Las nuevas tendencias tecnológicas en educación
0 view | +0 today
Follow
Las nuevas tendencias tecnológicas en educación
El fácil acceso a la información, la colaboración, la irrupción de nuevas herramientas y el potencial de la nueva tecnología móvil están favoreciendo algunas áreas tanto de la docencia como del aprendizaje. Así lo asegura el estudio The 2011 Horizon Report, informe que analiza tendencias relacionadas con el impacto de las nuevas tecnologías en el mundo de la educación. Estas son las principales tendencias a corto y medio plazo: En un año aproximadamente Libros digitales Cada vez generan más interés, dentro y fuera del ámbito educativo. Los soportes para leer libros digitales aportan nuevas funciones y capacidades que están cambiando el modo en que leemos. En su contra, todavía no hay suficientes libros y existen demasiadas restricciones para el acceso a estos contenidos. Móviles La ubicuidad, el acceso a la información, la sociabilidad y el acceso a Internet, hacen de estos soportes una tecnología propicia y familiar para el entorno educativo. Se cree que para el 2015, el 80% de la gente accederá a Internet a través del móvil. De dos a tres años Realidad aumentada Su capacidad de representación del mundo real, contextualizado, junto a la información directa e intuitiva, favorecen las prácticas y los procesos dinámicos de aprendizaje. La interacción con la realidad aumentada también supone un gran potencial, puesto que esta tecnología no es pasiva y puede estimular el aspecto creativo de los estudiantes. Aprendizaje basado en el juego Con la tecnología actual se dan pasos adelante para favorecer aún más el trabajo en equipo, el pensamiento visual, la solución de problemas en el momento, etc. De cuatro a cinco años Desarrollo basado en el movimiento La programación basada en los gestos y el movimiento están desarrollando la interacción, la intuición y la expresión. Poder manipular objetos virtuales en 3D también potencia la imaginación. Analítica del aprendizaje Este tipo de herramientas ayudan a hacer el seguimiento de la evolución de los alumnos, por parte de ellos mismos y de sus profesores. Entender mejor las dificultades de cada estudiante para enfocar los problemas de una manera individualizada es más efectivo y puede fomentar una mejor relación profesor-alumno.
Curated by Yamileth Gomez
No scoops have been published yet. Suggest content to its curator!