“…Donde está involucrado el ser humano, allí hay una historia” Alberto Fuguet. | KaattySuarez | Scoop.it

En Santiago de Chile nace el escritor, periodista y cineasta Chileno, reconocido en 1999 por CNN y la revista Time como uno de los cincuenta líderes del nuevo milenio, Alberto Fuguet. Guionista de ocho películas, director de 10 producciones, productor de cuatro y escritor de 14 libros cuentan en los archivos personales de Fuguet.


El autor ha sido reconocido principalmente por oponerse al realismo mágico y utilizar en sus textos un lenguaje más popular, ya que su literatura se reconoce como urbana y, al igual que sus películas, tratan temas cotidianos.


Acerca de la cotidianidad y lo popular de sus escritos el periodista Ignacio Ballestero hace referencia a su libro, más adelante convertido en película Tinta Roja, “Con este libro escrito en una prosa pulposa, popular, arrabalera, Fuguet nos sumerge en el submundo de la prensa roja con una historia salpicada de sangre, tinta, humor negro y bohemia. El periodismo, tal como la prostitución, se aprende en la calle y esta novela tiene calle de sobra”.


Adentrarse en la literatura de Alberto Fuguet es sumergirse en un viaje, donde en cada frase hilvanada por el autor provoca cercanía y el suponer que aquello pudo ocurrir al lector, debido a lo real de los temas y lo cercano que se sienten los personajes. Esto ha logrado que sea reconocido a grandes escalas por su trabajo no sólo literario, sino también cinematográfico, teniendo como film más emblemático la película Se arrienda, escrita y dirigida por él.


Uno de sus textos más reconocidos, es el mencionado anteriormente Tinta Roja, en él Fuguet da a relucir su pasión por el periodismo, avalado por su título obtenido en la Universidad de Chile.
En aquella novela el autor narra variadas anécdotas combinadas por uno de los tópicos comunes en sus obras, como lo es el alcoholismo, sexo y drogadicción, de periodistas de oficio más que de profesión.


Además plantea varios aspectos motivacionales o, por el contrario, desmotivacionales para aquellos apasionados con el periodismo, ya que, como es la especialidad del autor, logra que el lector se sienta parte de la historia narrada.

 

“…Olemos el sexo, la sangre, la envidia... Todo acto, incluso los económicos, tiene un ingrediente de esto. Donde está involucrado el ser humano, allí hay una historia."
Alberto Fuguet.

 

 

 

Katherine Suárez Lara.