investigar sobre algo que te apasiona es como ver tus propias tripas; estudiar lo que te gusta es como verle las tripas a la persona que más te gusta y atrae; leer un buen libro es como comer de tus entrañas a través del cerebro de alguien más. 

 

lo visceral es invaluable.