El caso de Amanda Todd es uno más de bullying, pero con un final trágico.

Tras dos intentos de suicidio, grabó un vídeo en el que contaba su historia (http://www.youtube.com/watch?v=QAgRE7e53Oc&list=PL9DE2A3A8B21FCF19&index=4&feature=plpp_video).

La canadiense había sufrido sextorsión (http://www.sexting.es/) y cyberbullying, concepto que ella misma explicaba en una presentación online: http://prezi.com/atoa68wrotkm/cyber-bulling/.

A las 5 semanas de la publicación de este vídeo, Amanda se suicidó.

Lee más en: http://pantallasamigas.blogspot.com.es/2012/10/la-muerte-de-amanda-todd-muestra-donde.html

 

En la presentación de slideshare que enlazamos, aparecen las conclusiones a las que hemos llegado tras analizar la repercusión que ha tenido un caso como este para las audiencias activas, desde el punto de vista de las teorías que engloban.

A modo de resumen...

1. Teoría de los efectos: hay quien ha empatizado, hay quien ha seguido criticando la historia ("cyberbullying post mortem")... pero puede servir para la difusión de organizaciones que luchan contra ello, y se refuerce la educación contra el bullying.

2. Teoría de los usos y gratificaciones: a la audiencia le interesa el tema por el morbo que suscita una historia como esta, porque está involucrada en el bullying (para bien o para mal)...

3. Teoría de la recepción crítica: se crea un debate entre quienes están CON Amanda y CONTRA Amanda.

4. Teoría de las mediaciones sociales: para evitar que hubiese posibles casos que terminaran en suicidio, siguiendo este caso (efecto Werther), muchos medios de comunicación trataron la noticia con mucho cuidado.Otros, sin embargo, lo abordaron desde el espectáculo.

 

Solo podemos concluir que es indudable la presencia de las audiencias activas en esta historia. Si no, no hubiera continuado el debate sobre la legitimidad de los actos de Amanda ni, por ejemplo, se hubiese cuidado tanto el tratamiento de la información por miedo a otras reproducciones.