■ Objetivo 1: Las mejoras en el ámbito de la atención y educación de la primera infancia han
sido demasiado lentas. En 2008, aproximadamente el 28% aproximadamente de los niños
de menos de cinco años padecían de retraso en el crecimiento, y menos de la mitad de los
niños del mundo recibían una enseñanza preescolar.
■ Objetivo 2: Los progresos encaminados a hacer realidad la enseñanza primaria universal
están perdiendo impulso. En 2010 seguía habiendo 61 millones de niños sin escolarizar en
el mundo. De 100 niños no escolarizados, se estima que 47 no lo estarán nunca.
■ Objetivo 3: Muchos jóvenes no disponen de competencias básicas. En 123 países de bajos
ingresos o ingresos medianos bajos, unos 200 millones de jóvenes que tienen entre 15 y 24
años ni siquiera han logrado terminar sus estudios primarios, lo que representa un joven de
cada cinco.
■ Objetivo 4: La alfabetización de los adultos sigue siendo un objetivo difícil de alcanzar.
El número de adultos analfabetos ha experimentado una disminución de solo un 12%
entre 1990 y 2010. En 2010, unos 775 millones de adultos eran analfabetos, siendo las dos
terceras partes mujeres.
■ Objetivo 5: Las disparidades entre varones y niñas cobran formas muy diversas. En 2010,
había todavía diecisiete países con menos de nueve niñas por diez varones en la enseñanza
primaria. En más de la mitad de los 96 países que no han logrado la paridad entre los sexos
en la enseñanza secundaria, los varones están en situación de inferioridad.
■ Objetivo 6: La desigualdad en materia de resultados del aprendizaje sigue siendo muy
marcada a escala mundial. Asciende a nada menos que 250 millones el número de niños
que podrían llegar al cuarto grado sin ser capaces de leer o de escribir.


Via manuel area, Diana de Iriondo, Labtic.Unipe, Jorge Soto, Raúl Luna, CTecnologìa, Nicolás Dominguez, Manuel Jesús Fdez.