¿Qué pasa con las sociedades?
4 views | +0 today
Follow
¿Qué pasa con las sociedades?
Cuando las normas no sirven de nada
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by Sheina Leoni Handel
Scoop.it!

Twitter / Policía_Cancún: Por violencia familiar en ...

Por violencia familiar en Pto. Morelos es llevado ante el M.P. http://t.co/IbGPo9N3
Mar 31 via web Favorite Retweet Reply

Por violencia familiar en Pto. Morelos es llevado ante el M.P. http://t.co/IbGPo9N3 (Por violencia familiar en Pto.
more...
No comment yet.
Scooped by Sheina Leoni Handel
Scoop.it!

http://www.scoop.it/t/que-pasa-con-las-sociedades/curate

http://www.scoop.it/t/que-pasa-con-las-sociedades/curate | ¿Qué pasa con las sociedades? | Scoop.it

                                     ¿Qué pasa con las sociedades?

Cuando las normas no sirven de nada.

Las sociedades del mundo otra vez están de luto. Finalmente, falleció el joven chileno de 24 años que fue ferozmente golpeado el pasado seis de marzo por un grupo neo nazista que aparentemente no les cayó en gracia que Daniel Zamudio, como se llamaba la víctima, fuese homosexual.

Nuevamente surge la misma pregunta que tantas veces nos hacemos:

¿Qué está pasando que la vida parece no valer nada? Lo más grave, es que ya no es suficiente asesinar a las personas, sino que parece imprescindible someter a las víctimas a cualquier clase de vejámenes, quitándole además de la vida la dignidad que como seres humanos todos merecemos.

En un planeta saturado por infinidad de leyes, tratados, y declaraciones especialmente elaboradas para la protección de los Derechos Humanos estas conductas infrahumanas parecen no tener fin.

Con la muerte de este joven, seguramente, cada una de las personas que amamos la vida morimos un poco; simplemente porque no pudimos hacer nada para evitarla.

Como tampoco pudimos impedir las muertes causadas en Uruguay por la llamada “Operación Ángeles”, o la de los niños que fueron asesinados en una escuela de Francia, por la única razón de ser judíos.

Lamentablemente, estas situaciones se suceden unas a otras, porque estas bestias están en todo el Planeta, disfrazadas muchas veces de honorables seres humanos, y atacando sin miramientos a quiénes ellos consideren que deben morir.

Mirando atrás…

Hace casi un año en Uruguay dos “niños” de 13 y 15 años golpearon una perrita con un palo hasta matarla, mientras que otro filmaba el hecho subiéndolo luego a Internet. Este triste episodio, que sucedió en una localidad del interior de Uruguay hizo correr como pólvora la indignación en la sociedad uruguaya, mientras que algunos sectores manifestaban que era demasiado escándalo por el asesinato de un perro.

¿Pero fue solamente la cruel muerte de un desprotegido animal lo que se repudió? ¿O fue ese odioso acto sin sentido hacia un ser desamparado, débil, que no tenía ninguna forma de defenderse?

Esa terrible conducta, muy probablemente será el comienzo de una triste carrera de asesinatos para estos jóvenes, sino se toman las medidas adecuadas para hacerles comprender la crueldad de su accionar.

Un camino que los guiará hacia un futuro sin valores y plagados de muertes, que lamentablemente, los que consideramos la vida como el valor más preciado, tendremos que soportar de igual forma.

Sociedades anómicas, con contrales sociales difusos o inexistentes, dan pie a esta clase de sucesos, y dan protagonismo a estos individuos que creen ser dueños y señores de la vida y de la muerte.

Sociedades donde matan niños en las escuelas, enfermos en los hospitales y a jóvenes que piensan o sienten diferentes. Y también animales simplemente para verlos agonizar y morir.

Triste futuro para todos aquellos que queremos vivir en paz, y que todavía seguimos siendo mayoría…aunque no lo parece.

Siglo XXI-Cambalache.

Estamos en la era de la información y la tecnología, de los grandes avances científicos, de los viajes al espacio

Pero de que nos sirve todo esto, sino somos capaces de establecer una buena convivencia en nuestra propia casa…

Es hora de que esta violencia termine, ¿pero cómo hacerlo? ¿Cómo transformar las normas en acciones; cómo hacerlo si aquellos que tienen en sus manos la posibilidad de aplicar la ley y hacer justicia no han podido lograrlo?

Vivimos en trágicas sociedades, en las cuales las palabras de apoyo y solidaridad son ahogadas por los llantos de las víctimas o de sus personas queridas, donde el sentimiento de impotencia por aquellos actos que queremos evitar y no podemos es moneda corriente.

Como docente apelo a una educación integral y con sentido, en la cual la formación hacia el respeto de la vida y la dignidad de las personas, así como el Planeta en su conjunto sea el tema principal de los programas de estudio.

Una enseñanza en la cual los valores no sólo estén en los libros, sino en las actitudes de cada uno de los integrantes de las diferentes Instituciones Educativas, y desde ahí, se hagan extensivos a toda la sociedad.

Valores que deben estar presentes desde el seno familiar, porque es ahí donde los percibimos por primera vez.

Llegó el momento de dejar torpes discusiones sobre quiénes deben integrar una familia, sino más bien buscar la calidad humana de quiénes la conforman, qué es lo que verdaderamente importa en la formación del ser humano ;si es que realmente queremos preparar seres tolerantes y respetuosos aptos para vivir con otras personas en sociedades cada vez más complejas.

Llegó el momento de dejar atrás discursos y manifestaciones sin sentido, repetidas una y otra vez con palabras diferentes, pero que en definitiva no significan nada.

Hablar menos y hacer más, en un marco de respeto y solidaridad hacia la raza humana, a la cual todos pertenecemos, sin ningún tipo de excepción.

Como ciudadana, reclamo que aquellas personas que yo en algún momento apoyé o que ustedes apoyaron como el mejor referente para conducir la sociedad, bajen de su estrado de aplausos y busquen soluciones reales a sociedades cada vez más violentas.

Daniel, así como todas las personas que han muerto y morirán si este objetivo se deja caer en el vacío se habrán ido en vano. El momento es hoy, mañana será demasiado tarde.

En memoria de todas las víctimas de la violencia social que estamos viviendo en nuestras respectivas sociedades

:

Profesora Sheina Leoni-Uruguay -davidlee@adinet.com.uy

Visite mi página: www.sociussapiens.com

more...
No comment yet.