Las mujeres, la mula y el buey | Genera Igualdad | Scoop.it

El Papa Benedicto XVI ha publicado un libro sobre la infancia de Jesús y lo primero que ha hecho ha sido quitarle sus mascotas, la mula y el buey, probablemente sus dos primeros juguetes, porque ya me dirán ustedes a qué iba a jugar con el oro, la mirra y el incienso que le regalaron sus majestades de Oriente, por muy reyes que fueran. ¡Estos tenían la magia en las narices!, pensaría Jesús niño cuando, ya un poco mayor, vio los regalos que le hicieron.
Y lo que más sorprende no es que hayan quitado a los animales del pesebre, sino que han durado mucho más que las mujeres, que nunca han podido estar. Ni pastorcillas, ni reinas magas, ni carpinteras, ni angelitas… no había una sola mujer en todo el portal de Belén ni alrededores...