¿’Fracking’ en Uruguay? (IV) | Observatorio Minero del Uruguay | MOVUS | Scoop.it

OTRA PERLA DEL MISMO COLLAR

 

por Víctor L. Bacchetta, en semanario Voces (6/9/12)

 

Los contratos de riesgo de Ancap para la exploración y explotación en tierra firme de hidrocarburos incluyen el estudio de lutitas gasíferas y la posibilidad de explotarlas con ‘fracking’, un análisis que se hará en el futuro y para el cual el ente estatal ya cedió a una firma extranjera más de la mitad del poder de decisión.

En octubre de 2009, Ancap estableció el primer contrato de riesgo del país con la empresa estadounidense Schuepbach Energy LLC para la prospección de hidrocarburos en tierra firme . En febrero de este año, el presidente del ente, Raúl F. Sendic, calificó de “histórico” el nuevo contrato firmado con Schuepbach, ahora con fines de exploración y explotación en 1:400.000 hectáreas de los departamentos de Durazno, Tacuarembó, Paysandú y Salto.

 

Al firmarse el primer contrato, autoridades de Ancap dijeron que se estudiaban las reservas de lutitas gasíferas, una formación geológica de pizarra o esquistos de donde es posible extraer gas metano por medio de una tecnología denominada fractura hidráulica (‘fracking’ es la expresión abreviada en inglés) desarrollada en Estados Unidos y que se expandió explosivamente al constituir una fuente energética propia inédita para este país.

Sin embargo, esa expansión en Estados Unidos y otros países se hizo sin realizar estudios científicos de los impactos del ‘fracking’ sobre el medio ambiente. La alarma cundió cuando se verificaron graves incidentes de contaminación de los cursos de agua subterráneos y superficiales de áreas extensas, inclusive sismos, generados por la inyección a alta presión en el subsuelo de una mezcla fluida altamente tóxica de compuestos químicos.