La semana nos deja la séptima reforma educativa y el anuncio de que en cuanto ganen los otros, vendrá la octava.