Este una breve reflexión en el camino para pensar en cómo responder la pregunta titulo de esta entrada. Más allá del ambito académico es importante considerar las posibilidades de aparición de las nuevas masculinidades en el escenario social cotidiano y "normal". Las resistencias del varon para repensar, involucrarse y participar en temas de género se debe obviamente a que ha sido históricamente tildado, y por eso lo es todavía, del sujeto de privilegios, poder y objetividad. El binarismo de género, solo masculino-femenino y el cual critica la teoria queer, es claramente uno de los productos que inhibe esto. Siendo este un esquema simbólico de poder que imposibilita muchas posibilidades, y legitima solo una, entonces claro está que no es nada facil.