Examinando con dedicación mis recortes de prensa de una manera retrospectiva, pude evidenciar que a partir del mismo instante en que el ultra derechista Henrique Capriles Radonsky fuera escogido por sus seguidores como aspirante a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, de inmediato se desempolvó un tema de nuestra historia universal: El “fascismo”. No es que estemos escogiendo este tema para utilizarlo como arma política en la actual contienda electoral y llegar a la bajeza de la guerra sucia; pero no hay duda que lo que brota del cerebro del mendaz “majunche” sólo puede compararse con la mente perturbada y perversa del nazista Goebbels, quien entre sus escrito dijo: - Una mentira repetida en forma permanente, terminan creyéndola como una verdad –