hay una corriente legal y de pensamiento que busca disminuir estos riesgos, o incluso llegar a su total erradicación con el uso de las herramientas adecuadas. El estrés es uno de los factores que más preocupan dentro de estos riesgos psicosociales, sin embargo hay que aclarar que el estrés en su justa medida es un potente activador y motivador. Se trata del estrés productivo:

“Una cierta cantidad de presión en el trabajo será buena si tiene como resultado un buen desempeño”.

  
Via Ricard Lloria
more...
No comment yet.
Rescooped by ray einar delgado laura from Seguridad en el diseño mecatrónico
Scoop.it!

Seguridad industrial - YouTube

Seguridad cotidiana, prevención de riesgos, accidentes
  
Via Alex Villanueva
more...