El partido oficial, que ofreció campaña penalizar la violencia contra población LGTB, votó mayoritariamente en sentido contrario.

El congresista Carlos Bruce propuso en 2011 una modificación al Código Penal para que las agresiones por discriminación de orientación sexual y la identidad de género fueran castigadas con penas agravadas. El proyecto de ley estuvo en la Comisión de Justicia del Legislativo hasta hace un mes, cuando se descartó para evitar el ruido de los lobbies religiosos.