Los experimentos de la psicología social pueden explicar cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos son influenciados por la presencia de otros.