DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
1.2K views | +0 today
Follow
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

ALAÍDE FOPPA: En diciembre de 1980 desapareció la escritora y nunca más se supo de ella.

ALAÍDE FOPPA: En diciembre de 1980 desapareció la escritora y nunca más se supo de ella. | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

Foto tomada del libro de Gilda Salinas

DIALOGOS ENTRE FRONTERAS 's insight:

Por Ingrid Roldán Martínez

 

Hacía frío el 19 de diciembre de 1980. El día anterior el clima había estado a nueve grados centígrados, según el reporte del Insivumeh, y prevían que ese día llegaría a siete. El lunes 22 de diciembre, el titular del diario El Gráfico daba la noticia del desaparecimiento de la escritora Alaíde Foppa y su chofer, Leocadio Axtún, ocurrido el viernes anterior, el 19 de diciembre.

 

Según el reporte de prensa, ambos habían sido interceptados “a eso de las 11.30” en una calle de la zona 10. Nunca más se supo de ellos. De eso hace 25 años.

Intelectuales de México, Estados Unidos y Francia pidieron que aparecieran con vida. No hubo respuesta. Eran tiempos de Lucas García y Donaldo Álvarez Ruiz.
El martes 23 de diciembre, en la página 3, el mismo diario publicó una nota donde el Gobierno condenaba el secuestro de la escritora y “manifiesta su preocupación” por este hecho. Atribuyó el secuestro a “grupos extremistas que operan en la clandestinidad”. En los días posteriores los periódicos siguieron publicando información relacionada con el caso hasta que otras noticias ocuparon la primera plana.

 

Hondas raíces en Guatemala

“Yo conocí a Alaíde en la Facultad de Humanidades más o menos en el año 54, 55”, cuenta Luz Méndez de la Vega. La describe como una mujer morena, delgada, de gran belleza, con un porte elegante que también se reflejaba en el suave movimiento de sus manos, muy alegre, siempre tenía una sonrisa. “Alaíde además se vestía con mucha discreción, con vestidos finos”, agrega la escritora, quien durante muchos años, cada diciembre, organizaba alguna conferencia o recital para recordar a su amiga.

María Alaíde Foppa Falla había nacido en 1914 en Barcelona, ciudad a la que sus padres viajaron poco tiempo después de casarse en Guatemala. Vivieron allí hasta que decidieron viajar a Argentina, país en el que el señor Foppa, nacido en Italia, se había nacionalizado.

Después, la familia se trasladó a Italia, donde la pequeña Alaíde estudió. Hizo la escuela secundaria en Florencia. Estudió el bachillerato en un internado en Bélgica y después de vuelta a Italia, donde terminó los estudios universitarios. Escribió sus primeros poemas en italiano. Su primer libro, “Poesías”, fue publicado en España.

A mediados de la década de los años 40 vino a Guatemala. Aquí tuvo su encuentro con la realidad latinoamericana, según lo dijo en una entrevista con Carmen Lugo (que se publicó en el Excélsior de México, en 1981, después de su desaparición).

“Llegué en vísperas de la Revolución democrática de 1944; viví en pocos meses ese estado de angustia y opresión que ahora se ha renovado y está cada vez peor. Fue la primera vez que sentí a la gente, el miedo, la angustia, la enorme injusticia social, la pobreza, la explotación del indio. Para mí fue impactante. Comprendí que de alguna manera yo tenía que participar en todo aquello”.

Estaba en Guatemala el 20 de octubre de 1944. Fue aquí donde conoció a Alfonso Solórzano, con quien se casó en México. Allá nació su primer hijo. Después, Solórzano fue designado cónsul en Francia, donde nacieron dos de sus hijos. Tiempo después volvieron a Guatemala. Solórzano trabajó en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social en los gobiernos de Jacobo Árbenz y Juan José Arévalo. Aquí nacieron sus últimos dos hijos.

 

El exilio

Al terminar la época revolucionaria, los Solórzano Foppa se exiliaron en México, donde residirían durante décadas. Alaíde venía frecuentemente a Guatemala y durante un tiempo vivió aquí.

“En casa se hacían reuniones de lo que fue la intelectualidad guatemalteca en el exilio y parte de la intelectualidad mexicana de esa época, un privilegio para nosotros”, cuenta Silvia Solórzano Foppa, hija de la escritora. Con frecuencia los visitaban escritores como Miguel Ángel Asturias, Mario Monteforte Toledo (que solía pasar la Navidad con ellos), Luis Cardoza y Aragón, Carlos Illescas, Otto Raúl González.

En México, Alaíde desarrollo una intensa actividad. Impartía clases en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Era crítica de arte, y desde esta posición apoyó y promovió a muchos artistas jóvenes. “Las paredes de mi casa tenían cuadros, pero no cualquier cuadro. Todo el ambiente familiar era de un gusto muy especial, con un nivel de cultura que ella intentaba que heredáramos”.

En 1975 fundó la revista FEM, primera publicación feminista en México que se sigue editando. Condujo el Foro de la Mujer en Radio Universidad y asistía a reuniones de las organizaciones de defensa de derechos humanos, como la Agrupación Internacional de Mujeres contra la Represión.

En la década de los 70, tres de sus hijos se involucraron en la guerrilla guatemalteca. En 1980 fallece Juan Pablo, el menor de ellos, y pocas semanas después, su esposo de muerte natural. Gilda Salinas, en el libro Alaíde Foppa /el eco de tu nombre, cuenta cómo el dolor de la muerte de sus seres queridos cambió a la poeta: “La tristeza se convirtió en rabia, rabia en cada una de sus células, en las neuronas, en los dedos que empuñaron la máquina de escribir, en las cuerdas bucales”.

Sus textos y sus programas de radio se volvieron más agresivos contra la situación en Guatemala. Se reunió en Nicaragua con los jefes guerrilleros. “Yo estoy convencida de que fue como la maduración de un proceso, de su vinculación a movimientos sociales que empezaron con las mujeres, y a partir de allí, también con los hijos”, afirma Solórzano Foppa.

Es probable que la última vez que Alaíde vino a Guatemala supiera que su vida peligraba. La noticia de su desaparición corrió rápidamente. Luz Méndez de la Vega se enteró por doña Julia Falla, la mamá de Alaíde. Nada pudieron hacer.

En 1999, Julio Solórzano Foppa, hijo mayor de la escritora, fue uno de los iniciadores, junto a la Fundación Rigoberto Menchú, del proceso que se sigue en España contra Donaldo Álvarez Ruiz y otros funcionarios por los delitos de tortura, genocidio y terrorismo de Estado. El caso de Alaíde Foppa se menciona en el tomo 3, capítulo tercero, de Rehmi.

 

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Entrevista con Susana Reyes

Poetisa, Docente universitaria y gestora cultural salvadoreña nacida en 1971. Susana Reyes (San Salvador, 1971) es licenciada de Letras por la Universidad Ce...
more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Alejados del instinto

Alejados del instinto | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

Book Review/Reseña de libro

DIALOGOS ENTRE FRONTERAS 's insight:
Una pasión alejada del instintopor Mario Escobar [A reading of the book Alejados del instinto by Manuel Murrieta Saldívar, one that explores the different perspectives of travel, absence and observation.] Ficha bibliográfica:

Alejados del instinto, poemario. Autor: Manuel Murrieta Saldívar. Editorial Atreyo, Nuevo Laredo,  Tamaulipas
1ra. Edición  2011. 108 págs.  También en versión digital, e-book: amazon.com. Fuente: http://www.orbispress.com/imagenes/sentimiento/alejados_del_instinto.htm
 
 

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

"Todavía hay muchas cosas que desatascar para que la maquinaria funcione bien"

"Todavía hay muchas cosas que desatascar para que la maquinaria funcione bien" | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

En su semana de estreno como titular de la Dirección de Publicaciones e Impresos (DPI), Róger Lindo, un escritor y periodista salvadoreño que tenía aproximadamente 20 años de vivir fuera del país, se sentó con El Faro para hablar sobre los...

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Tatuaje

Tatuaje | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Mario Santiago Papasquiaro

 

 

Mi poesía es mi semilla obsesiva

la sandía parpadeante con que me baño & me muerdo

mi orquesta-adnauseam de niños perdidos

la radio-naranja de mis transmisiones más ácidas

Vista yo como pollo sin patas

o jarro de barro con frijoles acedos

Mueva yo mis pulmones cual alfiles o torres

o a puras burbujas de camaralenta

desde la golden catatonia / desde el clorofórmico estatus

a la manera del jazz de Coltrane

me desentierre & salpique

Mi poesía es mi sonrisa

mi lujuria / mi gula

mi galáctico estilo de vagabundear sin 1 quinto

mi engrapado pasito

mi catapulta proteica de extraño sabor & mejor condimento

el puente de instantes & besos

que elijo & elijo / como veneno & escudo

el lote baldío donde a silbidos de humo

prendidísimo a mi plumaje / a mis garras

atentísimo sólo a mi propio almuerzo desnudo

a la ½ de 1 pesadilla

en el cuarto oscuro de 1 pildorita con alas

en menos de lo que chilla 1 relámpago

con sólo hacerme ven ven con tu dedo

caminando muy en ti

vas a encontrarme

vas a encontrarme.

 

 

 

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Hambre

Hambre | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

Por Pablo Gomez


 

Tú que vienes -carambola de cruces-
rodando abajo por la cuesta de la vida
como manifiesto zapatista

lleno de tierra de colores, de impresión,

de vuelo de...
Tú, con tu tacita de té desgastada
hinchada de tan sólo respirar,
con tu corazón negado de costales
que no conoces
que nunca supiste
la burla de ti,
la pena, la tortura,
la inquietud de levantar

 la mano para decir presente,
no te espantes, tú
no,
no renuncies por una hogaza de pan
a la lucha de tu hambre
al tesoro que esconde tu silencio,
tu media sonrisa
tu sombra en el medio de la puerta,
recargada, flaca, vacía


Tú, valiente pedernal que atraviesas
tradiciones como quien se marcha
para nunca más volver,
como la última chispa del incendio
que inundó todos los bosques,
escucha con atención:
sé medir tu tristeza en olas,
y diluir su maleza en sales,
tú que vienes carambola de cruces,
prueba el hambre de mis costillas


more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

La Bloga: Reading your stuff aloud.

La Bloga: Reading your stuff aloud. | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

When the editing process achieves its goal, the author signs off on the story with a breath of triumphant relief and a smile. Now, a new opportunity offers itself: presenting the work in a public reading.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Entrevista con el escritor costarricense Uriel Quesada

Entrevista con el escritor costarricense Uriel Quesada | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

Entrevistamos a Uriel Quesada, uno de los escritores costarricenses más gustados y admirados por su obra narrativa, en la que desarrolla variedad de temas sociales, pero es en el lésbico-gay que más polémica ha generado, desde que hace unos años publicó su cuento "Bienvenido a tu nueva vida" en Áncora de La Nación, provocando reacciones de toda índole.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Salvadoran Americans - History, Modern era, Salvadorans in america, Significant immigration waves

Salvadoran Americans - History, Modern era, Salvadorans in america, Significant immigration waves | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it


...

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Salvadoreños en Iraq: los muertos que no cuentan - Webislam

Salvadoreños en Iraq: los muertos que no cuentan - Webislam | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it
De acuerdo con un sondeo divulgado por el centro de estudios Pew Hispanic Center, el 66 por ciento de los hispanos en Estados Unidos respalda una salida de los soldados norteamericanos de Iraq.

...

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

El escritor Francisco Goldman narra la muerte del sacerdote Gerardi | SDP Noticias

El escritor Francisco Goldman narra la muerte del sacerdote Gerardi

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

America’s Grisly History Haunts Obama’s El Salvador Visit - COLORLINES

America’s Grisly History Haunts Obama’s El Salvador Visit - COLORLINES | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

 Money for War: Obama’s visit sparked renewed debate in El Salvador about the role of the military in Salvadoran society. Though the military consistently ranks among the most trusted institutions in the country, the deployment of the military to fight U.S.-backed drug war stirs memories of the military dictatorship that dominated institutional and private life here for decades.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

El Perro en la Niebla por Róger Lindo

El escritor Róger Lindo presentó su obra El Perro En La Niebla en donde relata una bella historia durante los acontecimientos de la década de los 70`s en El ...

...

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Guatemala: Humberto Ak'abal / Interview Excerpt1- JHDiaries

Humberto Akabal, outstanding Maya- K'iche' poet and artist This is an excerpt from conversations with Humberto Ak'abal. "a poem"
DIALOGOS ENTRE FRONTERAS 's insight:

Poesia maya

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

CULTURAdoor » » Paciente 1980: obra de Mario Escobar.

CULTURAdoor » » Paciente 1980: obra de Mario Escobar. | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it
DIALOGOS ENTRE FRONTERAS 's insight:
Por Francisco León Rivero

francisco.leon84@gmail.com

 

 

Día de publicación: 12-enero-2013

Alguien (seguramente importante, ahora no recuerdo su nombre, ni dónde lo leí) dijo una vez algo así como que en una guerra no importan los que ganan, sino los que quedan. Dejando de lado cuestiones políticas y casos concretos tomados de la historia susceptibles de cuestionar (o no) la lógica argumental latente tras la apariencia de la cita, la reflexión llama la atención por cuanto invita a afilar el alcance de la mirada, trascendiendo el plano del mero transcurso belicista tal y como se ve oficialmente delimitado por las fechas de inicio y cierre, hasta enfocar una entidad posterior (en el tiempo, me refiero). En efecto, si bien dicha entidad emerge del desarrollo del conflicto, no se reduce a sus particulares fronteras espaciales y cronológicas: se trata del sujeto que sobrevive a la caótica experiencia del combate, es decir, aquel que recuerda lo vivido y posee la capacidad para actualizar ese material por medio de un discurso.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

A LAS LEYES DEL HAMBRE

A LAS LEYES DEL HAMBRE | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

 

 

 

Por John Martinez

 

Lo que deja
El árbol de sicómoro
Despojado hasta su hueso
De su color naranja y marrón
Las hojas,
Deja el iris
Los de un entonces con hambre,
Sale de su boca
Paladeó,
El cielo,
Deja al niño
En los brazos
De una madre
Quién no puede alimentar
¿Quién nos deja
finalmente?

La vida, la vida nos deja.

Y no es
Un ángel sonriente
Tirado limpio
Desde el pecho,
No es la monarquía
Pasos de mármol
O el oro que nos atrevemos a
esperar,
No se trata de las 72 vírgenes,
Una nueva tierra
Pura y lista
Para arar,

La vida, la vida nos deja a todos

Y nada sale de la muerte

Para las leyes del hambre,
Para las proposiciones de dolor
Estamos vivos hoy en día
Así que vamos a compartir.
Vamos a compartir el grano,
La fruta, las aguas
A partir de los ríos
Que nos divide

Permitámonos compartir,
Hasta que el nudo de palabras
Se desate con delicadeza
Desde la garganta,
Para hablar
otra vez
de la humanidad

En cuanto a la ensangrentada

Mano de petróleo,
Al pulmón negro de carbón
Así como para al plástico,
Al atornillado
Acero de la tortura
Hay una danza eléctrica
de tormenta que aproxima
Hacia la hoja de circuito,
Y la quimera
De lo que nos hemos convertido
No se ve
Al igual que yo,
No se ve
Al igual que usted,

No se ve
A esto digo:

!rescriba, reescriba, reescriba!

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Ésta, la vida simple

Por Pablo Gomez

 

Ésta es mi vida simple. La que se ríe fácil, la que vio el mundial de fútbol, la que no cuenta hasta veinte para entrar en poesía. Ésta es mi vida simple: la que se tarda en dormir bajo las sábadas, la que se tarda en despertar sobre ellas, la que toma la cámara y se refracta en una pose. Ésta es mi vida simple, ésta es. La que se queda callada cuando la otra declama epopeyas en su silencio. Ésta es mi vida simple: la de los hongos en los pies, la del cansancio después de tres vueltas, la del "¿te molesta si fumo?" y digo no. Ésta es mi vida simple, con más de cien canales en vivo, la de los mares de información, la de pósters y desperdicios ajenos. Ésta, la simple, la que alimenta a la otra.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Decamerón: el signo perdido…

Decamerón: el signo perdido… | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

 

Por Mario Escobar

 

Ante la fogata de la parrilla del señor, dueño de la casa, vuelven de nuevo esos caprichos de niño tonto, lo feo que conservo de ese hospital, cuadritos desbaratados y, en realidad, ajenos porque no sé si lo viví o lo leí: cada cuarto apestoso formaba un conjunto de aldeas tiradas en una esquina de la cordillera, supe por boca de un loco que esa aldea llena de enfermos iba ser mi espacio; lleno de reclamos, desesperados, asesinos, un religioso valiente, escritores escribiendo con plomo, del todo un lugar toxicado, mis juguetes, unos muñequitos  de madera, con colores blancos y un intenso azul, que de pronto volvieron a la vida como los zombi, se prestaron para el juego. No recuerdo muy bien pero creo que mi aldea no era así, era otro lugar, pero mi memoria no se presta para eso.   

Jugar así no fue mi idea, creo, sino me equivoco fue idea de James Armstrong (hábil) o, en todo caso, fue idea de Juan Aguado (ambicioso), eran medios hermanos. Digamos que acepte jugar y que, el Armstrong, puso las reglas del juego y que mi penosa inocencia sirvió para darle vida a lo que tenía que pasar. Lo cierto es que a uno de los muñequitos  le pusieron unas cuerdas para jalarlo, hasta que lo enajenaron, nada quedó de él.

Era horrible el calor, como si el verano estuviera enojado, un calor de desierto, que no correspondía a una zona tropical, calor seco nada húmedo, ni un vaso de agua y aun cuando llegábamos a los ríos, agua rojo marrón, parte de aquella aldea, tristes parques con una triste iglesia, costumbre colonial, desde donde se veía Joateca y, seguro estoy, esa era la frontera de Morazán, al otro lado del barranco, era otra cosa.

 Los repasos de cada cuadro, toman inicio ahí, en ese parque, cuando todo se desboronó, cuando Armstrong dejó de encargado a Juan Aguado, le dio el mando: hacer todo posible para que el calor se mantuviera. En ese entonces, no tenía palabra, no sabía cómo decirle que no me gustaba ese juego. Y, hasta el día de hoy, me cuesta recordar a Juan Aguado dándoles martillazos a mis muñequitos, poniendo orden y, como de costumbre, rompiendo sus piernitas y luego, como burla, los orientó a pelear entre ellos, tal y como se lo había pedido Armstrong, en ese parque, hubo mucho calor.

Le grité, a todo pulmón, para que dejara a mis muñequitos  en paz. Giró la cabeza y, con tono burlón, me dijo que Armstrong, no sólo le había hecho comprender que mis muñequitos  eran un atraso, sino que, ante todo, eran una amenaza para otros parques, donde los niños tenían mejores muñequitos. Fue Aguado con sus amigos, unos enajenados, con tendencias raras, llenos de inquietudes, los que destrozaron a mis muñequitos. Fueron ellos, sí, ellos los que convirtieron mi aldea en un hospital.

Me dolió mucho, no entendía nada, yo quería mis muñequitos  de madera, ellos me alegraban y, aunque el juego era simple, era mi juego. No entendí nada, sí entendí que fue orden de Armstrong, el ingenioso para cambiar todo, un maldito. Pueda que Juan Aguado, muy probable, quería parecerse como Armstrong y, de esta manera, sacarme de lo sencillo, quitarme el tiempo que mis muñequitos me daban. Esa tarde de mucho calor, me distrajo, hasta que perdí cada imagen de mis muñequitos, ahí empieza mi pérdida, podía jurar que todo fue cierto, que ese es el origen de mi estado actual, pero me dice Armstrong, lo jura, que lo imaginé, todo, todo fue construcción mía, que nunca viví en una aldea, nunca tuve muñequitos de madera. Lo que no logro entender, por más que lo intente, porque aparece Juan Aguado, en una foto, sentado en un lindo parque, muy parecido al que supuestamente me imagino. Ahí aparece Juan junto a sus amigos, gozando de una aldea tropical, nada parecida a mi aldea.

Mentiría si te dijera que esa es mi aldea, que recuerdo los detalles, cada rincón, pero no, no es mi aldea. Aunque, cuando me quedo un buen rato mirando las fotos, vislumbro unos cuantos ríos, pero sólo son suposiciones, eso me dice Armstrong, aunque, lo que sí secciona mi memoria, es una guayabera, muy blanca, ahí tirada en la arena, y unas sandalias y una cámara fotográfica, exactas como las que luce Armstrong cada vez que se va de vacaciones. También recuerdo haberlo visto en una foto con Juan Aguado, agarrados de la mano, como dos amantes en luna de miel. Esa imagen me lleva a un lugar que conozco, un lugar de aguas verdes, cocos bien ricos, jocotes, calles antiguas alejadas del asfalto, prepotentes volcanes. Y recuerdo, (el más claro recuerdo que juro que sí fue cierto),  noches llenas de luciérnagas y la voz de un viejito contando cuentos. Me quedo hechizado por esas imágenes que, sin exagerar, siento la sangre infantil correr por mis venas. Hasta que Armstrong me despierta y me pide que le lave los trastes, que le limpie su jardín y que, en unas horas lo lleve al aeropuerto. Se va de vacaciones con un tal John. También me dice que tenga esperanza, que trabaje para poder tener una linda casa como la de él, pero que no me ande deslizando a esa aldea imaginaria. Nada fue cierto, todo me lo inventé yo, eso me dice Armstrong. Y cuando me ve pensativo me dice: “Do not waste your time. Be a good boy.”                                    

 

 2011©                                        

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Extraña carcel

Extraña carcel | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

Por Giovanni Landaverde

 

Extraña carcel es la nuestra

exenta de muros

o hierros por vencer

y sin embargo

inmovil es la vida

de los presos perpetuos

a la ignorancia condenados

mitad por placer

placer por lo conocido

aunque duela

aunque mate

aunque mate

antes de morirnos


Extraña carcel es la nuestra

a la vida condenados

nadie se salva

nadie se escapa

Los verdugos

se

disfrazan

de

conde

nado...

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

DIURNO SALVADOREÑO

DIURNO SALVADOREÑO | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it


Por Manuel Murrieta Saldivar

I
Si es verdad que una tempestad cambia los rostros
he sido yo testigo, en la primera fila,
de múltiples sonrisas y llantos que buscaban un todo…

Si es cierto que las selvas del istmo cargan la fuerza milenaria,
he avistado autopistas techadas por troncos como un bálsamo
y robles de gigantes…

Y es que uno nunca acaba de mudarse,
uno nada más trota a veces sin quedarse,
como cuidando que nazca tan solo una raíz

Por eso voy atado al viento,
me ofrecen sus alas algunos seres vivos
y me cuelgo en aéreos aparatos para aumentar neuronas,

o me siento en bandas eléctricas simulando un descanso
porque me sigue seduciendo el movimiento desvelo tras desvelo

A veces voy con todos los permisos a la orden,
incluso el de mis hijos,
pero también me lanzo violando reglamentos
tan solo para observar cutis morenos
alimentados por un río virgen en la delgadez del universo…

more...
No comment yet.
Rescooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS from Autores de Centroamérica | Magacín
Scoop.it!

Un teatro mediocre, por Héctor Ismael Sermeño

Un teatro mediocre, por Héctor Ismael Sermeño | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

Para Sermeño, en el 2011 el teatro en El Salvador pasó sin pena ni gloria. Montajes excepcionales como "Los melindres de Belisa","El pájaro de la felicidad" o "La isla de la pólvora negra" fueron excepciones en una disciplina marcada por la mediocridad. Un texto para la polémica. Foto: Alejandra Nolasco y Patricia Rodríguez en vestuario, por Jorge Ávalos.


Via Miguel Huezo-Mixco
more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

España pide extraditar a militares salvadoreños

España pide extraditar a militares salvadoreños | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

 El Gobierno español aprobó ayer pedir a las autoridades de El Salvador y de EU la extradición de 15 militares salvadoreños sospechosos de participar en el asesinato del sacerdote Ignacio Ellacuría y otros cuatro jesuitas en el asalto a la Universidad Centro-Americana en 1989.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

Editorial Orbis Press

Editorial Orbis Press | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it

En La gravedad de la distancia destaca un narrador multifacético que cambia de perspectivas según describe a un personaje, a un ambiente o a las sensaciones psicológicas. Es crónica, novela o autobiografía debido a ese yo escurridizo que se mueve como pez en el agua entre los géneros narrativos y en diferentes ópticas. En cualquier forma la obra se defiende a sí misma: la pericia de Manuel Murrieta Saldívar en el manejo del lenguaje y el tempo de la narración, permiten que el lector pase sin apenas enterarse de un género a otro.

more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

On the Imminent Danger of Anybody-But-a-Republican(ism)

On the Imminent Danger of Anybody-But-a-Republican(ism) | DIALOGOS ENTRE FRONTERAS | Scoop.it
Does anybody remember "Anybody but Bush" (or "Anyone-but-Bush)?
more...
No comment yet.
Scooped by DIALOGOS ENTRE FRONTERAS
Scoop.it!

On the Fly: Horacio Castellanos Moya

Horacio Castellanos Moya is a Salvadoran novelist and short story writer. Castellanos Moya was born in 1957 in Tegucigalpa, Honduras.
more...
No comment yet.