...controlar el timón de una nave que navega en aguas turbulentas, mientras las sirenas cantan a lo lejos... 
Mucho cuestiona la sociedad al adolescente y a su forma de actuar pero poco sabe de los conflictos que éste vive día a día.
El niño entra en la adolescencia con buena parte de los sentimientos, actitudes y dependencias de la vida anterior. Este transe entre la niñez y la adultez los hace entrar en crisis, pues se encuentran en la búsqueda de su propia identidad.
La palabra adolescente desde la etimología implica el sentido de un proceso de transición y padecimiento; de dolencias.
La adolescencia tiene características muy marcadas, es una época no solo de cambios sino también de búsqueda y autoafirmacion de si mismo, de formación de la personalidad, de inseguridad personal, de formación de principios y convicciones, identificada con lo no verbal, relacionado, con la fantasía y la imaginación.
Es en esta etapa de la vida que se produce el segundo proceso de individualización (el 1º es los 3 años), y por lo tanto es donde hay mas vulnerabilidad de la persona.
La integración a la sociedad exige de los adolescentes un grado de esquizofrenia cuya aceptación conduce a un individuo introvertido, rebelde y fundamentalmente angustiado.
Esta generación de adolescentes hoy, que a los 15 años tienen mas horas de televisión y computación que cualquier adulto, recibe permanentemente educación visual de los medios y ven el mundo” patas para arriba” con total naturalidad.
Pero el conflicto de esta sociedad no son los adolescentes de 12 a 20 años. Vivimos en un proceso de “ adolescentización de la sociedad”, vinculado a las condiciones post modernas entre cuyas características se propone al adolescente como modelo, en una cultura hedonista y superficial, en la que la adolescencia ha dejado de ser una etapa para convertirse en un modo de ser que envuelve a la sociedad. Este proceso de adolescentizacion, según mi criterio, se debe mucho a que los adolescentes de hoy, que serán los próximos adultos, son quienes mejor expresan un mundo que cambia, porque ellos nacieron en el umbral de la era tecnotronica
Y en esta época que nos toca como sociedad entender para poder contener, “la palabra” ha perdido la representatividad que le otorgaba la tecnología de la imprenta con el libro. La palabra escrita representaba la verdad, y la representación hoy esta puesta en duda y relativizada por los medios masivos de comunicación. Para apoyar su opinión un sujeto moderno decía “ lo he leído en tal libro”, en cambio el prestigio de la verdad de un sujeto post moderno lo tiene la televisión “ lo vi en la tele” diría con idéntica finalidad un chico en la escuela.

La constante del habla de los adolescentes es la ironía, ya que pone en juego todas las sensaciones. Cuando un adolescente dice “ loco dame la hora” no hay intensión de ofensa sino mas bien un acercamiento afectuoso al par, si dice “charly es un h... de p...” no hay mas que elogio al talento del artista.
El lenguaje es un elemento clave entre lo externo y lo interno, es decir entre la auto conciencia y el mundo exterior”.
Hay en estos adolescentes un abandono individualismo propio de la modernidad, por un avance hacia actividades colectivizadas, estos jóvenes sienten muchas cosas, pero las sienten colectivamente. Francoise Dolto (1990) relaciona esto con la perdida de modelos individuales en favor de los colectivos, aquella adolescencia que se identifica con ideas, políticos, militares, artísticos, se ha trocado con esta que no encuentra entre los adultos los modelos ideales. Esta sociedad esta perdiendo el espejo, toda representación puesta en duda y esta en crisis.
Los problemas con que se enfrenta la sociedad van mas allá de que los adolescentes cambien el cine por la tele por cable, los Beatles por Nirvana, la AM por la FM, la berborragia por el SIDA. Las nuevas formas de percepción que imponen las nuevas tecnologías, mientras no sean dominadas acarrean el peligro de que el individuo confunda ver con comprender, a tomar verdades ofrecidas sin analizar sus efectos, olvidando que la verdadera interacción se produce entre las personas por aplicar de la inteligencia sobre los recursos.
Comprender la complejidad de una sociedad post moderna y los diversos trastornos que produce este cambio en nuestros adolescentes y niños puede ayudarnos mucho a controlar el timón de una nave que navega en aguas turbulentas, mientras las sirenas cantan a lo lejos...