MARIA FERNANDA
8 views | +0 today
Follow
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Rescooped by Maria fernanda vargas from MARIA FERNANDA
Scoop.it!

Google

Maria fernanda vargas's insight:

La calidad necesita la participación de la comunidad”

La mejor manera de tener en cuenta al beneficiario es hacerlo participar.

 

Para  poder hablar de calidad educativa es necesario contar con la participación de los beneficiarios de la educación, en este caso nos enfocaremos a los padres de familia y a los integrantes de la comunidad donde se encuentra el plantel. Es importante que estos beneficiarios interactúen en los procesos educativos, exigiendo cumplir con sus necesidades y trabajando de manera conjunta para lograr mejorar la calidad de la educación. Está claro que cada miembro de la comunidad percibe a la escuela, o lo que debe enseñar, de diferente manera; motivo por el cual surgen problemas en cuanto a la organización y servicio de la educación, y es por eso recomendado, que para lograr transformar la educación se necesita del trabajo en equipo de los beneficiarios educativos ya mencionados.

 

La escuela está en la comunidad y la comunidad está en la escuela.

 

Desde que se funda una escuela en una comunidad, cada una va a depender significativamente de la otra, puesto que todos los factores ya sean positivos o negativos que intervienen en la comunidad, también intervendrán en la manera de comportarse de los alumnos dentro del instituto educativo; y por otra parte lo que se aprenda en la escuela será puesto en práctica dentro de la comunidad a la que pertenecen cada uno de los estudiantes. Esta brecha tan corta que existe entre comunidad y escuela es lo que ocasiona el desarrollo del individuo, puesto que su formación se irá rigiendo de acuerdo a la escuela y la comunidad de la que forman parte.

 

Algunas ideas sobre cómo propiciar la participación de los padres de familia y de la comunidad.

 

La mejor manera que el docente puede utilizar para fomentar la participación de los padres de familia, y que en algún futuro nosotros como educadores utilizaremos también; está el trabajo del maestro que realice dentro del aula, puesto que desde ahí se puede empezar a interactuar con la comunidad de cada alumno, a través de los conocimientos, habilidades y valores que traigan como parte de su aprendizaje dentro de una comunidad, y también; fomentando la participación de sus padres en cada actividad escolar a realizar.

 

Otro aspecto importante en cuestión a este tema es la búsqueda de una creación de ambiente familiar propicio para el aprendizaje, el  cual lo podemos realizar a través de la interacción con los padres de los educandos, informándolos sobre lo que pueden hacer para que el proceso educativo tenga un buen resultado, tomando como aspectos principales: la nutrición, higiene, salud, conocimiento de las etapas de desarrollo del niño, así como el conocer como se da un ambiente familiar sano y fructífero.

 

A demás también se debe tomar en cuenta y poner más atención a aquellos padres de familia que no se interesan o que no muestran interés por la educación de sus hijos, lo cual se puede notar por la ausencia de ellos a juntas familiares, por mencionar un ejemplo. Hay que poner mayor atención a estos padres, ya sea con visitas domiciliares u otras estrategias, que eviten que los hijos de estos estén rezagados educativamente como suele suceder en la mayoría de los casos. Es importante considerar a otros aspectos que relacionen la escuela y la comunidad y que se puedan presentar de acuerdo al desarrollo de la educación. Es así como según Sylvia Schmelkes afirma que se podrá lograr la participación de los padres de familia y de los miembros de la comunidad a la que pertenece una institución educativa.

 

La participación de la comunidad se traduce en mejor aprendizaje.

 

La participación que presenten los integrantes de la comunidad, traerán consigo mas carga laboral para los docentes, pues deberán tratar de cubrir todo lo que la sociedad demande, sin embargo; a pesar del esfuerzo mayoritario por los profesores, es gratificante saber que el proceso educativo está funcionando de una mejor manera y con esto propiciando hacia la verdadera calidad de la educación.

 

Comentario.

 

La participación excesiva, coordinada y continua de todos los beneficiarios educativos obviamente repercutirá en el desarrollo de un mejor proceso educativo. Sin lugar a dudas cabe mencionar que la interacción que tengan padres de familia, los integrantes de la sociedad y el mismo alumno, contribuirán hacia una educación de mayor calidad.

 

Es importante fomentar la participación de los miembros sociales en la educación, para que estos expongan sus necesidades y sean satisfechas por los encargados de brindar la educción.

 

Este capítulo en particular me pareció muy preciso y claro, pues no habla sobre lo que se necesita para mejorar la educación, empezando desde el análisis del contexto donde se localiza el plantel escolar hasta las actividades escolares dentro del aula de una escuela, y por medio de la interacción activa y útil de los beneficiarios podremos lograr verdaderamente transformar los procesos educativos que están exigiendo una mejor calidad.

vivimos, convivimos y educamos en sociedad. Esto quiere decir que la forma de educar de mis vecinos, de mis familiares, es decir, del entorno va a afectar de alguna manera u otra a la forma en que yo educo a mis hijos. Podemos llegar a establecer una serie de acuerdos básicos a la hora de educar. Es la sociedad entera la que educa y, por tanto,  somos todos los que tenemos que colaborar para que la educación cambie a mejor. Si logramos esto, veremos que nos será mucho más sencillo educar y no tendremos esa sensación de que nadamos a contracorriente sino con el viento a favor. Como muy bien afirma José Antonio Marina "para educar a un niño hace falta la tribu entera".

Necesitamos urgentemente una Alianza entre las familias y la escuela, eliminando los recelos existentes entre ambas instituciones, acercando posturas y trabajando codo con codo para mejorar el clima educativo existente en la actualidad. Hemos de evitar que las relaciones entre padres y docentes sean tensas y pasen a ser alegres basándose en la confianza mutua ya que todos buscamos lo mismo: lo mejor para nuestros hijos y alumnos. Hemos de ser conscientes de que ambos “jugamos en el mismo equipo” y no podemos meternos goles en nuestra propia

more...
No comment yet.
Scooped by Maria fernanda vargas
Scoop.it!

Google

more...
Maria fernanda vargas's curator insight, October 2, 2013 8:55 PM

La calidad necesita la participación de la comunidad”

La mejor manera de tener en cuenta al beneficiario es hacerlo participar.

 

Para  poder hablar de calidad educativa es necesario contar con la participación de los beneficiarios de la educación, en este caso nos enfocaremos a los padres de familia y a los integrantes de la comunidad donde se encuentra el plantel. Es importante que estos beneficiarios interactúen en los procesos educativos, exigiendo cumplir con sus necesidades y trabajando de manera conjunta para lograr mejorar la calidad de la educación. Está claro que cada miembro de la comunidad percibe a la escuela, o lo que debe enseñar, de diferente manera; motivo por el cual surgen problemas en cuanto a la organización y servicio de la educación, y es por eso recomendado, que para lograr transformar la educación se necesita del trabajo en equipo de los beneficiarios educativos ya mencionados.

 

La escuela está en la comunidad y la comunidad está en la escuela.

 

Desde que se funda una escuela en una comunidad, cada una va a depender significativamente de la otra, puesto que todos los factores ya sean positivos o negativos que intervienen en la comunidad, también intervendrán en la manera de comportarse de los alumnos dentro del instituto educativo; y por otra parte lo que se aprenda en la escuela será puesto en práctica dentro de la comunidad a la que pertenecen cada uno de los estudiantes. Esta brecha tan corta que existe entre comunidad y escuela es lo que ocasiona el desarrollo del individuo, puesto que su formación se irá rigiendo de acuerdo a la escuela y la comunidad de la que forman parte.

 

Algunas ideas sobre cómo propiciar la participación de los padres de familia y de la comunidad.

 

La mejor manera que el docente puede utilizar para fomentar la participación de los padres de familia, y que en algún futuro nosotros como educadores utilizaremos también; está el trabajo del maestro que realice dentro del aula, puesto que desde ahí se puede empezar a interactuar con la comunidad de cada alumno, a través de los conocimientos, habilidades y valores que traigan como parte de su aprendizaje dentro de una comunidad, y también; fomentando la participación de sus padres en cada actividad escolar a realizar.

 

Otro aspecto importante en cuestión a este tema es la búsqueda de una creación de ambiente familiar propicio para el aprendizaje, el  cual lo podemos realizar a través de la interacción con los padres de los educandos, informándolos sobre lo que pueden hacer para que el proceso educativo tenga un buen resultado, tomando como aspectos principales: la nutrición, higiene, salud, conocimiento de las etapas de desarrollo del niño, así como el conocer como se da un ambiente familiar sano y fructífero.

 

A demás también se debe tomar en cuenta y poner más atención a aquellos padres de familia que no se interesan o que no muestran interés por la educación de sus hijos, lo cual se puede notar por la ausencia de ellos a juntas familiares, por mencionar un ejemplo. Hay que poner mayor atención a estos padres, ya sea con visitas domiciliares u otras estrategias, que eviten que los hijos de estos estén rezagados educativamente como suele suceder en la mayoría de los casos. Es importante considerar a otros aspectos que relacionen la escuela y la comunidad y que se puedan presentar de acuerdo al desarrollo de la educación. Es así como según Sylvia Schmelkes afirma que se podrá lograr la participación de los padres de familia y de los miembros de la comunidad a la que pertenece una institución educativa.

 

La participación de la comunidad se traduce en mejor aprendizaje.

 

La participación que presenten los integrantes de la comunidad, traerán consigo mas carga laboral para los docentes, pues deberán tratar de cubrir todo lo que la sociedad demande, sin embargo; a pesar del esfuerzo mayoritario por los profesores, es gratificante saber que el proceso educativo está funcionando de una mejor manera y con esto propiciando hacia la verdadera calidad de la educación.

 

Comentario.

 

La participación excesiva, coordinada y continua de todos los beneficiarios educativos obviamente repercutirá en el desarrollo de un mejor proceso educativo. Sin lugar a dudas cabe mencionar que la interacción que tengan padres de familia, los integrantes de la sociedad y el mismo alumno, contribuirán hacia una educación de mayor calidad.

 

Es importante fomentar la participación de los miembros sociales en la educación, para que estos expongan sus necesidades y sean satisfechas por los encargados de brindar la educción.

 

Este capítulo en particular me pareció muy preciso y claro, pues no habla sobre lo que se necesita para mejorar la educación, empezando desde el análisis del contexto donde se localiza el plantel escolar hasta las actividades escolares dentro del aula de una escuela, y por medio de la interacción activa y útil de los beneficiarios podremos lograr verdaderamente transformar los procesos educativos que están exigiendo una mejor calidad.

vivimos, convivimos y educamos en sociedad. Esto quiere decir que la forma de educar de mis vecinos, de mis familiares, es decir, del entorno va a afectar de alguna manera u otra a la forma en que yo educo a mis hijos. Podemos llegar a establecer una serie de acuerdos básicos a la hora de educar. Es la sociedad entera la que educa y, por tanto,  somos todos los que tenemos que colaborar para que la educación cambie a mejor. Si logramos esto, veremos que nos será mucho más sencillo educar y no tendremos esa sensación de que nadamos a contracorriente sino con el viento a favor. Como muy bien afirma José Antonio Marina "para educar a un niño hace falta la tribu entera".

Necesitamos urgentemente una Alianza entre las familias y la escuela, eliminando los recelos existentes entre ambas instituciones, acercando posturas y trabajando codo con codo para mejorar el clima educativo existente en la actualidad. Hemos de evitar que las relaciones entre padres y docentes sean tensas y pasen a ser alegres basándose en la confianza mutua ya que todos buscamos lo mismo: lo mejor para nuestros hijos y alumnos. Hemos de ser conscientes de que ambos “jugamos en el mismo equipo” y no podemos meternos goles en nuestra propia