El año de Hidalgo por Laura Zita | La Miscelánea | Scoop.it

Mi papá decía que el último año de los presidentes y gobernadores era el año de Hidalgo –Chingue a su madre el que deje algo- y todos los políticos, desde los puestos más altos hasta los presidentes municipales de las comunidades más pequeñas, durante este tiempo se dedicaban a hacer “obras interminables”, mejoras innecesarias y demás trabajos sucios para embolsarse una lana antes de perder el “hueso” (puesto político).