El Gobierno de Navarra ha acordado, en su sesión de hoy, mostrar su disconformidad con la proposición de ley por la que se propone que el proyecto de campus de FP en Donapea no pueda tramitarse como Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) al haber sido rechazado previamente por el Pleno del Ayuntamiento de Pamplona.

 

Para ello, la proposición de ley propone un cambio en este sentido del artículo 42 de la Ley Foral 35/2002, de 20 de diciembre, de Ordenación del Territorio y Urbanismo (LFOTU).

 

En opinión del Gobierno, la proposición de ley pretende usurpar a la Administración Foral sus competencias en materia de ordenación del territorio y urbanismo, competencias éstas que rechaza puedan verse limitadas por decisiones municipales. Niega también las acusaciones de uso fraudulento del PSIS, afirmando que son los tribunales, no el Parlamento, quienes deben decidir al respecto y asegura que, hasta el momento, ninguno de los casi 200 PSIS aprobados por el Ejecutivo foral ha sido anulado judicialmente “por no estar suficientemente justificado o vulnerar la autonomía municipal”.