Ahora que andan las aguas revueltas por Gibraltar, conviene echar un vistazo al Imperio Británico.

Via José Moraga Campos