Ditadura na Argentina
63 views | +0 today
Follow
Ditadura na Argentina
Discussão sobre a ditadura na Argentina
Curated by CarolBissoto
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by CarolBissoto
Scoop.it!

“No somos heroínas, sólo somos mujeres”

El organismo concedió ayer su distinción más importante a las Abuelas de Plaza de Mayo en reconocimiento a su labor. Estela de Carlotto agradeció: “Tenemos el compromiso de no renunciar a la lucha”. También habló CFK.

Por Victoria Ginzberg

Desde París

“Abuelas de la Plaza, el mundo las abraza.” La frase resonó en el gran salón de la Unesco en el momento en que la directora del organismo internacional, Irina Bokova, y el ex presidente de Portugal Mario Soares concretaban la entrega formal a Estela de Carlo-tto del premio Félix Houphouët-Boigny de Fomento de la Paz. “No somos heroínas ni diferentes, sólo somos mujeres, madres, abuelas”, resumió después la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. Y le contestó una ovación.

Desde temprano, los alrededores de la Place de Fontenoy, donde queda la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se fue llenando de gente que hacía fila bajo un estricto operativo de seguridad. La parte superior de la torre Eiffel se podía ver con solo levantar la cabeza. Túnicas brillantes, pañuelos, vestidos y sombreros de colores fuertes poblaban el lugar, ya que la distinción otorgada a las Abuelas fue establecida por los países africanos (lleva el nombre del primer presidente de Costa de Marfil independiente) y sus delegaciones eran mayoría.

Adentro, los argentinos se ubicaron en las primeras filas del auditorio. Allí estaban las abuelas Rosa Roisinblit, Elsa Oesterheld y Buscarita Roa, los nietos que recuperaron su identidad y los funcionarios que habían acompañado a la Presidenta en su viaje a París. En el escenario, delante de una pared con el logo de la Unesco y las banderas de todos los países miembro, se sentaron Estela de Carlo-tto, Cristina Kirchner, Bokova, Soares (fue el presidente del jurado), el ministro de Justicia y Libertades francés, Michel Mercier, y una decena de representantes de naciones africanas. En un costado se ubicó el coro de la Unesco, que dio inicio a la ceremonia con el “Laudate Dominum” de Mozart.

El acto continuó con los discursos de casi todos los que estaban en el escenario, empezando por los presidentes de los países que habían impulsado la creación del premio y que dedicaban varios minutos a agradecerse una y otra vez entre ellos. Pero el lugar distaba de ser solemne. Cada vez que uno de los jefes de Estado se acercaba al micrófono, una barra lo vivaba con melodías de cancha, chiflidos y agite de banderines. “Son los groupies”, describió una persona del lugar.

Cuando le tocó el turno a Cristina Kirchner, los argentinos no fueron menos y alentaron y aplaudieron de pie. “Hoy estoy aquí en mi doble condición. No solamente como presidenta de la República Argentina, sino como una ciudadana más”, comenzó CFK. “Quiero hacer un homenaje –dijo– en la figura de Estela a todos aquellos que durante muchísimos años reclamaron justicia. Estas mujeres jamás preconizaron o hicieron uso de la violencia. Al contrario, aun cuando casi todos habían perdido las esperanzas, siguieron reclamando ante los tribunales, ante los jueces del país, ante el Parlamento argentino, ante los distintos Poderes Ejecutivos, justicia, memoria y verdad. Recuerdo haber dicho en mi intervención en la Cámara de Senadores (en el debate por la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida) que no sé si a mí me hubieran arrebatado un hijo y no lo hubiera podido ni siquiera llorar o llevar una flor a su tumba, si hubiera tenido la entereza y la fortaleza para reclamar justicia, memoria, verdad en el tono y en la forma en que estas mujeres lo hicieron. Creo que esto es lo distintivo de ellas. No es solamente haber logrado recuperar identidad, sino haber podido persistir sin caer en esas falencias de la condición humana, que son muchas veces los instintos de venganza o de querer hacer justicia por la propia mano. Nada más alejado de estas mujeres que parecían muy débiles, que algunos calificaron de locas y creo que eran las más cuerdas y las más racionales en aquellos momentos en la Argentina.”

También describió al país como “un modelo de lo que debe ser un estado de derecho respetuoso de la vigencia de los derechos humanos en forma irrestricta” y recordó al ex presidente Néstor Kirchner. “Quiero decirles–-agregó– que la Argentina necesita de la memoria, necesita de la verdad, necesita de la justicia para dar vuelta esa página dolorosa que vivimos. Queremos dar vuelta esa página dolorosa, queremos recuperar a los nietos que nos faltan todavía y queremos, además, que, finalmente, se termine dando justicia a todos aquellos que la han reclamado.”

Antes, la directora de la Unesco dijo que como madre y como abuela saludaba la lucha de las Abuelas y su valentía: “A través de sus gestiones, ustedes han abierto el camino para una nueva Argentina”. La última en hablar fue Carlotto, que agradeció a la Unesco en nombre de todas las Abuelas y también elogió a Néstor y Cristina Kirchner.

Dijo que las mujeres que integran la organización que preside están lejos de ser el prototipo de la abuela de cabello blanco y anteojos caídos sobre la nariz que se abraza a su nieto en un sillón mientras le cuenta historias: “No estamos sentadas, el sillón está tan vacío como los brazos. En constante peregrinaje por el mundo en busca de nuestros hijos y nietos nació una lucha colectiva de Madres, Abuelas y Familiares que reclamaban por sus seres queridos”. Carlotto señaló que su tarea está guiada por amor y sentimientos pacíficos, pero que eran implacables en la convicción de buscar la verdad y la justicia y que, por su tarea, que tiene repercusiones en diferentes ámbitos, las llaman “abridoras de caminos”. “Tenemos el compromiso de no renunciar a la lucha. Y la advertencia de que este despojo no podrá repetirse en ningún lugar del mundo porque habrá mujeres que, como nosotras, se levanten para defender el cachorro. Se sabrá que hay lucha en paz para que nunca más sea posible tal despojo. No somos heroínas ni somos diferentes, sólo somos mujeres, madres, abuelas”, cerró su discurso y fue aplaudida por todo el auditorio, del que formaban parte, entre otros, la ex primera dama francesa Danielle Mitterrand, el ex primer ministro Lionel Jospin y el actual alcalde de París, Bertrand Delanoe.

Como cierre de la ceremonia del premio que ya recibieron Lula, Nelson Mandela, Yasser Arafat, Yitzhak Rabin y Shimon Peres, entre otros, el pianista y embajador Miguel Angel Estrella tocó con su cuarteto cuatro ritmos del Unasur, entre ellos “Alfonsina y el mar”. CFK y Carlotto escuchaban desde el escenario. La presidenta de Abuelas miraba al público. La sala estaba oscura, pero sabía que allí cerca estaban ocho de los 105 chicos que habían recuperado su identidad. Uno de ellos, Horacio Pietragalla, la miraba y lloraba.

more...
No comment yet.
Scooped by CarolBissoto
Scoop.it!

La emoción de los nietos recuperados

La emoción de los nietos recuperados | Ditadura na Argentina | Scoop.it

Publicado el 14 de Septiembre de 2011

Por G. A. Desde París
Un grupo de hijos de desaparecidos viajó a Francia para acompañar a las Abuelas. “Abrieron caminos y se merecen el premio”, afirmaron.
Luego de 12 horas de avión y una de subte, los nietos restituidos Manuel Gonçalves, Victoria Montenegro, Francisco Madariaga, Fernando Oesterheld, María José Lavalle Lemos y Leonardo Fossati arribaron ayer al mediodía a la Casa Argentina en París, una residencia para estudiantes que funciona en la Ciudad Universitaria. Los esperaban Horacio Pietragalla y Pedro Nadal, quienes llegaron un día antes con el mismo objetivo: acompañar a las Abuelas de Plaza de Mayo que hoy recibirán el premio por la paz Félix Houphouët-Boigny, de la Unesco. En uno de los salones por donde pasaron Julio Cortázar y Manuel Puig en su juventud, los nietos recibieron a Tiempo Argentino. La bienvenida había sido con una picada y vino tinto y los jóvenes bromeaban sobre su jetlag: “Son las nueve de la mañana de la Argentina y ya estamos tomando vino”, rieron.

–¿Qué significa para ustedes este reconocimiento internacional? Victoria Montenegro: –Reivindica la lucha y la defensa por los Derechos Humanos, a diferencia del Premio Nobel de la Paz. Es más que merecido por las Abuelas que no sólo lucharon por buscar a sus nietos sino que abrieron caminos en materia de genética, en derechos de los niños y a la identidad.
Horacio Pietragalla: –Las vemos muy contentas. Fue un año muy duro por la causa Noble y el caso Schoklender, que los medios utilizaron para atacar a las Abuelas. Esto ratifica su lucha cuando se quiere poner en duda a la organización.
VM: –Había cosas que hasta hace poco se creían aceptadas por la sociedad, como la lucha por los Derechos Humanos y el derecho a la identidad, hasta que se tocaron los intereses del Grupo Clarín y se empezaron a decir barbaridades. La lucha de Abuelas tiene 34 años y fue siempre la misma, la de buscar a los nietos que les robó la dictadura, con Memoria, Verdad y Justicia y de manera pacífica. Se merecen este reconocimiento. Espero que determinados grupos mediáticos de la Argentina aprendan a respetar el trabajo que la Unesco está premiando.
Francisco Madariaga: –También es importantísimo homenajearlas en vida. Es muy movilizador acompañarlas y que todos nosotros estemos acá con ellas.También hay que destacar logros, como haber comenzado a juzgar el plan sistemático de Robo de Bebés.
–¿Qué es lo más importante de este premio?
Pedro Nadal: –Las Abuelas por sí mismas tienen un reconocimiento muy fuerte. El premio es una forma de reconocimiento en la comunidad internacional.
Manuel Gonçalves: –Este premio nunca había sido entregado a una agrupación, sino a personas. Hay una diferencia con los anteriores y con otras instituciones del mundo.
HP: –También hay que recordar que Néstor (Kirchner) y Cristina hicieron una apuesta en política de Derechos Humanos. Que Cristina esté al lado de las Abuelas en este momento evs muy importante.
–¿Cómo se sienten ustedes?
PN: –Las Abuelas me buscaron y me encontraron. Fueron por mí y por ellos y se la bancaron. Tengo emociones muy extrañas. Ya están grandes, queremos estar cerca y aprender lo que más podamos de ellas en una carrera contra la edad.
HP: –Antes de viajar decíamos con Manuel la suerte que tenemos de poder acompañar a las Abuelas porque sabemos que no va a haber muchos más viajes de estos. Me parece histórico.
MG: –Cada rato que estamos con las Abuelas nos enriquece muchísimo. Es un premio que todos los argentinos deberíamos tomar como propio, incluso los detractores

more...
No comment yet.
Scooped by CarolBissoto
Scoop.it!

CFK: "Queremos recuperar a los nietos que faltan"

Durante la entrega del premio de Fomento a la Paz que la Unesco le otorgó a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, la presidenta Cristina Kirchner destacó el rol de la asociación "no sólo por recuperar las identidades de los nietos sino por haber persistido en el pedido de memoria, verdad y justicia sin caer en esa falencia de la condición humana que es la venganza". Además, aseguró que "la Argentina es un modelo de respeto al Estado de derecho" y recordó al expresidente Néstor Kirchner como "una figura decisiva en la historia del país para vencer y derrumbar el muro de la impunidad creado con las leyes de obediencia debida y punto final".

Cristina aseguró que su presencia en la sede de la Unesco no era sólo como jefa de Estado sino también como ciudadana en "representación de millones de compatriotas que ven en las Abuelas la superación de un momento muy trágico y doloroso que vivimos los argentinos". Y resaltó: "Digo superación porque estoy segura de que nadie puede recuperarse de la perdida de un hijo. Estoy segura que Estela hubiese preferido seguir siendo esa directora de escuela en La Plata" y recordó a Laura, hija desaparecida de Carlotto, y Guido, el nieto que aún la titular de Abuelas de Plaza de Mayo busca.

"Estela se lanzó con la misma fuerza con que busca a Laura a la recuperación de los hijos de los hijos y logró recuperar la identidad de 105 chicos que hoy saben quienes son", valoró la Presidenta y frente a Victoria Montenegro, Juan Cabandié y otros nietos recuperados, que acompañaron a las Abuelas, destacó: "En estos chicos que hoy nos acompañan hay una parte de Guido".

La mandataria describió como una situación ambivalente presenciar la entrega del premio a las Abuelas ya que "hubiese sido mejor no tener que recibir ningún premio de no haberse violado en nuestro país los derechos humanos", pero reconoció estar orgullosa de representar a la Argentina porque "es modelo de respeto al Estado de derecho" y recordó que "no fue un lugar al que llegamos fácilmente, no sólo por la dictadura sino por otros escollos", en referencia a las leyes de punto final y obediencia debida.

En ese sentido, la jefa de Estado hizo lugar en su discurso para "rendir un sentido homenaje a Néstor Kirchner, figura decisiva en la historia de la Argentina para vencer y derrumbar el muro de la impunidad", afirmó. Y luego resaltó la participación del poder Legislativo y Judicial en la anulación de las leyes del perdón y señaló: "Quiero rendir homenaje en la figura de Estela a todos aquellos que lucharon por los derecho humanos".

"El derecho sólo puede reclamarse desde el derecho, la justicia sólo puede reclamarse desde la justicia", parafraseó Cristina para reivindicar la postura de Abuelas "primero entorno a la Pirámide de Mayo, luego en la búsqueda de los nietos jamás hicieron uso de la violencia. Incansablemente, aún cuando casi todos habían perdido las esperanzas, ellas siguieron reclamando ante los distintos poderes por la memoria, la verdad y la justicia".

La mandataria continuó valorando la política de la organización de derechos humanos al indicar: "Si a mí me hubiesen arrebatado un hijo no sé si hubiese tenido la entereza de reclamarlo en la forma en que estas mujeres lo hicieron. Reclamaban, para quienes habían violado todas los derechos posibles, no la aplicación de la ley y no venganza".

Por último, Cristina afirmó que "la Argentina necesita de la memoria, de la verdad y de la justicia para dar vuelta esa página dolorosa de la historia. Queremos recuperar a los nietos que nos faltan y que finalmente se le de justicia a todos los que la han reclamado. Reconocemos desde aquí de manera internacional la labor de Abuelas porque el pueblo argentino ya lo ha hecho".

more...
No comment yet.