Nuevo concepto aún poco conocido, la curaduría de contenido es un hito en la comprensión de la web participativa, que abre puertas a nuevas formas de periodismo y creación digitales.

En español -como en inglés- un curador es quien selecciona obra y la pone en escena en un museo o galería. En el plano digital consiste en elegir y presentar elementos informativos.

Nuestra curaduría filtra el tsunami que a diario nos anega y facilita la interpretación de un material tan abundante como complejo.