Gabriel Catalano human being | #INperfeccion® a way to find new insight & perspectives
17.8K views | +0 today
Follow
Gabriel Catalano human being | #INperfeccion® a way to find new insight & perspectives
La experiencia es la práctica prolongada que proporciona conocimiento, saber o habilidad para hacer algo.
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Rescooped by Gabriel Catalano from visualizing social media
Scoop.it!

Social Media Revolution: Revitalizing Modern Business

Social Media Revolution: Revitalizing Modern Business | Gabriel Catalano human being | #INperfeccion® a way to find new insight & perspectives | Scoop.it

The social media industry has revolutionized the online worlds, including the traditional methods to online marketing. Companies and businesses need to develop strategies of their own or they risk behind left in the dust by competitors.

Adeo Internet Marketing published this infographic to show you why modern business needs social media to help revitalize their online business and rise to the top.


Via Lauren Moss
more...
No comment yet.
Rescooped by Gabriel Catalano from Blogempleo Noticias
Scoop.it!

Una docena de cosas que deberías evitar en Linkedin

Una docena de cosas que deberías evitar en Linkedin | Gabriel Catalano human being | #INperfeccion® a way to find new insight & perspectives | Scoop.it

Una docena de cosas que deberías evitar en Linkedin
Publicado por Maripuchi 
http://unadocenade.com/

 

Ya hemos hablado de Linkedin en varias ocasiones. Linkedin es una red social que cuenta con más de 175 millones de usuarios en todo el mundo y está considerada como la mayor red social profesional.
Linkedin se basa, como toda red social, en los contactos… pero, como es una red social específica, se basa, más concretamente, en los contactos profesionales. Esto no quiere decir que todos los contactos que tengas que tener en esta red sean laborales, obviamente, pero sí conviene tenerlo en cuenta para evitar una imagen poco seria, salvo que lo estés haciendo adrede, que todo puede ser…


Si estamos en una red social profesional es porque queremos tener una buena imagen como profesionales, mantener un contacto con personas de nuestro sector o de otros que en un momento dado pueden sernos de utilidad para solucionar alguna duda (o viceversa), porque queremos mejorar nuestro yo digital, porque queremos encontrar trabajo… En fin, las motivaciones pueden ser absolutamente dispares, como vemos.
Por ello, o, para ello, se hace imprescindible seguir unas normas mínimas de cortesía, lo que se denomina “Netiqueta“, para que la armonía fluya en esta red.

 

¿Por qué es especialmente importante cuidar estos detalles? Pues porque, insisto, es profesional, no lúdica. Nadie espera ver memes graciosos ni las fotos de tus hijos, ni de la última juerga en Linkedin y, salvo que tenga que ver con tu trabajo, nadie espera tampoco leer lo que opinas sobre el último programa de La Voz…
Hay unas cuantas cosas que son fáciles de evitar y que harán que tu presencia en esta red mejore sustancialmente, que se te considere como un buen profesional de lo tuyo (que es lo que quieres, supongo…) y que, sin duda, harán que brilles y destaques por encima de otros perfiles. Del mismo modo que hicimos hace unas semanas hablando de los currículums, hoy os recomendamos:

 

1. Conectar tu perfil con el perfil de otras redes sociales
No. No. Y mil veces no.
Como acabamos de decir, nadie espera ver memes en Linkedin. Tampoco la última ocurrencia sobre el partido de fútbol del equipo de tu pueblo. Es cierto que Twitter ha eliminado la conexión directa, pero aún funciona a través de otras aplicaciones como Hootsuite o ifttt. Evítalo.
Cada red social tiene su propio lenguaje. No es difícil de aprender, sólo hay que fijarse un poquito en lo que hacen los demás…

 

2. Pedir contacto indiscriminadamente
Hay dos formas de pedir contacto en esta red: o de forma directa o solicitando a un contacto que te presente a un tercero. La más habitual es la primera. En este caso, caben dos opciones: que conozcas a la persona a la que le pides contacto o que no. Nada que objetar al primer caso, pero si no conoces a quien estás solicitando contactar, tendrás que darle alguna razón para que te admita (ver punto 4) y, desde luego, no ponerte como un loco a enviar solicitudes a personas que no conoces porque más contactos no te servirán absolutamente para nada aquí.

 

3. Poner como puesto de trabajo actual “En paro” o “INEM”
Del mismo modo que no se nos ocurre poner en nuestro currículum que actualmente “trabajamos en el paro”, en Linkedin tampoco deberíamos hacerlo.
Aunque la búsqueda activa de empleo sea un trabajo en sí mismo, que lo es, o lo debería ser… que el trabajo no llega a buscarte a tu casa mientras lo esperas… pero esto es otro cantar.
En cada puesto de trabajo te da la opción para poner fecha de inicio y de fin. Si ya no estás trabajando en tu último puesto de trabajo, pues es evidente…

 

4. No personalizar un poco las solicitudes de contacto
Es cierto que hay una opción “gente que podrías conocer“, que una vez que pinchas el botón de conectar, no te deja personalizar el mensaje. Con todo, como ya he comentado, si quieres contactar con alguien a quien no conoces en persona (o virtualmente) es conveniente que personalices un poco la solicitud y expliques quién eres y por qué quieres contactar. Repetimos: Linkedin no es un museo de contactos.

 

5. Autodenominarte gurú, Experto Mundial o Máster del Universo
Ningún experto dice de sí mismo que lo es. Punto.
Puedes ser especialista, que es lo mismo, pero no es igual. Oye, que igual eres un pastor y yo aquí dándote la chapa… Pero no. El autobombo mola hasta cierto punto y, aunque no tengas abuela que te recuerde lo maravilloso que eres, no está bien que lo digas de ti mismo.

 

6. Mentir…
No puedes decir que eres algo que no eres o que has hecho algo que no has hecho. Es sencillo. No puedes decir que hablas inglés con nivel alto si no eres capaz de leer un artículo en este idioma o contestar a una simple pregunta sin utilizar el traductor de google. Tampoco debes decir que has terminado una carrera si no es cierto. En fin, estas cositas que son tan básicas… Recuerda que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

 

7. Solicitar recomendaciones a personas que no conoces de nada
¿Pero cómo voy a recomendarte, alma de cántaro, si no sé quién demonios eres?
Hubo un tiempo en el que los reclutadores solicitaban recomendaciones tuyas a antiguos compañeros o jefes. Ahora es fácil pedirlas a colegas y hacerlo tú mismo. A colegas. A colegas, insisto.

 

8. Solicitar recomendaciones sólo a tus amigos de la infancia
A colegas… de trabajo… a compañeros de estudios, a personas con las que has compartido algún punto profesional en tu vida. Tus amigos de la infancia no son necesariamente colegas. ¿Sobre qué trabajo te van a recomendar? ¿Es creíble? Dale dos vueltas y piensa si tú te lo creerías de otro. Ahí tienes la respuesta.

 

9. Comentar únicamente para meter “cuñas publicitarias”
Si cada vez que comentas, metes una cuña publicitaria de lo tuyo, a partir, aproximadamente, de la segunda vez que comentes algo, “te han pillao, bacalao”.
Habla de “lo tuyo” sólo cuando sea estrictamente necesario.

 

10. Establecer contactos comerciales sin mirar a quién
Aceptas un contacto y al segundo siguiente tienes un email de cinco párrafos vendiéndote… ¿Qué? ¡¡Lo que sea!! Autocaravanas, tarjetas de navidad, mobiliario de oficina…
Es tan intrusivo como abrir la puerta de casa y que el comercial de turno, sin haberle dado permiso, se te cuele dentro.
Así no. Fail.

 

11. No completar correcta y completamente tu perfil
Perfiles sin foto. Perfiles sin trabajos conocidos. Perfiles sin estudios… Perfiles con lo anterior tan escueto que ni se entiende.
Error.
Te llevará un rato. Un par de horas quizá. Pero necesarias para ir con la cabeza bien alta.

 

12. Poner una foto que no sea de ti mismo
En otras redes no importa tanto utilizar un nick y ponerte como avatar una margarita o una nubecilla. Aquí no. Esto es profesional (perdón, estoy llegando a un momento morcilla total de tanto repetirlo).
Aquí tienes que dar tu nombre y poner tu foto. Si no estás seguro de dar este paso, quizá deberías replantearte estar en Linkedin.


Via Chema San Román S y Maite Alonso
more...
No comment yet.