La llegada del PP al poder, por mayoría absoluta, se sustentó en el paradigma que nos vendió Rajoy: eficacia en la gestión pública, honestidad, adaptación del modelo económico a la realidad de la crisis, transparencia y ...