Niquel, un duendecillo algo travieso e indispensable | tecno4 | Scoop.it

En el s. XVIII, la mitología de los mineros del macizo de Harz (Alemania) atribuían al viejo Nick (un duendecillo diabólico) el que no se pudiese extraer cobre de un mineral rojizo que suponían, acertadamente, que contenía grandes cantidades del preciado metal. En 1751, mientras intentaba extraer cobre de la niquelina, Axel Frederik Cronstedt, obtuvo un metal blanco que identificó como el responsable de dicha incapacidad. Así, que decidió nombrar al metal recién descubierto como nickel .