En solo tres meses todos los mitos de competencia económica del PP se han derrumbado.