Paso de audiencias pasivas a audiencias proactivas, de consumidor a prosumidor, de receptor a emisor.  Estos términos están a la orden del día para referirnos a ese usuario de los medios que ya no sólo se limita a recibir un mensaje; sino que construye, analiza, modifica, interpreta, colabora y comenta.

 

Pero hablar de proactividad completa no es representativo. Existen dos impedimentos: la brecha digital y la brecha demográfica. Estas condicionan, por desgracia, a parte de la población, que no ha podido aprender y experimentar con estos nuevos mecanismos que la comunicación digital ofrece.  


Via elplumillero, jose antonio gabelas