"No sé si irá a aparecer mañana en la prensa como que estoy promoviendo el maltrato infantil, pero debo decir por experiencia propia que recibí azotes cuando niño y que no tengo ningún trauma. Al contrario, agradezco a mi padre que usó en algunas oportunidades este maltrato", aseveró.


Sus palabras desataron un aplauso generalizado entre la concurrencia, que se realizó el 17 de septiembre en el Colegio Inglés de Iquique, ocasión en que rechazó el accionar de encapuchados y criticó al movimiento estudiantil que ha mantenido paralizadas las jornadas educacionales durante los últimos meses.


En este contexto, señaló que hoy los padres temen disciplinar a sus hijos, por miedo a ser acusados de maltrato.