Puedes utilizarlos en tus tarjetas de presentación, en herramientas de marketing o hasta en el techo de un edificio, como lo hizo Mark Zuckerberg.