#Recomiendo: Capacidades Diferentes | Sociedad 3.0 | Scoop.it

De Javier Ruiz me impactó nada más conocerlo su sentido del humor y su finísima ironía. “Que me voy a hacer el Camino de Santiago”, me soltó un día por e-mail, añadiendo algo más de si no le saldrían ampollas en los pies, y que no estaba preocupado por el calzado. Javier padecía ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), aunque yo siempre pensé que la ELA lo ‘padecía’ a él, de tanto como lucho en su contra y le buscó las cosquillas. Gracias a su trabajo, esfuerzo, dedicación y posicionamiento frente a la enfermedad, se puso en marcha en 1991 ADELA CV, un centro de referencia. Uno de los muchos méritos de ADELA CV es haber hecho visible una enfermedad complicadísima y haber ayudado a normalizarla algo más para aprender a convivir con ella, afectados y no afectados. “Lo peor de la enfermedad no es la enfermedad en sí, sino las reacciones personales y sociales que vas observando a tu alrededor”, escribía Javier en su página Web, un sitio que os recomiendo porque es realmente un testimonio de superación personal de los que te construyen y donde puedes leer que:


Vía @fanigrande @belen_hueso @ballesterada