Generaciones de lápiz, generaciones de portátil | Pedagogia Infomacional | Scoop.it

"Los adolescentes llegan a confundir el mundo real con el virtual, los adultos solo ven como instrumento". Es una de las conclusiones de un estudio sobre la brecha digital entre adultos y adolescentes realizado durante tres años en varios colegios españoles.

 

La brecha digital es un concepto que marca la frontera entre aquellos que tienen acceso y saben manejar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y los que carecen de esa oportunidad o habilidades. A menudo esta brecha se establecía entre jóvenes y adultos, los llamados nativos e inmigrantes digitales, pero el estudio va más allá y contempla otras variables aparte de la edad: la educación y el nivel económico.

 

Una de las reflexiones que resulta especialmente interesante es que las familias, cuando no dominan las nuevas tecnologías, tienden a reaccionar de dos maneras: o bien "dimiten de la tarea de hacer de padres" o "establecen prohibiciones".

 

Esto nos lleva a pensar acerca del conocido caso de la adolecente Amanda Todd, del cual publicamos una práctica la semana pasada. Una de las preguntas que nos hicimos durante el análisis fue por qué los padres de la joven no pusieron más límites o llevaron mayor control de la vida online de su hija, ni siquiera después de haber tenido que cambiarse de colegio debido a los episodios reiterados de ciberacoso. Quizá se debiera a que la brecha digital entre ambas generaciones era demasiado grande para poder entender bien a Amanda y su situación. 

 

Como todas las brechas, la digital supone una falta de comunicación especialmente grave en un mundo en el que Internet y las redes sociales parecen acabar por imponerse a todo. Los adolescentes pueden llegar a vivir como real un mundo virtual y sus padres, mientras tanto, desconocen como ponerle barreras.

 

 


Via Curiosity Magazine, Nicolás Dominguez