La creación de una “hoja de ruta” para disminuir la desigualdad en la prevención y atención de los desastres e integrar el enfoque de género ha sido el objetivo de un taller centroamericano desarrollado en El Salvador.