Nicolás Maquiavelo: entre la comunicación política y el marketing político / | ComPol | Scoop.it

No sin ironía, antes, en el transcurso del cinquecento (siglo XVI), Nicolás Maquiavelo fue reducido para aborrecerlo moralmente y ahora (siglos XX y XXI) es valorado, pero del mismo modo reducido, para venderlo o para hacerlo instrumento de negocios. Desde esta posición no sólo se reconoce el poder de la mercantilización de la existencia toda y de la política en particular en las sociedades en las que vivimos, sino queda también aunque, por ahora implícita, la declaración de la distancia entre los libros de consejos “espejos de príncipes”[2], los manifiestos políticos (ver adelante el apartado sobre la comunicación política) y el empaquetamiento en cómodas recetas del marketing político como ayuda a los políticos en sus campañas. 


Via UNIVERSIDAD DE LIMA / Biblioteca