antropologia e cibercultura
15 views | +0 today
Follow
antropologia e cibercultura
cultura e ciber-espaço
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by Mara Lúcia Cristan
Scoop.it!

Redes | Flickr - Photo Sharing!

Redes | Flickr - Photo Sharing! | antropologia e cibercultura | Scoop.it
Newest photo →; Redes · Textura en la arena · Redes. Additional info. Settings: 1/125ƒ/5ISO 40088 mm. License. All Rights Reserved. Privacy. This photo is visible to everyone. keyboard shortcuts: ← previous photo → next ...
more...
No comment yet.
Rescooped by Mara Lúcia Cristan from Galerias
Scoop.it!

El secreto de la educación finlandesa

El secreto de la educación finlandesa | antropologia e cibercultura | Scoop.it

La clave, sin duda, es que tienen por ley, menos de 24 alumnos por clase, a veces menos de 20.

Lo habitual es que un adolescente normal termine Secundaria con notas excelentes, hablando un perfecto inglés y leyendo un libro a la semana.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

En la entrada no se ve a decenas de estudiantes apurando el primer paso de la mañana,en el interior, la limpieza resalta aún más. No hay garabatos en los pupitres ni en los aseos. Saarnilaakson es una escuela pública, como el 97 por ciento de los centros finlandeses, pero el equipamiento es el de un colegio caro.

Los libros de texto son gratis, el material escolar es gratis, la comida es gratis, no parece demasiado apetitosa aunque los estudiantes reniegan la comen. Al Ayuntamiento le cuesta 65 céntimos cada menú: un plato caliente, leche y fruta.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Kari Kajalainen, profesor de matemáticas, me explica que si un niño quiere estudiar, puede llegar a ser médico o juez o ingeniero, lo que se proponga, si se esfuerza, aunque su familia sea pobre, pongo cara de incredulidad. «La educación de cada finlandés le cuesta 200.000 euros al Estado, desde que entra en la guardería hasta que sale de la universidad con su título. Es el dinero mejor empleado de nuestros impuestos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

El Estado los ayuda a emanciparse con subvenciones para alquilar una vivienda y una paga. Todo el sistema está montado para que los finlandeses se acostumbren a ser autónomos desde bien pequeñitos y se vayan a vivir por su cuenta a los 18 años. 

Me asombra el respeto reverencial que le tienen a los profesores. «Sí, nos sentimos respetados y valorados por la sociedad. Ser maestro es una profesión de prestigio a la que solo aspiran los mejores. Y no basta con ser muy bueno en tu materia. Debes destacar también a la hora de saber transmitir tus conocimientos. Pero el respeto de los alumnos te lo ganas día a día. En 20 segundos lo puedes perder», explica Mati Karkkainen, docente de ciencias.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

«Los alumnos no vienen al colegio a pasárselo bomba. Queda claro que es un trabajo. Saben que todos tienen las mismas oportunidades. Da igual a la escuela que vayan, en el centro de Helsinki o en un pueblo del Ártico. Todas tienen el mismo nivel». Kari Kajainen asiente. «Nos centramos en que la mayoría de los alumnos sean muy competentes. Que el nivel medio sea alto. Cuando vemos que alguno tiene problemas, le asignamos enseguida un profesor de apoyo. Tiene clases extra. Estamos muy pendientes y no dejamos que se retrase.»

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Los deberes son sagrados. Y está muy mal visto que alguien copie, incluso por los mismos alumnos. «En nuestra cultura son muy importantes dos valores: la honradez y el trabajo», comenta Päivi Junkkari. No es casualidad que Finlandia también encabece las estadísticas de transparencia y menos corrupción pública.

«Aquí sólo tienes una oportunidad para aprobar un examen por la misma razón que la vida sólo se vive una vez. Y hay que aprovecharla. Si no apruebas, te quedas una hora más en clase hasta que demuestres que te lo sabes y si no, estudias en verano».

El mayor reto de enseñar matemáticas es conseguir que los alumnos comprendan lo que leen, el enunciado de los problemas. Por eso lo fundamental es que lean. Y también es muy importante la enseñanza de lenguas extranjeras. El finés es una lengua minoritaria. Los alumnos también estudian sueco e inglés obligatoriamente.

Las películas y series de televisión extranjeras no están dobladas. «Todas se pasan con subtítulos». Los niños se acostumbran desde pequeños a escuchar otros idiomas y, además, adquieren destreza lectora.

Hay que leer rápido los subtítulos para no perder el hilo del programa», apunta Tuija Yrjö-Koskinen.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La jornada es intensiva, de 8 de la mañana a 3 de la tarde. Pero las clases son muy breves: 45 minutos mal contados. Hay un recreo obligatorio al aire libre (los adolescentes se quedan en la entrada porque en el patio hace frío) y una pausa de media hora para comer. Todo el horario está salpicado de breves descansos que hacen llevadero el día. Terminan frescos. No se los abruma con una montaña de materias. «Se estimula el razonamiento crítico, se invita a discutir antes que la memorización,».

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Finlandia presume del mayor índice de lectura de libros y prensa de Europa. Tres veces por semana la familia toma la sauna en casa. «Lo hacemos juntos. Es el lugar donde se comentan las preocupaciones y los proyectos, donde se planean las vacaciones. Siempre buscando el sol. Hemos ido a Madeira, París y Túnez», explica Leena, su madre. Saili todavía no tiene claro qué quiere ser de mayor. «Químico, veterinario o diseñador de videojuegos.» Le pregunto si es feliz. Y me responde sin pestañear que sí.

 

Auntor: Carlos Manuel Sánchez


Via Edwin Manuel
more...
No comment yet.