Sueño y alcohol, enemigos irreconciliables | Salud Visual 2.0 | Scoop.it

29 enero, 2013

El alcohol es un remedio muy utilizado para inducir al sueño. Debido a que tomar bebidas alcohólicas produce un estado de relajación, y a que es socialmente aceptado beber en la noche, muchas personas consumen bebidas alcohólicas antes de acostarse para reducir el tiempo que tardan en dormirse.

En general, se cree que tomar alcohol por la noche puede ayudar a dormir bien. Es casi una leyenda urbana. Esto puede ser cierto para algunas personas que consuman pequeñas cantidades de alcohol. Sin embargo, grandes cantidades de alcohol sabotean la calidad del sueño y el papel restaurador del mismo, y esas consecuencias negativas pueden ser mucho mayores cuando el consumo es crónico.

Por eso es importante, tal como indica Sagawa, que los médicos que estén tratando trastornos físicos y psicológicos relacionados con el alcohol, tengan en cuenta lo mucho que el consumo habitual puede reducir la capacidad restauradora del sueño.