bullying: acoso escolar!
1.8K views | +0 today
Follow
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

http://scielo.isciii.es/pdf/cmf/n48-49/art05.pdf

3.- INCIDENCIA DE ESTAS CONDUCTAS:
Ante el mencionado eco en los medios, tanto acerca del fenómeno del bullying como de
la violencia juvenil en general, que, como hemos dicho, puede llevarnos a una percepción distorsionada del fenómeno, vamos a revisar los datos que aportan diferentes investigaciones sobre su
A. Gómez Sanabria et al.
168 Cuad Med Forense, 13(48-49), Abril-Julio 2007El “bullying” y otras formas de violencia adolescente.
presencia en nuestra sociedad; pero, no podemos olvidar que este fenómeno permanece en gran
parte oculto –según el fenómeno de “punta de iceberg” tan conocido por la epidemiología, en virtud del cual, lo que se reconoce o denuncia no es más que un pálido reflejo de la realidad, permaneciendo el resto oculto como sucede en un iceberg– por lo tanto, los datos aportados por los distintos estudios los debemos considerar como una aproximación a la realidad.
Por otro lado, aunque hay estudios descriptivos longitudinales y transversales y estudios
comparativos entre la situación anterior y posterior a la puesta en práctica de algún programa preventivo, nos faltan datos sobre momentos diferentes y suficientemente distantes entre sí para establecer comparaciones de su evolución a largo plazo. Los primeros estudios sobre bullying aparecen
en los años 70 del siglo pasado (en Suecia, los realiza Olweus en 1973 y, en Gran Bretaña,
Lowenstein en 1978 [11]), pero será en las décadas de los ochenta y los noventa cuando haya un
incremento de los estudios sobre este problema. Su aparición en Noruega se debió precisamente
al impacto mediático del suicidio de dos adolescentes en el plazo de una semana; D. Olweus, en
1985, a través del estudio más amplio que se ha realizado hasta el momento (130.000 alumnos
noruegos entre 8 y 16 años) concluyó que en torno al 15% estaba implicado en conductas de
este tipo (el 9% como agresores); las cifras que se concluyen en los diferentes estudios posteriores realizados por este autor en Suecia y en Noruega indican que entre el 13 y el 18% de los alumnos y alumnas están directamente implicados bien sea como agresores o como víctimas. A éstos hay
que añadirle un pequeño porcentaje (entre el 1% y el 2%) de alumnos y alumnas que son a la vez
agresores y víctimas. Los estudios realizados en otros países europeos, norteamericanos y del resto
del mundo marcan unas cifras y circunstancias relativamente parecidas que oscilan, en general, entre
el 3% y el 15% de agresores con frecuencia de al menos una vez por semana, y víctimas de una
vez por semana entre el 2 y el 10%. Algunas investigaciones ofrecen porcentajes más altos: Slee
[12] en Australia concluye que un 23,8% de alumnos de primaria sufren agresiones en el recreo al
menos una vez por semana; Pereira y Mendoza [13] en Portugal, en 1996, hablan de un 16% de
agresores y un 21% de víctimas en secundaria; por su parte, Fonzi y Genta en 1999 [14], en Italia,
encuentran que un 17,5% son víctimas, al menos una vez por semana, en primaria, cifra que
desciende al 9,5% en secundaria.
Pero en este fenómeno también está implicado otro gran número de estudiantes en papeles de colaboradores del agresor, animadores, contempladores pasivos de la agresión y defensores
de la víctima. Papeles, los tres primeros, que son necesarios para el mantenimiento de las conductas violentas, en tanto reportan una recompensa social para el agresor y un incremento de la violencia soportada por la víctima.
Las investigaciones en España llegan a resultados similares a los expuestos. El primer estudio fue realizado en Madrid en 1989 por Fernández y Quevedo y después se han realizado otros
como los de Cerezo y Esteban en Murcia [15], los de Ortega y Mora-Merchán desde 1993 en
Sevilla –ya citados-, las investigaciones de Díaz- Aguado, Martínez- Arias y Martín- Seoane en Madrid
[16]; el “Informe Cisneros VII sobre Violencia y acoso escolar en alumnos de Primaria, ESO y
Bachiller” de Oñate y Piñuel (también citado) realizado, de igual modo, en Madrid. Por su parte, el
Consejo Escolar de Andalucía ha publicado en el pasado año 2006 [17] datos sobre la percepción
de la convivencia en los centros educativos. La investigación más completa realizada hasta la fecha
en España es la presentada por Oñate y Piñuel en el Informe Cisneros X [18]. Para realizar esta
investigación pasaron el cuestionario AVE –cuestionario de Autoevaluación de la Violencia Escolar–
[19] a 24.990 alumnos entre 7 y 18 años pertenecientes a 14 comunidades autónomas. Los resultados de estos estudios varían en función de los criterios utilizados. Por ejemplo, Ortega y MoraCuad Med Forense, 13(48-49), Abril-Julio 2007
169Merchán [20] hablan del 19,4% de agresores, pero reducen esa cifra al 1,4% al utilizar como criterio el haber cometido agresiones al menos una vez por semana durante el último trimestre. En
general, las cifras de agresores oscilan entre el 11,4% (Cerezo y Esteban) y 22,4% (Oñate y Piñuel,
Cisneros VII); las de víctimas están entre un 3,4% (Díaz-Aguado) y un 23,3% (Oñate y Piñuel,
Cisneros X); las de personas ajenas, entre el 22,4% (Ortega y Mora-Merchán) y 80,5 % (DíazAguado); y, las ambivalentes, entre el 3,4% (Díaz-Aguado) y el 43,8% (Ortega). En la ya mencionada Encuesta del Consejo Escolar de Andalucía, y en lo referente a la provincia de Cádiz, a la pregunta de “con qué frecuencia se producen en tu centro las siguientes actuaciones del alumnado con
relación a tus compañeros”, de un total de 130 alumnos de ESO, Bachillerato y FP contestan que
suceden “muchas veces”o “siempre” intimidaciones con amenazas,16; agresiones verbales, 55;
rechazos, 19; discriminaciones, 8; y daños en materiales de otros o del centro, 29.
Como podemos observar de forma general, la incidencia del problema del bullying es relativamente similar en los distintos países desarrollados y afecta directamente a la mitad de la población
escolar. Pero este fenómeno no es uniforme a lo largo de la escolarización y tiene manifestaciones
particulares al introducir algunas variables. En general, los estudios llegan a las siguientes conclusiones parecidas:
a) Se produce una progresiva disminución del número de agresores y víctimas entre primaria y secundaria (por ejemplo, en el Informe Cisneros VII, los autores hablan de que la
tasa de acoso en siete veces superior en 2º de Primaria respecto a 2º de Bachillerato,
pasando del 43% al 6%).
b) Suele haber más agresores y más victimas entre los varones.
c) Éstos son agredidos sólo por varones, mientras que las chicas son agredidas tanto por
chicas cuanto por varones.
d) Las chicas reciben más agresiones verbales y sociales que los chicos, quienes, por su
parte, reciben más agresiones físicas.
e) Los alumnos con alguna diferencia significativa (física o psicológica) que les lleve a ser considerados inferiores en algún sentido son más proclives a ser víctimas.
f) Muchos alumnos que, en las primeras etapas escolares eran agresores, dejan de serlo en
cursos más avanzados; pero los agresores de los cursos avanzados lo han sido también en los
cursos anteriores. Es decir, no suelen incorporarse nuevos agresores en los últimos cursos.
La violencia entre iguales no es exclusiva del entorno escolar y, aunque los alumnos contestan que suelen darse estas conductas prioritariamente en los recreos, también se extienden a la
calle donde adquieren formas más variadas de manifestación como pueden ser el consumo excesivo de alcohol, incluso a edades precoces en el marco del fenómeno conocido como “botellón”; la
delincuencia común, sobre todo la relacionada con el tráfico de drogas y la obtención ilícita de recursos para conseguirlas; la violencia de género, que incluiría tanto agresiones sexuales y violaciones
como las lesiones y crímenes pasionales; la violencia xenófoba y tribal (tribus urbanas –algunas
conformadas por jóvenes de etnias o de países generadores de inmigración, en los países de acogida, como los célebres “Latin Kings”; fenómeno, por otro lado, ya antiguo y descrito maravillosamente en la película “West Side Story”); la violencia lúdica asociada en numerosas ocasiones al consumo de drogas y alcohol y la violencia amparada por argumentos políticos –como es el caso del
terrorismo callejero, denominado eufemísticamente por los políticos “de baja intensidad”, como la
tristemente frecuente “Kale borroka” en Euskadi, sin olvidar los dramáticos sucesos del año pasado
en Francia con las duras protestas en los barrios musulmanes–. En realidad, son muchas formas de
manifestación que tienen un denominador común: la violencia.

more...
No comment yet.
Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

http://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_escolar

http://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_escolar | bullying: acoso escolar! | Scoop.it


Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o percibida subjetivamente) que aquella. El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas (aunque estas no formen parte del diagnóstico); es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin limitación de edad.


Objetivos y evolución de los casos de acoso escolar

El objetivo de la práctica del acoso escolar es intimidar, apocar, reducir, someter, aplanar, amedrentar y consumir, emocional e intelectualmente, a la víctima, con vistas a obtener algún resultado favorable para quienes acosan o satisfacer una necesidad imperiosa de dominar, someter, agredir, y destruir a los demás que pueden presentar los acosadores como un patrón predominante de relación social con los demás.
En ocasiones, el niño que desarrolla conductas de hostigamiento hacia otros busca, mediante el método de «ensayo-error», obtener el reconocimiento y la atención de los demás, de los que carece, llegando a aprender un modelo de relación basado en la exclusión y el menosprecio de otros.
Con mucha frecuencia el niño o niña que acosa a otro compañero suele estar rodeado muy rápidamente de una banda o grupo de acosadores que se suman de manera unánime y gregaria al comportamiento de hostigamiento contra la víctima. Ello es debido a la falta de una autoridad exterior (por ejemplo, un profesor, un familiar, etc.) que imponga límites a este tipo de conductas, proyectando el acosador principal una imagen de líder sobre el resto de sus iguales seguidores.
A menudo la violencia encuentra una forma de canalizarse socialmente, materializándose en un mecanismo conocido de regulación de grupos en crisis: el mecanismo del chivo expiatorio. Destruir al que no es seguidor, al que se resiste, al diferente, al que sobresale académicamente, al imbuido de férreos principios morales, etc.
Tipos de acoso escolar

Los profesores Iñaki Piñuel y Zabala y Araceli Oñate han descrito hasta 8 modalidades de acoso escolar, con la siguiente incidencia entre las víctimas:2
Bloqueo social (29,3%)
Hostigamiento (20,9%)
Manipulación (19,9%)
Coacciones (17,4%)
Exclusión social (16,0%)
Intimidación (14,2%)
Agresiones (13,0%)
Amenazas (9,1%)
Bloqueo social
Agrupa las acciones de acoso escolar que buscan bloquear socialmente a la víctima. Todas ellas buscan el aislamiento social y su marginación impuesta por estas conductas de bloqueo.
Son ejemplos las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicar con otros, o de que nadie hable o se relacione con él, pues son indicadores que apuntan un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyos del niño.
Se incluye dentro de este grupo de acciones el meterse con la víctima para hacerle llorar. Esta conducta busca presentar al niño socialmente, entre el grupo de iguales, como alguien flojo, indigno, débil, indefenso, estúpido, llorica, etc. El hacer llorar al niño desencadena socialmente en su entorno un fenómeno de estigmatización secundaria conocido como mecanismo de chivo expiatorio. De todas las modalidades de acoso escolar es la más difícil de combatir en la medida que es una actuación muy frecuentemente invisible y que no deja huella. El propio niño no identifica más que el hecho de que nadie le habla o de que nadie quiere estar con él o de que los demás le excluyen sistemáticamente de los juegos.
Hostigamiento
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que consisten en acciones de hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad del niño. El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, el menosprecio, los motes, la crueldad, la manifestación gestual del desprecio, la imitación burlesca son los indicadores de esta escala.
Manipulación social
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden distorsionar la imagen social del niño y “envenenar” a otros contra él. Con ellas se trata de presentar una imagen negativa, distorsionada y cargada negativamente de la víctima. Se cargan las tintas contra todo cuanto hace o dice la víctima, o contra todo lo que no ha dicho ni ha hecho. No importa lo que haga, todo es utilizado y sirve para inducir el rechazo de otros. A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima acosada, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria, percibiendo que el acosado merece el acoso que recibe, incurriendo en un mecanismo denominado “error básico de atribución”.
Coacción
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad. Mediante estas conductas quienes acosan al niño pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total de su voluntad.
El que la víctima haga esas cosas contra su voluntad proporciona a los que fuerzan o tuercen esa voluntad diferentes beneficios, pero sobre todo poder social. Los que acosan son percibidos como poderosos, sobre todo, por los demás que presencian el doblegamiento de la víctima. Con frecuencia las coacciones implican que el niño sea víctima de vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe silenciar por miedo a las represalias sobre sí o sobre sus hermanos.
Exclusión social
Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan excluir de la participación al niño acosado. El “tú no”, es el centro de estas conductas con las que el grupo que acosa segrega socialmente al niño. Al ningunearlo, tratarlo como si no existiera, aislarlo, impedir su expresión, impedir su participación en juegos, se produce el vacío social en su entorno.
Intimidación
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que persiguen amilanar, amedrentar, apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. Con ellas quienes acosan buscan inducir el miedo en el niño. Sus indicadores son acciones de intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio, acoso a la salida del centro escolar.
Amenaza a la integridad
Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan amilanar mediante las amenazas contra la integridad física del niño o de su familia, o mediante la extorsión.
Causas

El agresor: características psicológicas y entorno familiar
Artículo principal: Acosador.
Aunque el acosador escolar no tiene por qué padecer ninguna enfermedad mental o trastorno de la personalidad grave, presenta normalmente algún tipo de psicopatología. Fundamentalmente, presenta ausencia de empatía y algún tipo de distorsión cognitiva.
La carencia de empatía explica su incapacidad para ponerse en el lugar del acosado y ser insensible al sufrimiento de este.
La presencia de distorsiones cognitivas tienen que ver con el hecho de que su interpretación de la realidad suele eludir la evidencia de los hechos y suele comportar una delegación de responsabilidades en otras personas. Así, normalmente responsabiliza de su acción acosadora a la víctima, que le habría molestado o desafiado previamente, con lo que no refleja ningún tipo de remordimiento respecto de su conducta (los datos indican que, aproximadamente, un 70% de los acosadores responden a este perfil).
La psicología actual, por otra parte, identifica en los acosadores escolares la existencia probable de una educación familiar permisiva que les puede haber llevado a no interiorizar suficientemente bien el principio de realidad: los derechos de uno deben armonizarse con los de los demás. La consecuencia es la dificultad para ponerse en el lugar del otro por una carencia de altruismo vinculada a un ego que crece a costa de los demás, meros instrumentos a su servicio, y que tiene un umbral de frustración muy bajo. Algunos autores denominan a este tipo de niño como niño tirano.
El niño mal educado en la familia probablemente reproducirá en la escuela los hábitos adquiridos. Ni respetará, ni empatizará con los profesores, ni con sus compañeros. Sus frustraciones quizá le lleven a elegir un cabeza de turco. A menudo será aquel compañero que le haga patentes sus limitaciones y carencias, o que, simplemente, le parezca vulnerable.3
El entorno escolar
Se puede dar el caso de que la ausencia en clase (o, en general, en el centro educativo) de un clima adecuado de convivencia pueda favorecer la aparición del acoso escolar. La responsabilidad al respecto oscila entre la figura de unos profesores que no han recibido una formación específica en cuestiones de intermediación en situaciones escolares conflictiva, y la disminución de su perfil de autoridad dentro de la sociedad actual.
La televisión

more...
No comment yet.
Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

http://www.peques.com.mx/el_bullying_y_sus_tipos.htm

http://www.peques.com.mx/el_bullying_y_sus_tipos.htm | bullying: acoso escolar! | Scoop.it

El bullying y sus tipos

Parece que no pero realmente es muy frecuente los casos de acoso entre los niños, en carne propia muchos padres de familia hemos vivido esa experiencia entre nuestros hijos, sin saber que decir y como actuar.

¿Que es el Bullying?

Es una palabra proviente del vocablo holandes que significa acoso.

El primero que empleó el término "bulliing" en el sentido de acoso escolar en sus investigaciones fue Dan Olweus, quien implantó en la década de los '70 en Suecia un estudio a largo plazo que culminaría con un completo programa antiacoso para las escuelas de Noruega.

Anteriormente esta palabra no era tan comentada, pero debido al incremento alarmante en casos de persecución y agresiones que se están detectando en las escuelas, lo que lleva a muchos escolares a vivir situaciones verdaderamente aterradoras, es que ahora se esta hablando más del tema.

El bullying esta presente en casi cualquier lugar, no es exclusivo de algún sector de la sociedad o respecto al sexo, aunque en el perfil del agresor sí se aprecia predominancia en los varones. Tampoco existen diferencias en lo que respecta a las víctimas.

El agresor acosa a la víctima cuando esta solo, en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio. Por esta razón los maestros muchas veces ni por enterados estan.

Sin embargo no se trata de un simple empujón o comentario, se trata de una situación que si no se detiene a tiempo puede provocar severos daños emocionales a la victima.

Esta práctica que se vuelve frecuente en los niveles de secundarias y preparatorias públicas o privadas de México, en otras partes del mundo se esta adaptando a la tecnología dando como resultado el cyber bullying, es decir, el acoso a través de Internet específicamente en páginas web, blogs o correos electrónicos.

Tipo de Bullyng

Sexual: Es cuando se presenta un asedio, inducción o abuso sexual.

Exclusión social: Cuando se ignora, se aísla y se excluye al otro.

Verbal: Insultos y menosprecios en público para poner en evidencia al débil.

Psicológico: En este caso existe una persecución, intimidación, tiranía, chantaje, manipulación y amenazas al otro.

Físico: Hay golpes, empujones o se organiza una paliza al acosado.

more...
Inma Palacios Romero's curator insight, April 19, 2017 1:05 PM

aunque el articulo esté en inglés, hagamos uso de nuestras habilidades o de un traductor para conocer los datos que nos aporta este articulo. para conocer un poco mejor de donde proviene el "bullying"

Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

http://www.elpsicoasesor.com/2011/03/que-es-bullying.html

http://www.elpsicoasesor.com/2011/03/que-es-bullying.html | bullying: acoso escolar! | Scoop.it

Desarrollo:
1) La palabra bullying describe un modo de trato entre personas. Su significado fundamental es: acosar, molestar, hostigar, obstaculizar o agredir físicamente a alguien.
2) Es un continuo y deliberado maltrato verbal y modal que recibe un niño o niña por parte de otro u otros, que se comportan con él/ ella cruelmente con objetivo de someter, arrinconar, amenazar, intimidar u obtener algo de la víctima.

Características del bullying
El bullying puede tener como autores tanto a individuos como a grupos.
Se caracteriza por un proceder sistemático y estratégico.
Suele extenderse por un periodo más o menos prolongado.
El bullying es un proceso de represión de problemas.
Sus víctimas se sienten en desventaja y se consideran las culpables de la situación
Puede tener lugar tanto de forma directa como indirecta(a través de agresiones físicas o psíquicas, o de intriga)‏
Acechar y espiar en el camino de la escuela a casa, perseguir, echar, dar puñetazos o codazos, empujar y propinar palizas.
Marginarlo de la comunidad escolar o clase.
Inventar rumores y mentiras.
Juego sucio en el deporte y tender trampas.
Reírse del otro, hacer comentarios hirientes sobre él.
Burlarse, mofarse continuamente, tratar con sobrenombres.
Tipos de Bullying Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria. Verbal: insultos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el más habitual. Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor. Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

Participantes del Bullying
• Agresor ´
• Víctima
• Observadores

more...
No comment yet.
Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

bullying

 bullying: El fenómeno social de la intimidación recientemente llamó la atención de los medios de comunicación (de nuevo) a la luz de los suicidios de adolescentes relacionadas con las víctimas de acoso escolar, así como la presentadora de noticias de televisión que tenía.

Consejos para las víctimas del Bullying

Muchas veces, los padres y profesores de las víctimas son los últimos en enterarse de que está sufriendo el acoso escolar de sus compañeros. La vergüenza o el miedo a las represalias son los principales motivos. Aquí damos consejos para detectar el bullying y saber qué podemos hacer si nos encontramos en esta situación.

more...
No comment yet.
Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

bullying

Entonces, ¿no es exclusivo de los niños y las escuelas?

No. Lo que ocurre es que se ha acuñado para definir la violencia entre escolares porque somos los investigadores de psicología evolutiva y de la educación los que más hemos estudiado esto. Mire, bullying es un término popular inglés, como aquí gamberro. Su origen es el mobbing , que significa abuso de unos a otros, acoso. Cuando el mobbing , que es una palabra sueca y noruega, se traduce al inglés, la palabra que se encuentra adecuada para traducirlo es bullying . Por lo tanto, es simplemente la traducción al inglés del término mobbing .

Es decir, ¿todos podemos ser víctimas de algún tipo de ’bullying’?

La mayoría de nosotros hemos padecido esta violencia. En la memoria del 80% de la gente hay un episodio, bien como protagonista, amigo, agresor (los llamados bullies ) o víctima.

¿Cómo se manifiesta?

El bullying es violencia que puede ser verbal, física, psicológica, directa e indirecta. Estas cinco categorías no son puras, pueden mezclarse entre sí.

¿Durante cuánto tiempo puede prolongarse?

Esto es muy muy interesante, porque la gravedad de la violencia interpersonal injustificada prolongada se mide también por el tiempo que dura. Cuando es una cosa puntual, de una o dos veces o semanas, es casi una cosa episódica. Incluso puede llegar a ser hasta accidental, fruto de un malentendido. Pero el bullying grave se prolonga normalmente durante un curso académico, y es muy muy grave si va más allá de este tiempo.

¿Se da más en niños o niñas?

Los niños están más implicados que las niñas. La ratio es por cada cinco niños, una niña. Pero pueden ser tanto víctimas como agresores. En este sentido, el problema del machismo o la, digamos, estimulación que la sociedad está haciendo a los varones para que sean gallitos les viene fatal porque les estimula al enfrentamiento, a resistir. En general los chicos están más implicados, pero las chicas empiezan a hacerlo hasta en formas en que antes no estaban implicadas, por ejemplo en violencia física o sexual. No obstante, el bullying de las chicas suele ser más de violencia indirecta. Por ejemplo, la exclusión social —con esta no te juntes —, el aislamiento o la difusión de rumores.

Pero supongo que unos son más propicios a sufrir esto que otros...

Sabemos el perfil global de la víctima y el del agresor. El niño que permite durante tiempo prolongado ser victimizado es un niño un poquito más inseguro, tímido, hiperrespetuoso, suele sacar buenas notas... Jokin era un retrato robot del caso más grave de bullying , cumplía todos las características descriptivas. Pero eso no quiere decir que por ser así una persona vaya a ser una víctima. Hay que diferenciar entre episodios espontáneos y aislados. El niño o la persona no debe ablandarse ni permitir que ese hostigamiento sea permanente, pero tiene que saber cuándo y cómo resolverlo de forma pacífica. En cuanto al agresor, también es inseguro y tiene problemas, pero no se los queda para adentro y en cambio se apoya en los demás y culpa a la víctima de la agresión. No hay que dejarle pensar que las cosas salen bien siendo así.

¿A qué edades afecta más?

La edad es una variable muy determinante. Las edades donde hay más bullying son de los 10 hasta los 15 años, es decir, los dos últimos años de primaria y los primeros de secundaria. Un detalle muy importante de las investigaciones es que a los 16 años esto declina mucho: a partir de que los niños han pasado el periodo más agitado de lo que llamamos la adolescencia, ese bullying extenso y medio blando desaparece, pero los problemas que quedan en el agresor ya tienen formato criminal.

Si ’bullying’ es violencia injustificada, ¿es que no tiene causas?

Sí, sí, claro que las hay. Pero no son causas, sino factores. Lo que ocurre es que son al mismo tiempo desencadenantes, es decir, que van a estimular que aparezca y se mantenga, y de prevención del riesgo. Son cuatro grandes: el propio sujeto, el contexto social familiar, la escuela y el contexto social general. Si ve violencia en casa, se crea la tendencia a repetirla. Además, es muy importante el diálogo con los padres y que las escuelas tengan programas de prevención tipo tolerancia 0 , porque no basta con educar en valores, sino que hay que actuar. Y si en una sociedad hay violencia estructural, como por ejemplo a causa del machismo, el contexto se convierte en factor negativo, porque no se distingue bien entre el bien y el mal.

O sea, que todo esto guarda relación con la violencia de género...

Estructuralmente y conceptualmente, no se diferencian, porque la violencia de género es también un abuso de poder injustificado que cursa con victimización, daño psicológico e impunidad moral de la víctima. ¿Cual es la diferencia? Los personajes y los escenarios.

¿Existe permisividad al ’bullying’ en el aula?

Según mis investigaciones, el 85% de los escolares saben decir quién está maltratando a quién, pero le tienen tanto miedo al matón que no lo dicen. Eso significa que todo el mundo en el aula lo sabe pero no hace nada.

more...
No comment yet.
Scooped by Emiliano Velazco
Scoop.it!

http://www.manuales.com/manual-de/el-bullying-en-argentina

El bullying es una conducta de hostigamiento o persecución física o psicológica que realiza un alumno contra otro. Constituye un fenómeno transversal y frecuente que afecta a un importante porcentaje de estudiantes en tanto victimas (en mayor medida), victimarios o agresores, o en tanto observadores o espectadores del bullying entre sus compañeros, y que ha sido constatado mediante diversas investigaciones en las distintas regiones y países del mundo.

En Argentina, y desgraciadamente en todo el mundo, los casos de hostigamiento son cada vez más frecuentes, y la violencia no termina en el aula sino que se puede trasladar a las redes sociales, con lo que la humillación se hace pública.

El Observatorio de Violencia a las Escuelas, perteneciente al Ministerio de Educación de la República Argentina, publicó en el año 2010 el libro “Violencia en las escuelas. Un relevamiento desde la mirada de los alumnos”.

En él salen a la luz los siguientes datos:

- El 32% de los estudiantes de secundaria reconocen haber sufrido la rotura de útiles u otros objetos llevados a la escuela.

- La violencia verbal (gritos, burlas e insultos) alcanza porcentajes entre un 12% y un 14%, dependiendo del grado.

- El 10% de los alumnos dicen haber sufrido amenazas por parte de un compañero.

- Un 8% han sido victimas de violencia social (exclusión).

- Un 7% de ellos señalan haber sido golpeados por sus compañeros.

- Y un 4,5% declaran haber sido victimas de robo por fuerza o amenazas.

Y otros datos son los que aporta la CEPAL, en el estudio realizado en 2011:

- El 37,2% de los chicos de sexto grado dice que fue insultado o amenazado.

- Y el 32,4% dice que fue maltratado físicamente.

 

more...
No comment yet.