El sonido recogido por el micrófono gigante es transmitido en tiempo real por una emisora de radio de la ciudad.