La contrareforma eléctrica | InternetofThings | Scoop.it

La única energía verde, el único kWh que no contamina, es aquel que no se consume, que no llega a producirse.

 

Por supuesto, esta reforma va a crujir a los que tengan casa en el pueblo (donde yo ahora me encuentro). El consumo es mínimo, sólo en vacaciones y algún esporádico fin de semana. Un contador que no corre, una energía que no se consume no contamina, no requiere de importaciones de gas, de procesamiento de uranio, de emisiones de óxidos de azufre por la chimenea de una central de carbón. ¿Por qué entonces hay que pagar? ¿Por tener la posibilidad de disponer de ella? ¡Toma, también tengo la posibilidad de ir a comprar a la frutería de la esquina y el gobierno no le regala la capacidad de cobrarme compre o no, para resarcir al frutero de tener la frutería abierta y a disposición de cuando yo quiera comprar! Dejemos las frutas, vamos con la energía: una gasolinera. ¿Debo pagarle al gasolinero del pueblo, eche o no gasolina, ya que me permite la posibilidad de repostar cuando quiera? ¡Esto es una locura! Que sí, que las líneas exigen un mantenimiento, pero es que la frutería, la gasolinera también, para estar disponibles, y ese coste de mantener esa capacidad operativa es sufragado por el propietario de la gasolinera, y luego repercutido en el precio de los consumidores, proporcionalmente a su consumo. ¿Por qué las eléctricas y alguna utility más tienen esa prerrogativa de cobrar uses sus servicios o no? Desde luego, para las compañías es estupendo, aseguran sus beneficios, pero para la sociedad es trágico ya que desincentivan el ahorro de recursos que son escasos, como la energía o el agua. Hace tiempo traté exactamente el mismo problema con el agua: me facturan un mínimo de 15m⊃3; cuando nunca he pasado de 8m⊃3;. Es decir, podría consumir el doble, dejar el grifo correr, que acabaría pagando lo mismo. ¿Qué recompensa obtengo de ser una persona consciente que minimiza en lo posible su consumo de agua? Que se rían de mí, exactamente igual que con la electricidad.

Cargar el término fijo y reducir el de consumo supone recorrer el camino hacia una sociedad sostenible pero en sentido contrario.


Via ECOIMPULSO