Contra-hegemonías: salud, educación…
346 views | +0 today
Follow
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

RADARES para una población desinformada en crisis

Empecemos por entender que hablar de democracia sin pensar cómo ha sido vaciado ese término es reflejo de la laxitud crítica que nos ha sometido a la obscenidad de la ceocracia amarilla en la Argentina.

Es por ello que sugiero verificar cuál de los siguientes enlaces pueden ayudarnos a mirar por afuera de los montajes de la prensa servil.

RADARES que recomiendo: He tenido que eliminar algunos enlaces debido a que durante el primer tercio del año 2016 la administración Macri ha desmantelado a esos organismos y destruido gran parte de sus archivos. Un caso lamentable, entre muchos, ha sido el del Centro Ulloa del que sí dejo el enlace aquí.

COSECHA ROJA http://cosecharoja.org/

Agencia Paco Urondo http://www.agenciapacourondo.com.ar/ ;

Pensamiento Penal http://www.pensamientopenal.org.ar/ Organización no gubernamental, sin fines de lucro, integrada por operadores del sistema penal -jueces, fiscales, defensores oficiales, letrados particulares, funcionarios judiciales, profesores universitarios y estudiantes de derecho- interesados, entre otras cosas, en la promoción de una administración de justicia moderna, ágil y eficaz, en sintonía con los postulados básicos del programa constitucional y con los requerimientos que formula la sociedad en tal sentido.

Atajo Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia http://www.mpf.gob.ar/atajo/atajos/ ¿Qué son las "necesidades jurídicas insatisfechas"? http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-263172-2015-01-04.html

Ministerio de Justicia de la Nación http://www.jus.gob.ar/ Del menú desplegable "Áreas Temáticas", podés elegir "Trata de Personas" o a "Violencia de Género" o a otro asunto que te interese



CentroUlloa/ Organismo público, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, dedicado a la atención y acompañamiento de personas que sufrieron violaciones de sus Derechos Humanos.
Cf. Experiencias en salud mental y derechos humanos, Aportes desde la política pública - J. Calmels et al.pdf

HABITAR ARGENTINA http://habitarargentina.blogspot.com.ar/ Espacio conformado por organizaciones, instituciones académicas, movimientos sociales y legisladores, que están trabajando con el objetivo de generar un marco normativo que garantice el derecho a la vivienda, la tierra y al hábitat para todos. Por ejemplo: https://www.youtube.com/watch?v=-v491DlOEC8&feature=youtu.be ;

La marcha de la gorra http://marchadelagorra.org/ Prensa Colaborativa, ver también https://www.facebook.com/MarchaDeLaGorra?fref=ts OVISS 

Observatorio de Violencia Social y Seguridad Ciudadana http://ovissobservatorio.blogspot.com.ar/ programa de investigación, extensión y formación de recursos humanos destinados al análisis, monitoreo e implementación de medidas de prevención de violencias sociales.

Diario femenino http://www.diariofemenino.com.ar/ Dedicado a cuestión de Género, reúne entrevistas, noticias locales e internacionales, ofrece artículos y una bibloteca virtual, incluye un espacio de Arte y organiza su página en las categorías Medios, Noticias, Mujeres, Actividades, Aborto, Trata de Personas, Salud, Femicidio y Violencia.


CLACSO http://www.clacso.org.ar/inicio/inicio.php?idioma=esp Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales
⁃ Revista Latinoamericana de Investigación Crítica http://www.clacso.org.ar/investigacioncritica/
⁃ Crítica y emancipación http://www.clacso.org.ar/criticayemancipacion/
⁃ Contrapuntos, Anotaciones y controversias sobre la educación y el desarrollo en Latinoamérica y el Caribe. http://blogs.elpais.com/contrapuntos/
⁃ un ejemplo de información disponible http://atlas.siteal.org/node/6/lecturas_posibles

SITEAL http://www.siteal.org/ Sistema de información de tendencias educativas en América Latina que pone a disposición diferentes recursos orientados al análisis de la relación entre la dinámica social y las prácticas educativas de la región que ofrece documentos del equipo de SITEAL y de destacados expertos de la región elaborados a partir de información cuantitativa, una base de datos con indicadores estandarizados que surgen de las encuestas de hogares de los países de América Latina y enlaces a otras fuentes de información. El objetivo del SITEAL es hacer un seguimiento del panorama educativo, a la luz de las profundas transformaciones económicas y sociales, contribuyendo así al desarrollo y fortalecimiento de políticas sociales y educativas que garanticen una educación de calidad para todos. 

NUSO http://www.nuso.org/ Revista latinoamericana de ciencias sociales abierta a las corrientes de pensamiento progresista, que aboga por el desarrollo de la democracia política, económica y social en la región. Se publica en forma bimestral desde 1972 y actualmente tiene sede en Buenos Aires (Argentina).

FESCOMUNICACION América Latina http://www.fesmedia-latin-america.org/ Unidad regional de análisis de la comunicación para América Latina de la Friedrich Ebert Stiftung que tiene por objetivo producir conocimiento para hacer de la comunicación una estrategia fundamental del diálogo político y la profundización de la democracia social. Trabaja en tres áreas: Comunicación y política: Análisis de los modos en los cuales la comunicación está en el centro de la política y estrategias de comunicación para profundizar y ampliar la democracia. Medios de comunicación: Calidad periodística, libertad de información, legislación de medios, responsabilidad social y sociedad civil organizada. Comunicación ciudadana: Derecho a la comunicación, Tics (Tecnologías de la información y la comunicación), medios locales y ciudadanos.

Encuentros Hacia una Pedagogía Emancipatoria en Nuestra América, II (septiembre de 2104) https://pedagogiaemancipatoria.wordpress.com/ Espacio de intercambio y análisis de experiencias educativas orientadas a favorecer la formación de una ciudadanía crítica, reflexiva, responsable y solidaria con miras al cambio social; respecto de lo educativo desde una perspectiva emancipatoria, recuperando el pensamiento político pedagógico de autores nuestroamericanos que abordaron la educación desde una perspectiva emancipatoria, analizando las políticas educativas de los países de la región en el siglo XXI desde una perspectiva político-pedagógica, reflexionando sobre lo educativo desde la perspectiva de los Derechos Humanos y con el propósito de describir y analizar el despliegue de políticas educativas neoliberales en la región, analizar el despliegue de prácticas educativas en contextos de encierro, explorar distintas formas de articulación entre lo artístico y lo educativo desde una perspectiva emancipatoria, indagar en las vinculaciones entre educación y cooperativismo en su carácter transformador, contribuir a profundizar el proceso de integración regional desde lo educativo y aportar a la construcción del Movimiento Pedagógico Latinoamericano. Ofrece asimismo los trabajos completos producidos en el 1º Encuentro de noviembre del 2013.

Rossana Reguillo https://twitter.com/rossanareguillo y http://viaductosur.blogspot.mx/p/ensayo.html Investigadora y profesora. Dra. en Ciencias Sociales.

Nuestra aparente rendición (México) http://nuestraaparenterendicion.com/index.php/ Espacio que convoca a escritores, artistas, académicos, científicos, psicólogos, periodistas, víctimas, activistas, estudiantes y muchos otros colectivos que hoy estamos trabajando –intelectual, práctica y artísticamente– por el conocimiento, la comprensión, el respeto y la paz en México



Gabriela Dueñas https://www.facebook.com/gabriela.duenas.754 Doctora en Psicología. Psicopedagoga.

Sintonia Educar http://sintoniaeducar.blogspot.com.ar/search/label/Programas%20Emitidos mail sintoniaeducar@gmail.com Programa de radio (sábados de 9 a 10 en vivo por www.arinfo.com.ar) para divulgar noticias, proyectos, ideas y reflexiones relacionadas con la educación y la cultura que cuenta con el auspicio del Ministerio de Educación de la Nación. Podés bajar los programas desde el blog o de la página de la radio cuando lo desees clickeando en BUSQUEDA.

Lectura Mundi http://www.unsam.edu.ar/lecturamundi/ (UNIVERSIDAD DE SAN MARTIN) Propone, a partir de una plataforma de investigación permanente –que incluye intercambios, seminarios, talleres y conferencias- producir aperturas, discusiones y debates en torno a una diversidad de problemáticas contemporáneas, reflexionando en cada ocasión sobre la tarea y el lugar de la universidad frente a los desafíos teóricos, sociales y políticos de nuestro tiempo. Sería un error no explorar el sitio de la UNSAM http://www.unsam.edu.ar/ (por ejemplo TSS)

VIA CAMPESINA http://viacampesina.org/en/ Movimiento internacional que reúne a millones de campesinos, agricultores pequeños y medianos, las personas sin tierra, mujeres campesinas, indígenas, migrantes y trabajadores agrícolas de todo el mundo y que defiende la agricultura sostenible a pequeña escala como una manera de promover la justicia social y la dignidad. Se opone firmemente a los agronegocios y las empresas transnacionales que están destruyendo las personas y la naturaleza. 

Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) http://mnci.org.ar/ Movimiento de más de 20.000 familias de agricultores campesinos e indígenas de Argentina que bregan por lograr la Reforma Agraria Integral y la Soberanía Alimentaria a través de la Organización Popular. Un ejemplo, en el Departamento Ischilín, en el noroeste cordobés http://www.cba24n.com.ar/content/peligra-la-subsistencia-de-una-comunidad-por-remate-judicial

Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Vía Campesina) http://www.cloc-viacampesina.net/ Instancia de articulación continental que representa a movimientos campesinos, de trabajadores y trabajadoras, indígenas y Afrodescendientes de toda América Latina, abarcando 84 organizaciones en 18 países de América Latina y el Caribe. La CLOC es la aliada directa de la Vía Campesina Internacional, de lucha contra el sistema patriarcal y capitalista que destruye a vida de campesinos y campesinas. 

Biodiversidad en América Latina y el Caribe http://www.biodiversidadla.org/Portada_Principal Acaparamiento de tierras, Agricultura campesina y prácticas tradicionales, Agrocombustibles, Agroecología, Agronegocio, Agrotóxicos, Agua, Biodiversidad, Biodiversidad agrícola, Biopiratería, Ciencia y conocimiento crítico, Comercio justo / Economía solidaria, Convergencia, Corporaciones, Criminalización de la protesta social / Derechos humanos, Crisis capitalista / Alternativas de los pueblos, Crisis climática, Crisis energética, Defensa de los derechos de los pueblos y comunidades, Derechos de propiedad intelectual, Ecología política, Economía verde, Extractivismo, Ganadería industrial, Geopolítica y militarismo, Megaproyectos, Minería, Monocultivos forestales, Movimientos campesinos, Mujeres, Nuevas tecnologías, Nuevos paradigmas, Pesca industrial, Petróleo, Planes de infraestructura regional, Privatización de la naturaleza y la vida, Pueblos indígenas, Saberes tradicionales, Salud, Semillas, Sistema alimentario mundial, Soberanía alimentaria, Territorio y bienes comunes, TLC y Tratados de inversión, Transgénicos


Dirección de Archivo y Comisión Provincial de la Memoria http://www.cba.gov.ar/direccion-de-archivo-y-comision-provincial-de-la-memoria/ Tiene como objetivos estratégicos cumplir con los preceptos establecidos en la Ley 9286 (ver el detalle en la página web) pero es necesario contar con usuario y contraseña para ingresar y no se indica cómo obtenerlo.

Monitoreo de derechos humanos en condiciones de encierro en Córdoba https://www.facebook.com/pages/Monitoreo-de-derechos-humanos-en-condiciones-de-encierro-C%C3%B3rdoba/148356128706075?fref=photo Proyecto de la Comisión Provincial de la Memoria que pretende efectivizar el Nunca Mas en nuestra Provincia.

Usuarios, Familiares y Amigos de los Servicios de Salud Mental web https://twitter.com/SaludMentalCba Fbook https://www.facebook.com/SaludMentalCba Promover el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas y el pleno goce de los derechos humanos de aquellas con padecimiento mental que se encuentran en el territorio provincial, reconocidos en los instrumentos internacionales de derechos humanos.
tel: 351 495 1969 correo saludmentalcordoba@gmail.com La Asociación civil de usuarios, familiares y amigos de los servicios de salud mental de la Provincia de Córdoba (Argentina) se encuentra en Hospital Neuropsiquiátrico Provincial, Ciudad de Córdoba.


Observatorio de Salud Mental y Derechos Humanos web http://www.monitoreosmyddhh.com.ar/ Fbook https://www.facebook.com/pages/Observatorio-de-Salud-Mental-y-Derechos-Humanos/335215699942414 Analizar y hacer visible el cumplimiento de los objetivos sancionados en la ley 9848 de Salud Mental a través de la observación, el monitoreo y la incidencia en las políticas de salud mental de la provincia de Córdoba; introducir una perspectiva transversal de la salud mental a través de la incorporación de problemáticas emergentes (adicciones, violencia, gerontopsiquiatría, etc); identificar la disponibilidad y déficit de información en salud mental; dar seguimiento a los cambios en el tiempo en los servicios de salud mental a partir de la implementación de la Ley; analizar el efecto e impacto de las transformaciones en salud mental; producir una matriz de indicadores que permita monitorear y evaluar el impacto de las transformaciones en salud mental y producir nuevos conocimientos en salud mental y derechos humanos que contribuyan a la formulación de agendas sociales y políticas públicas


FILMS FOR ACTION http://www.filmsforaction.org/

FORO INFANCIA & ADOLESCENCIA https://www.facebook.com/foroinfanciayadolescencia/info?tab=page_info Lugar de encuentro para aquellas personas interesadas en una visión no patologizadora de la infancia-adolescencia y sensibles a sus sufrimientos.

Colectivo Federal por los DERECHOS DE LAS INFANCIAS a no ser patologizados y medicalizados. http://colectivofederal.blogspot.com.ar/ Centro de Atención Integral a la Niñez y Adolescencia.

CAINA http://www.buenosaires.gob.ar/areas/des_social/niniez_adolescencia/programas/caina.php?menu_id=17260 El objetivo general consiste en lograr que el mayor número de niños/as y adolescentes que trabajan, viven en la calle, o deambulan, encuentren un espacio a partir del cual puedan ir elaborando estrategias que contribuyan a su alejamiento paulatino de la calle.

OLPEd Observatorio Latinoamericano de Políticas Educativas http://www.olped.net/ (Coordinador: Pablo Gentili, ver https://twitter.com/pablogentili) Plataforma de información y documentación que dispone de herramientas y recursos que contribuyen a la investigación y el análisis informado en diversos campos de las políticas educativas, particularmente en los países de América Latina y el Caribe.

SAVE THE CHILDREN http://www.savethechildren.mx/ Intervenciones educativas orientadas a trabajar con las niñas y niños que viven en las condiciones de mayor marginación, en donde sus derechos no están asegurados ni reconocidos, buscando el fortalecimiento de los garantes responsables de hacer realidad estos derechos.

Sugiero visitar también:

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Desmitificar el debate sobre las drogas

Desmitificar el debate sobre las drogas | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
 



En 1998 las Naciones Unidas plantearon el quijotesco objetivo de “un mundo sin drogas”. En el curso de diez años (para 2008) debería haber desaparecido el comercio de sustancias estupefacientes o, al menos, haberse reducido de modo drástico. Los hechos, fatales en su contundencia, demo
Carlos Ravina's insight:
La pregunta es... ¿quién se beneficia con la "guerra contra la droga"?
more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Página/12 :: Sociedad :: Para debatir sobre la inseguridad

Página/12 :: Sociedad :: Para debatir sobre la inseguridad | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Roberto Samar, docente de la Universidad de Río Negro, compiló Inseguridades para abrir un debate acerca de las respuestas automáticas del punitivismo. Los medios, la niñez, las estigmatizaciones, los imaginarios sociales, la cárcel, la policía.
Carlos Ravina's insight:

Inseguridades, Roberto Samar (Comp.), EDUCO, Universidad Nacional del Comahue

 

Prólogo de Raúl Zaffaroni

Esta compilación cuidadosamente organizada por Roberto Samar toca prácticamente los puntos más neurálgicos de los problemas del poder punitivo en la actualidad. No cometeré el error de pasar revista a cada una de las contribuciones, sino que, sobrevolando éstas, quisiera dejar unas pocas líneas que permitan contextualizar aún más lo que por momentos pueden parecer cables sueltos que inviten al desgano ante la pluralidad de cuestiones.
En la etapa de poder planetario que vivimos -que suele llamarse globalización-, nada es aislado y juzgaríamos muy mal nuestros problemas si los considerásemos como un puro producto argentino o latinoamericano, como también si no contextualizamos nuestros problemas desde la perspectiva del poder.
Lo que se disputa en el planeta es el poder, entendiendo como tal la determinación y eventual dominación de las conductas ajenas.
Con el ocaso de la onda económica expansiva de la posguerra en los años setenta del siglo pasado, se cerró la etapa del neocolonialismo. Se archivó el New Deal de Roosevelt en Estados Unidos, la socialdemocracia europea y la lucha contra los movimientos de ampliación de ciudadanía latinoamericanos mediante dictaduras genocidas. La revolución tecnológica abrió el camino de la globalización, con las pulsiones hegemónicas de las grandes corporaciones en detrimento de las instituciones políticas. Se olvidó a Keynes y se celebró el festival de las corporaciones con Hayek, Friedman y sus acólitos.
Lo que se debate hoy es el modelo de Estado y la sociedad que se procura formatear y no sólo una cuestión de penalistas y criminólogos. Al modelo redistributivo de la posguerra se opone otro, que considera toda tentativa de distribución de renta como una expropiación.
Se intenta marchar hacia una sociedad soñada por los ideólogos del fundamentalismo de mercado en que habrá un 30% de incluidos y un 70% de excluidos. Por supuesto que este modelo de sociedad requiere un control social fortísimo para contener a los excluidos y a los disidentes.
Nada se entiende si se piensa que el poder punitivo de los modelos de estado adecuados a esas sociedades es el que se ejerce sobre los prisionizados y criminalizados, ignorando que el poder controlador punitivo políticamente importante es el que se ejerce en forma de vigilancia sobre todos los que estamos sueltos.
Nunca antes se dispuso de una capacidad tecnológica de control tan potente como la actual. La información sobre nuestras vidas hace que la Gestapo o la KGB sean juegos de niños. Nos filman, escuchan, miran y siguen como nunca antes se lo había hecho. La técnica de información actual hubiera sido el sueño máximo de los dictadores de entreguerras. El espacio social de nuestros abuelos parece perdido para siempre. Marchamos hacia un nuevo y diferente modelo de estado totalitario, donde no tendremos ni el más mínimo resquicio de privacidad.
Y no sólo se nos controla externamente, sino también internamente: los medios de comunicación oligopolizados nos crean la realidad, nos inventan el mundo, nos manipulan los miedos, nos aterran con males inexistentes o magnificados y nos ocultan otros peligros a veces inminentes.
El juego de creación de realidad en América Latina es patético: donde existe violencia, si las corporaciones logran hegemonía, la muestran como contenida merced a la represión y al control. Donde no existe violencia, la crean mediáticamente, cuando esto conviene para desacreditar al poder político que resiste a las corporaciones. Vivimos una realidad mediática que por momentos es cine de terror y en otros filmes de Lassie, sin importar si en el primer caso la realidad desmiente lo que se inventa o en el segundo la violencia toca límites casi bélicos. Cuando es necesario crear un chivo expiatorio, a falta de otro mejor, se lo inventa conforme al estereotipo del adolescente de nuestros barrios precarios.
Si alguna vez los medios de comunicación disimularon su clara función política, ahora han perdido todo pudor y, descaradamente fomentan las contradicciones, los odios, la venganza, la destrucción del tejido social. Impunemente ensucian a quienes molestan los bastardos intereses corporativos.
El narcotráfico es tan funcional a esto en nuestra región, que cabe preguntarse si se trata de crimen organizado o de una organización del crimen.
Esta inmensa capacidad de control –externo e interno- está cada día más al servicio de corporaciones que concentran capital, pero no conforme lo había previsto Marx. Esa previsión no se ha cumplido: el capitalismo no se extendió a todo el mundo como lo soñaba y como paso previo al socialismo, sino que hoy, por lo menos formalmente, unas sesenta personas son titulares de bienes equivalentes a los de miles de millones de habitantes más pobres del planeta. La ilusión del capitalismo expansivo fue lo que le impidió al propio Marx comprender el fenómeno del colonialismo.
Nada hace prever que el capitalismo se extienda a otras regiones, sin contar con que la ilusión de planetarizar el bienestar de las clases medias centrales (aún con el empobrecimiento actual) agotaría los recursos y acabaría con las condiciones de vida humana sobre la tierra, lo que tampoco parece interesarles, a juzgar por la creciente e irresponsable contaminación atmosférica.
Tampoco es previsible que se les derrame nada, pues cada día aumentan su consumo absurdamente suntuario. La distribución de riqueza en el planeta a veces parece una radiografía de las sociedades que quieren formatear en los propios países centrales.
Las clases medias europeas empobrecidas se vuelven xenófobas y construyen sus chivos expiatorios con los extracomunitarios, a los que repelen en el Mediterráneo del modo más inhumano. Las viejas potencias colonialistas rechazan a los productos humanos de los genocidios que cometieron hace poco más de un siglo.
En los Estados Unidos se polariza la riqueza y se postulan las políticas neonazistas del tea party. Construyeron un aparato punitivo descomunal a partir de los años setenta (antes eran un país normal) y en sus millones de presos predominan desde hace más de dos décadas los afroamericanos. Tan enorme es la demanda de servicios de este aparato colosal que tiene incidencia sobre el índice de empleo.
Con el giro punitivista norteamericano de finales de los setenta (tan detalladamente descripto en el libro de Jonathan Simon) se cerró el momento del neocolonialismo y se abrió la globalización como etapa de poder mundial. No creo que tengamos más dictaduras de seguridad nacional. No es probable que nos ocupen militarmente con nuestros propios ejércitos, como no nos ocuparon políticamente en el neocolonialismo. Prefieren corromper a nuestros ejércitos ensuciándolos en el narcotráfico y desmantelándolos por vía de perversión. Manipularán los miedos, nos construirán realidades temibles conforme a sus intereses trasnacionales. Crearán más contradicciones entre nuestros propios excluidos para incentivar la violencia en el interior de las capas más carenciadas de la población. En tiempos de globalización, el control social punitivo es mucho más perverso e insidioso.
Es bueno que nadie se adentre en las contribuciones de este libro perdiendo de vista el panorama del poder planetario y los intereses que están en juego, pues de hacerlo, creerá que estamos defendiendo criterios penales o criminológicos, cuestiones de tal o cual escuela o corriente, meras disputas académicas, cuando en realidad lo que está en discusión es el modelo mismo de Estado y la sociedad que ese Estado quiere modelar.
Al defender las garantías penales, al pretender prudencia en el ejercicio del poder punitivo, al desnudar la construcción de realidad de la televisión, al denunciar la autonomización policial y la demagogia vindicativa, estamos previniendo la amenaza de un estado totalitario de control omnividente, adecuando a una sociedad polarizada, cuya única función sea la de garantizar los intereses de las corporaciones trasnacionales mediante la vigilancia de los excluidos y de los disidentes.
No nos amenaza un estado totalitario nazista, fascista o stalinista, sino un nuevo modelo, vigilantista, con creciente poder de control electrónico, químico y mediático, que no dudará en aniquilar a los chivos expiatorios que inventa cuando lo crea necesario o simplemente conveniente. No se basa en mitos de raza, de estado popular ni de dictadura del proletariado, sino en un impresionante aparato de marketing, que nos venderá miedos, tranquilidad o inquietud, según convenga en cada caso, y que nos construirá políticos a su medida en las mismas coyunturas.
Todo esto no es inexorable, por cierto, sino sólo una síntesis de la dirección en que se mueve el poder en el mundo, pero esto ni significa que no encuentre resistencia ni que logre sus objetivos. En buena medida, de cada uno de nosotros depende que no los logre y que podamos salvar y perfeccionar las democracias, marchar hacia sociedades algo redistributivas y solidarias y neutralizar las pulsiones del poder descontrolado. Pero, en todo caso, tengamos en cuenta de qué se trata y cuál es el material que manejamos.
La lectura de este libro, en que la mayoría de las contribuciones provienen de jóvenes académicos de nuestro sur, es prueba de que la consciencia del momento y la resistencia al poder inhumano impedirá el triunfo del nuevo totalitarismo.


E. Raúl Zaffaroni
Profesor Emérito
Universidad de Buenos Aires

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

En Córdoba avanzan las políticas represivas y de encierro

En Córdoba avanzan las políticas represivas y de encierro | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Es una de las principales conclusiones del segundo informe sobre la situación de personas privadas de libertad en la provincia.
Carlos Ravina's insight:

3-1-15, no es posible acceder a las páginas de la UNC en que se informa sobre la persecusión a Jaschele Burijovich y Cecilia Berra.

Ver también: https://www.facebook.com/MarchaSaludMental

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

El Valor de la Palabra Por Lic. María Elena Ochoa

El Valor de la Palabra Por Lic. María Elena Ochoa | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it

http://www.rionegro.com.ar/diario/el-valor-de-la-palabra-5643064-9539-nota.aspx

Carlos Ravina's insight:

Al "síndrome de alienación parental” (SAP) sería mejor pensarlo como resultante de "un sistema valorativo fundado en creencias patriarcales y misóginas de los operadores judiciales, algunos profesionales de la salud, peritos de la justicia y una parte de la sociedad, que ha tomado partido anticipadamente silenciando los casos de pedofilia también en las parroquias, campamentos scouts o colegios de pupilos."

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

El negocio detrás de las recetas

El negocio detrás de las recetas | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
El oscuro circuito de la prescripción de medicamentos
Carlos Ravina's insight:

Situarlo en su contexto tal vez nos ayude a entender mejor cómo llegamos a esto y a modificarlo. Lo que se ha mercantilizado es la experiencia humana misma en su ¿casi? totalidad y muy claramente, en la dimensión de lo simbólico. Por espectaculares y penosas que resultan las consecuencias de la "trata de salud" (recomiendo difundir este concepto), 17.000 niños que mueren diariamente como resultado de la desnutrición (UNESCO, este año), son otra cara mas de la perversión en que crecemos, nos subjetivamos y aún a pesar nuestro, no sabemos cómo combatir lo suficiente. A veces imagino a las decenas de miles de argentinos que acuden a las farmacias, dejando pegado y bien visible -sin vandalizar y una y otra vez- un breve texto alusivo que hoy no es oneroso imprimir por miles. La reacción de los que se benefician con la trata de salud en forma refleja, no tardará en provocar que el asunto se instale en la agenda comunitaria hasta que se nos ocurra otra... y luego otra... y así hasta que alguien tome la posta porque entendió que la defensa de la libertad de elección no es un episodio en nuestras vidas sino uno de sus sentidos.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Página/12 :: Economía :: Dueños del poder y del golpe

Página/12 :: Economía :: Dueños del poder y del golpe | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
El libro La dictadura del capital financiero, presentado ayer en la CNV, analiza la documentación del sistema financiero en la última dictadura y revela el severo control de las corporaciones sobre las decisiones de política económica de los militares.
Carlos Ravina's insight:

No podemos ser tan ingenuos com para desestimar una mirada sistémica. Y no podemos ser tan esclavos como para dejar de presentar batalla cotidianamente a los caranchos, buitres, ratas y demás bicharraje que aquí, como en el resto del planeta, viven para poseer lo que es de todos y abusar de ese prójimo que para ellos no es su semejante.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Funcionarias del CAINA afirman que no tuvieron "derecho a la defensa"

Funcionarias del CAINA afirman que no tuvieron "derecho a la defensa" | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it

Guillermina Petit de Meurville y Janette Lamuniere, las ex funcionarias del CAINA de Bariloche (Centro de Atención Integral de  niños y  niñas) procesadas por el juez Calcagno por supuestas irregularidades en el cumplimiento de su función, efectuaron un descargo público a través de una not

Carlos Ravina's insight:

COMUNICADO DE PRENSA

del Colectivo Profesional de Trabajadores Sociales de la Ciudad de San Carlos de Bariloche

Irene Lamuniere y Guillermina Petit de Meurville

En primer lugar queremos dar a conocer a la comunidad rionegrina que, actualmente, las leyes vigentes que enmarcan el trabajo con niños y niñas son la ley Nacional 26061 y la Ley Provincial 4109, estableciendo que el Estado debe 

garantizar la protección de sus derechos a través de estrategias que favorezcan su desarrollo, crecimiento y autonomía. En este sentido, éstas deben correrse del viejo modelo de Patronato donde el juez disponía del destino de cada niño cuando consideraba que la familia no estaba cumpliendo con su cuidado adecuadamente. De lo contrario, a partir de estas leyes se deben aplicar estrategias que acompañen y fortalezcan a la familia en su rol. 

En función de esto, repudiamos el procesamiento realizado por el Juez Calcagno y los dichos del Ministro Arroyo, considerando que se contradicen con las leyes vigentes en materia de infancia. Asimismo, consideramos que las profesionales actuaron en consecuencia en favor de la atención integral de los niñxs y sus derechos, lo cual no significa "ocultar" sino ofrecerles alternativas para salir adelante en su proyecto de vida. Las situaciones que pueden haberse dado en el CAINA, al tratarse de menores de edad, requieren otro tratamiento, que sabemos que se estaba llevando adelante y que, definitivamente, no es la penalización.

Manifestamos nuestra preocupación frente a este procesamiento, considerando que no se condice con los avances logrados en materia legal y vuelve a pisotear los avances institucionales logrados por los mismos trabajadores a pesar del abandono presupuestario y la falta de decisiones políticas provinciales a favor de los Derechos de los Niños.

Como profesionales sostenemos que las intervenciones en lo social deben ir en el marco de los Derechos Humanos, que penalizar una situación de un niño y no mirar las estrategias profesionales realizadas con mucho cuidado es desconocer la ley, y que mirar a un niño como un delincuente es estar parado en un paradigma ya obsoleto. Es, una vez mas, el Poder Judicial desoyendo lo que diversos profesionales tienen para decir, desde su comprobable formación y trayectoria, acerca de cómo se trabaja con un niño.

Sumado a esto, los medios de comunicación, que ayudan, en su forma de tratar estos temas, a promover la fragmentación y la estigmatización social, y quedando también el interrogante de si existirá alguna relación entre esta expresión mediatica del Juez con los cuestionamientos que tuvo recientemente el Poder Judicial respecto a lo sucedido con la situación de David.

Expresamos nuestro apoyo a las profesionales procesadas, reconociendo su amplia trayectoria en los diversos espacios laborales que han transitado, siempre en defensa y actuando en consecuencia a favor de los derechos de los niños y niñas.

Por todo lo expuesto, seguiremos atentos a este proceso judicial, esperando que se resuelva desde una mirada acorde a la Ley de Protección Integral de los Derechos de los Niños.

Ver: http://colegiotsbariloche.blogspot.com.ar/

Ver: http://www.barilocheopina.com/locales/15751-calcagno-ordena-el-procesamiento-de-dos-funcionarias-de-desarrollo-social-por-irregularidades-en-el-caina

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Sunday Drive by José Miguel Ribeiro

The Idalecio family is close to imploding emotionally. During the weekly sundaydrive all falls apart. It starts with a claustofobic car trip through town. Nagging…
Carlos Ravina's insight:

VIdas, elecciones, consecuencias…

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

The Tyranny Of Compulsory Schooling

The Tyranny Of Compulsory Schooling | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Let me speak to you about dumbness because that is what schools teach best. Old-fashioned dumbness used to be simple ignorance: you didn't know something, but there were ways to find out if you...
Carlos Ravina's insight:

Todavía son válidas las palabras de John Taylor Gatto…

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Una escuela privada tucumana 1 (Argentina)

Una escuela privada tucumana 1 (Argentina) | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Carlos Ravina's insight:

Repudio las estrategias medicalizantes.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Página/12 :: radar

“Todos” no existe, decía, y la discusión trepaba un par de números. Esto fue hace treinta años, el último de la secundaria y el primero de la democracia, y el tipo nos rompía mucho las pelotas porque iba por otro lado, no le pescábamos la onda, nos desorientaba. Era el profesor de Proyectos II en...
Carlos Ravina's insight:

¿Acaso se puede enseñar sin interpelar?

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Entrevista completa a José Antonio Castorina sobre Vigotsky, Piaget y la dialéctica : Ideas de Izquierda

Entrevista completa a José Antonio Castorina sobre Vigotsky, Piaget y la dialéctica : Ideas de Izquierda | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Carlos Ravina's insight:

Es sensato dejarse interpelar por estas reflexiones…

more...
No comment yet.
Rescooped by Carlos Ravina from Abya Yala
Scoop.it!

Organismos latinoamericanos

Camino a la Patria Grande


Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños http://www.celac.gob.ve/


Unión de Naciones Suramericanas http://www.unasursg.org/ ;


Mercosur http://www.mercosur.int/


Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe http://www.sela.org/view/index.asp?ms=258


Asociación Latinoamericana de Integración http://www.aladi.org/ ;


Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América http://www.alianzabolivariana.org/


Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos http://www.alba-tcp.org/


Comunidad Andina http://www.comunidadandina.org/


Coordinación por los Derechos de los Pueblos Indígenas (CODPI) http://www.codpi.org/

more...
Carlos Ravina's curator insight, September 11, 2013 3:04 AM

Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños http://www.celac.gob.ve/

 

Unión de Naciones Suramericanas http://www.unasursg.org/

 

Mercosur http://www.mercosur.int/

 

Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe http://www.sela.org/view/index.asp?ms=258

 

Asociación Latinoamericana de Integración http://www.aladi.org/

 

Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América http://www.alianzabolivariana.org/

 

Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos http://www.alba-tcp.org/

 

Comunidad Andina http://www.comunidadandina.org/

 

Coordinación por los Derechos de los Pueblos Indígenas (CODPI)

http://www.codpi.org/

Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Página/12 :: El mundo :: “Vivir en un lugar digno es esencial”

Página/12 :: El mundo :: “Vivir en un lugar digno es esencial” | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
La experta señala que el Estado debe monitorear y regular el mercado y a los actores privados en temas de especulación e inversiones extranjeras. De este modo, asegurar que los más vulnerables puedan acceder a la vivienda.
Carlos Ravina's insight:

Muy pocos reconocen que el problema de la situación de calle o la falta de techo es una violación de derechos humanos. Hay confusión al creer que se trata de políticas sociales escindidas de derechos humanos; que la vivienda se ha convertido en un lujo o en parte de la economía de mercado y no necesariamente en la protección de un derecho humano.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Página/12 :: El país :: “El kirchnerismo es una fuente de inspiración”

Página/12 :: El país :: “El kirchnerismo es una fuente de inspiración” | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
La principal teórica de los populismos analiza el surgimiento de Podemos en España y Syriza en Grecia. Plantea que son “un nuevo tipo de izquierda” y asegura que “éste es un momento fundamental de la política europea”, ya que aparece “una alternativa real al neoliberalismo”.
Carlos Ravina's insight:

radicalización de la democracia,

populismos de izquierda,

contra-hegemonía,

agonística,

Chantal Mouffe tiene bastante qué decir sobre ello.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Trasladan a psicólogas luego de informes críticos al Gobierno

Trasladan a psicólogas luego de informes críticos al Gobierno | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Jaschele Burijovich y Cecilia Berra, referentes de la Mesa de Salud Mental y DD.HH., fueron desafectadas del Neuropsiquiátrico.
Carlos Ravina's insight:

https://www.youtube.com/watch?v=cHV97aLNiow

more...
No comment yet.
Rescooped by Carlos Ravina from Ideas y libros
Scoop.it!

La banalización de la injusticia social (2da Edición) | Editorial | Topía

La banalización de la injusticia social (2da Edición) | Editorial | Topía | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Disponible OnLine en: libreríapaidos.com | Librería Santa Fe | Librería Hernández   PREFACIO A LA SEGUNDA EDICIÓN* Los datos descriptivos sobre la evolución de la relación con el trabajo en la empresa neoliberal suscitaron cierto escepticismo cuando este libro fue publicado.
more...
Carlos Ravina's curator insight, December 30, 2014 2:23 PM

Prefacio

Los datos descriptivos sobre la evolución de la relación con el trabajo en la empresa neoliberal suscitaron cierto escepticismo cuando este libro fue publicado. Diez años más tarde, estos datos se han confirmado en gran parte. La situación se ha agravado porque ni en Francia ni en el extranjero se tomaron medidas para promover, en materia de organización del trabajo, opciones que podrían ser mucho menos nocivas para la salud mental de nuestros contemporáneos.

En todos los países del Norte las encuestas muestran que la salud mental en el trabajo sigue deteriorándose y que esto se traduce en costos exorbitantes (entre el 3 y 6% del PBI, según las estadísticas de cada país).

Pero las consecuencias de las nuevas formas de organización del trabajo no solo se perciben hacia el interior de la empresa. La degradación de la relación con el trabajo tiene implicancias sobre toda la población (incluidos los jóvenes que todavía no trabajan), sobre la relación de los niños con la escuela y la educación, sobre aquellos que han perdido su empleo y están condenados a la precariedad, sobre la gente que vive en barrios donde nadie ha tenido un trabajo estable en muchos años y finalmente, sobre sus familias, que se ven obligadas a vivir con adultos mentalmente quebrantados a causa de su relación con el trabajo. La ciudad (cité) entera se ve afectada por estas nuevas formas de organización del trabajo que crean una creciente pobreza y generan, entre aquellos que excluyen, un resentimiento que acarrea el nacimiento de nuevas formas de violencia social que deterioran la calidad de vida en las ciudades y sus suburbios o periferias.

Es precisamente porque la organización del trabajo no sólo atañe a la empresa, sino que involucra la evolución de toda la ciudad (cité), que ha surgido el concepto de “centralidad del trabajo”. Y es por esta misma razón que la organización del trabajo merece ser considerada como un tema político por derecho propio.

Este libro tiene como objetivo destacar el papel que el trabajo y su organización tienen en la evolución de nuestras sociedades. A pesar de los importantes avances que hemos vivido en los últimos diez años, nada de lo que se describe en este libro es obsoleto o puede excluirse. Desde el punto de vista del estado de cosas, no sólo se confirman los hechos sino que es innegable su agravamiento, con el suicidio en los lugares de trabajo como el emblema trágico.

La presente edición retoma sin cambios el texto original de 1998, y en el epílogo nos esforzaremos por reunir en unas pocas páginas los principales avances clínicos y teóricos logrados en el intervalo de estos diez años.

De todas maneras, este libro no debe leerse como una descripción tipo de la empresa neoliberal. Si bien se hace mención a la numerosa evidencia recolectada en estudios de campo, no se trata de un relato etnográfico. El objetivo del libro es otro, y es esencialmente teórico: ¿cómo comprender la extraordinaria tolerancia de nuestras sociedades a la evolución en la organización del trabajo que genera, por un lado un enriquecimiento extraordinario de estos países en cantidad y en velocidad, y por el otro dan lugar a una pobreza y una miseria atroces con sus secuelas de males de todo tipo, patologías individuales y una violencia colectiva que evocan al capitalismo salvaje del siglo XIX en Europa o a esas espectaculares formas de violencia social a las que las mega ciudades de América están habituadas desde la segunda mitad del siglo XX?

Destaquemos nuevamente que el problema principal que aquí se plantea es la increíble tolerancia de nuestros contemporáneos hacia el progreso de la injusticia social en regímenes liberales. Este libro está deliberadamente en conflicto con los enfoques funcionalistas que dominan fuertemente el paisaje intelectual: rechaza enérgicamente el argumento según el cual la evolución que estamos presenciando sería inexorable, el resultado de una lógica endógena propia del sistema, es decir, propia de la economía, del mercado, de la globalización, del sistema financiero internacional ... de la guerra económica, en fin, que se impone como una fatalidad contra la cual no tendríamos más alternativa que triunfar o perecer.

El análisis crítico propuesto en este libro se basa en hechos que, desde su lanzamiento, no han sido objetados. Estos hechos son en efecto difícilmente refutables porque son el producto de un poderoso método de investigación: la clínica. Más precisamente la clínica del trabajo, practicada según la metodología de la psicodinámica y la psicopatología del trabajo, cuyas bases se establecen hacia finales de los ‘70 (Dejours 1980-2008), y que ha permitido describir en detalle los procesos subjetivos individuales y las estrategias colectivas, movilizadas por el encuentro con las limitaciones laborales.

Sin embargo, no sólo los hechos sino también el análisis teórico han sido durante diez años un pretexto para muchas controversias en Francia y en el extranjero.

Por razones ligadas a las inevitables limitaciones de la ciencia y la tecnología, la organización efectiva del trabajo necesita, y siempre necesitará, del trabajo vivo frente a la resistencia que la realidad opone al control del proceso de trabajo. Todo sistema, organización o empresa precisa para funcionar de una ingeniería de la inteligencia en el trabajo. Es por ello que podemos afirmar que la empresa neoliberal y el sistema económico en sí, no funcionan a partir de la sola acción de su lógica interna, sino que necesita asimismo de ese “extra” que es el trabajo vivo. Ahora bien, el trabajo vivo reposa sobre la libertad de una voluntad y por lo tanto, hay que admitir que el sistema neoliberal, aunque inflija un sufrimiento a quienes trabajan, solo puede mantener su eficiencia y estabilidad gracias al consentimiento de aquellos y aquellas que lo sirven.

En otras palabras, este libro procede al examen de las vías específicas que toma prestadas la servidumbre voluntaria en el contexto del sistema neoliberal, convirtiéndose ésta en la razón por la que la obra ha generado tantas controversias y suscitado tan fuertes críticas. Muchos autores que insisten en mantener sus posturas críticas, argumentan que la gente que sufre en nuestros días las nuevas formas de organización del trabajo pueden, en algún punto, ser los artesanos del éxito de este sistema demoledor.

Y sin embargo, esto es lo que el libro sugiere, en razón justamente de las especificidades del trabajo. El trabajo vivo, así como la inteligencia en el trabajo (de la que la organización del trabajo no puede desentenderse), no sólo se alimentan de la libertad de aquellos que ofrecen su contribución, sino que exigen en la mayoría de los casos el valor de contravenir las disposiciones, de “hacer trampa”, para precisamente hacer las cosas bien. Como subraya B. Ogilvie, la teoría del trabajo muestra que, en su principio mismo, el trabajo implica la movilización de un genio subversivo que es inseparable del celo en el trabajo (Ogilvie, 2008).

Las implicancias de este libro se concentran inicialmente en el análisis clásico de la servidumbre voluntaria individual, en la medida en que la argumentación (apoyándose esencialmente en el análisis clínico de la relación subjetiva con el trabajo) permite revelar en detalle esta inteligencia, y lo que en ella hay de más individual.

Sin embargo, la clínica va más allá del nivel individual, y es posible analizar en qué medida la organización del trabajo es responsable de la inteligencia en plural. Es decir, de la cooperación. La puesta en común de las inteligencias y el celo colectivo, no se decretan.

Lo que se requiere es coordinación, órdenes, instrucciones sobre cómo “trabajar juntos”. Pero de nuevo, si todo el mundo fuera disciplinado y obedeciera estrictamente, el sistema fallaría. El trabajo colectivo sólo tiene éxito cuando todos los miembros de un equipo o grupo de trabajo logran subvertir las exigencias de la coordinación para inventar reglas específicas que, articulándose, logren esta construcción extraordinaria que llamamos cooperación.

Demostrar que la cooperación reposa sobre una inteligencia colectiva que se ejerce, en primer lugar y ante todo, en el marco de una actividad deóntica (es decir, una actividad de producción de reglas), es lo que permite, justamente, nuevas perspectivas teóricas. El trabajo, cuando es colectivo, implica un espacio de subversión a las órdenes (coordinación) donde es posible producir reglas que puedan ser puestas al servicio de la emancipación, haciendo aún más sorprendente el consentimiento de la dominación. Es posible que esta transformación de la razón encuentre en las formas de  trabajo actual, los recursos que este libro se esfuerza precisamente por actualizar.

Éste es, sin lugar a dudas, el motivo por el cual este libro ha sido el punto de partida de las controversias sobre el lugar que debe otorgarse al trabajo en una teoría crítica de la sociedad (JP Deranty 2007).

La discusión con los herederos de la Escuela de Frankfurt, especialmente con Axel Honneth, se origina porque este libro, analizando los resortes subjetivos de la sumisión y la discriminación, hacía referencia particularmente al tema del reconocimiento y la negación de la realidad. La discusión, iniciada hace veinte años por A. Cottereau, sugería que la negación de la realidad (la negación de la realidad del trabajo y de la contribución del trabajador a la organización) se sitúa  en una fase anterior a la de la negación de justicia (Cottereau 1987, 1988). La clínica del reconocimiento y de la negación, que se organiza en la denominada “psicodinámica del reconocimiento” (Dejours, 1993) pudo ser puesta en debate frente a la teoría de “la lucha por el reconocimiento” Honneth (1992), especialmente gracias a Emmanuel Renault (Renault y Renault Sintomer 2003 2002, 2007, 2008).

Más allá de las discusiones sobre el sentido estricto del reconocimiento, el problema planteado por este libro es el de la “centralidad política” del trabajo: ¿Tesis legítima o ilegítima? El debate surge a propósito de la relación entre el trabajo y la emancipación, durante un encuentro organizado en Sydney por JP Duranty y N. Smith en 2007 (Trabajo y teoría del reconocimiento), retomando un texto programático de Honneth que data de 1980 que proponía reintegrar al trabajo como concepto crítico, algo a lo que Habermas había renunciado, y que también Hannah Arendt había recusado en La condición humana.

No iré más lejos en el análisis. Sólo se trata aquí de indicar algunas orientaciones objeto de las controversias ocasionadas por la publicación de La banalización de la injusticia social.

Conviene sin embargo, hacer lugar a una segunda serie de controversias que atañen esta vez, a las referencias hechas en mi texto al nazismo, al estalinismo, a Eichmann y a la banalidad del mal según Arendt.

A pesar de una serie de detalles que figuran en el libro, algunos comentaristas no han evitado denunciar una supuesta amalgama que yo habría hecho entre la empresa neoliberal y los campos de concentración de la Alemania nazi. En este libro, sin embargo, no se trata ni una sola vez el tema de los campos, y sí el del totalitarismo. A partir del inicio sugiero que el problema radica en saber cómo establecer la línea divisoria entre totalitarismo y neoliberalismo. Se encontrarán los detalles, que no son ambiguos, sobre la distinción que debe ser hecha entre los dos regímenes de funcionamiento a lo largo del texto.

Pero como esto no parece ser suficiente, vuelvo al contexto en el que el texto ha sido escrito. La clínica del trabajo frente a la cual me vi confrontado en el terreno de mis investigaciones, me hizo testigo no sólo de un sufrimiento asombroso (que entonces comenzaba a generar suicidios en los lugares de trabajo), sino también de un cinismo y una determinación de los ejecutivos y directivos de empresa que lograron impresionarme como médico que soy. El “mal” estaba sin duda a la orden del día, con la particularidad de aparecer sin disfraces, sin “complejo”. Las críticas al uso que he hecho del término han sido numerosas, no nos cabe duda, y muy a menudo irónicamente, ya que en el estilo típico de París reinante, evocar el mal sólo puede ser obra de un retrasado que no ha entendido que el “realismo económico” está más allá del bien y del mal. Pero necesitaba de este concepto para poder discutir la tesis de la “banalidad del mal” de Arendt, y sobre todo para avanzar en la idea de una “banalización” del mal de la cual mis detractores, es justo admitirlo, eran a menudo plácidos testigos. Lo que ordené en este libro del lado del mal ha sido ilustrado y comentado, y se inscribe dentro de  la definición del mal que tomé prestada de Pharo.

Pero volviendo al contexto de este libro: la progresión del sistema neoliberal, los daños humanos causados en su nombre y el consentimiento de la mayoría de nosotros a aportar nuestra contribución a su éxito, planteaba el problema de los límites.

¿Quién, en esta progresión, podrá detener el impulso del sistema neoliberal? La mayoría de nosotros, que desaprobamos la manera en que los seres humanos son tratados por los nuevos métodos de organización del trabajo y de dirección, fuimos sin embargo cómplices de su éxito. El sistema que produce el mal y lo hace pasar por bien, ¿en qué se diferencia de un sistema totalitario, particularmente del nazismo?

Contrariamente a lo que algunos críticos indican, nunca he utilizado análisis del totalitarismo para explicar el funcionamiento de la empresa neoliberal, y nunca he escrito una sola palabra que sugiriera que hacía falta buscar en el neoliberalismo un equivalente del sistema nazi, sino exactamente lo contrario. Me he esforzado, basándome en el método clínico, por poner al día los procesos que intervienen en el consentimiento para servir a un sistema que reprobamos, los procesos que intervienen en la participación en acciones que moralmente situamos del lado del mal, y creo haberlos identificado. Sostengo además, que estos procesos también estaban involucrados en el consentimiento de la mayoría de los alemanes de servir a los nazis. En otras palabras, creo que es posible identificar, in statu nascendi, los eslabones intermedios de la servidumbre voluntaria, entre los que conviene reconocer un papel fundamental y específico al trabajo. Mi análisis no lleva, de ninguna manera, a interpretar el funcionamiento de la empresa neoliberal a partir del sistema nazi, sino a la inversa. Mi análisis de los procesos implicados en la adhesión a los principios de la gestión y organización de la empresa neoliberal aporta, a mi entender, una contribución al análisis de la colaboración de “buenas personas” con el sistema nazi.

Lo que revela mi investigación sobre la servidumbre voluntaria en el sistema neoliberal es que la mayoría de la gente puede ser enrolada al servicio de un sistema del que sin embargo desaprueba profundamente sus métodos. Muestra además, algo que resulta aún más inquietante: que la movilización puede obtenerse sin el uso de la fuerza.

Hay entonces buenas razones para que el investigador y el filósofo activen la señal de alarma.

Sin el uso de la fuerza se obtiene de la mayor parte de nosotros el apoyo a un sistema que incrementa las desigualdades y las injusticias, y que inflige sufrimiento a los demás al punto de provocar suicidios.

¿Qué es lo que no se obtendrá de nosotros si empezamos a hacer demasiado uso de la violencia? ¿Si nos arrojan a la cárcel porque criticamos el sistema? ¿Si se nos tortura porque organizamos la resistencia? ¿Si deportan a nuestros hijos para impedirnos escapar?

 

Lo que este libro sostiene es que los procesos que generan el éxito del sistema neoliberal preceden a aquellos que causan el totalitarismo. Ya se encuentran allí antes de que aparezca el espectro que no sé si podremos evitar que se materialice. Si es útil publicar este análisis, es debido a que puede servir a aquellos que quieran entender los resortes subjetivos que intervienen en la evolución de nuestra sociedad, a aquellos que quieran pensar no sólo la resistencia, sino tambien las alternativas a esta evolución.

Estas alternativas ciertamente existen. En la evolución actual, y en contraposición con la tesis de la servidumbre voluntaria, no hay fatalidad. Análisis realizados con la intención de inspirar políticas públicas y otras orientaciones en materia de organización del trabajo, han sido propuestos al Ministro de Salud en el año 2005 y publicados en el año 2007 (Dejours 2007).

Pero la hora de la acción no parece haber llegado, y parecemos más inclinados a permanecer en nuestro camino hacia la decadencia, si por este término entendemos la ruptura perjudicial de los lazos que, desde tiempos inmemorables, los hombres se han esforzado por crear entre el trabajo ordinario y la cultura.

Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

MITOMANIAS DE LA EDUCACION ARGENTINA

MITOMANIAS DE LA EDUCACION ARGENTINA | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
El antropólogo, junto con el experto en sociología de la educación Emilio Tenti Fanfani, desmontó en su trabajo una serie de creencias instaladas en el imaginario. Grimson analiza las cuestiones pendientes, a la vez que apunta los riesgos de agitar el fantasma neoliberal.
Carlos Ravina's insight:

Los nuevos mitos de los viejos vinagres[C1] 

Alejandro Grimson y Emilio Tenti Fanfani[C2] 

 

“No tienen valores”, “no se interesan por nada”, “no se esfuerzan para aprender”. En el campo escolar se suele pensar a los jóvenes como una generación perdida, una amenaza e incluso como un peligro para el conjunto de la sociedad. En este adelanto de “Mitomanías de la educación argentina”, publicado por la editorial Siglo XXI, los investigadores Alejandro Grimson y Emilio Tenti Fanfani desarman las quejas, acusaciones y estereotipos que se construyen sobre el grupo más debatido y pocas veces escuchado en las escuelas: los estudiantes.

Las nuevas generaciones siempre fueron objeto de miradas contradictorias. Por un lado, son “el futuro del país” y en ellas se depositan muchas esperanzas. Son objeto de los desvelos y sacrificios de sus padres, que intentan legarles diferentes tipos de capital.

Desde hace mucho tiempo en Occidente se define la infancia y la juventud como etapas idílicas, ideales. Ser eternamente joven parecería ser una meta ya no utópica sino posible gracias a los avances de las ciencias y tecnologías. El modo de vida “joven” se impone a casi todas las edades, a la vez que la definición operativa que emplean los sociólogos y antropólogos extiende esta etapa hasta los 30 o 35 años. Todo parece indicar que esta imagen de la juventud choca con otro mito hoy en boga. Ya que, cuando se califica a los jóvenes a menudo se los presenta como un peligro, una amenaza e incluso como una “juventud perdida”. Cuando en las instituciones escolares se realizan talleres sobre adolescentes y jóvenes tiende a predominar una visión pesimista, y los temas que se tratan están invariablemente asociados con problemas como el sida, el embarazo adolescente, la drogadicción, el alcoholismo, la anorexia y la delincuencia.

Los jóvenes no sólo están en riesgo sino que ellos mismos serían un peligro para el conjunto de la sociedad.

Esta visión negativa parece dominar el campo escolar, donde es frecuente oír que los adolescentes y jóvenes “no tienen valores”, “no se interesan por nada”, “son vagos y no están dispuestos a hacer ningún esfuerzo para aprender”. También suele afirmarse “que exigen sus derechos pero no tienen conciencia de sus deberes”, “son desobedientes”, “irrespetuosos”, “irresponsables” y hasta “violentos”, “no se interesan por el pasado, no tienen proyecto para el futuro” y “viven concentrados en el presente”.Sin embargo, la verdad es que “los alumnos” no son todos iguales, aunque vistan el mismo guardapolvo o uniforme. Hay tendencias, por cierto, que conviene analizar sin recurrir al anacronismo. Esto es, a la idea de que nuestra generación (sea cual fuera) realmente era fabulosa, y la actual, calamitosa. O la inversa, algo que se escucha menos pero no por eso es menos parcial.

La educación –como la relación entre padres e hijos, como la pediatría, como la psicopedagogía, como la clínica de niños– es, por definición, un trabajo intergeneracional y, por tanto, un espacio de comunicación donde el entendimiento es parcial. Al pertenecer a generaciones diferentes, docentes y alumnos utilizan “códigos” distintos.

Y la tensión se genera porque los primeros saben que los estudiantes deben aprender ciertos “códigos”, pero no siempre asumen que, para lograr ese objetivo propio de la tarea educativa, es indispensable aprender, a su vez, los códigos básicos de los alumnos. No para disfrazarse ni para usarlos al pie de la letra. Pero comprender al otro, incluso esa parte de su estilo que no se comparte, es una condición de toda convivencia democrática y también una necesidad para que se despliegue el proceso educativo.

Siempre podemos echarle la culpa a “cómo son” los niños o los jóvenes, pero lo único que lograremos será generar la resignación del docente y su renuncia al proceso educativo. Quizás uno de los interrogantes que deberíamos plantear es si nuestra propia formación como docentes incluyó buenas herramientas para trabajar con la heterogeneidad y la diferencia, o si más bien tenemos que generarlas.

Siempre es mejor saber cuál es la tarea que tenemos por delante que pretender tapar el sol con una mano recurriendo a mecanismos de estigmatización.

 

 

A los alumnos de hoy no les interesa nada.

Estos chicos no quieren esforzarse para estudiar.

No tienen curiosidad ni inquietudes, y es imposible motivarlos.

Como la inteligencia, el interés se tiene o no se tiene. En América Latina, la “ideología del interés” parecería haber reemplazado al paradigma de la “inteligencia” (que se ha vuelto políticamente incorrecto).

Pero los resultados son los mismos, ya que el prejuicio produce los mismos efectos: la exclusión pedagógica de aquellos que no se interesan por el programa escolar. Diversas investigaciones realizadas en varios países de América Latina (Argentina, Brasil, México, Perú y Uruguay) durante la última década muestran que la mayoría de los docentes de enseñanza primaria y secundaria de áreas urbanas comparten una actitud de pesimismo respecto de las nuevas generaciones. Es probable que esta actitud sea compartida por muchos adultos que son padres preocupados o profesionales interesados en el tema, como periodistas y comunicadores sociales.

Más allá de algunas variaciones nacionales, la mayoría relativa (y en muchos casos absoluta) de los docentes tiende a creer que determinados valores sociales como “el compromiso social”, “el sentido de justicia”, “la responsabilidad”, “la honestidad”, “la tolerancia” están debilitados en la juventud actual. Esta actitud crítica generalizada es más débil cuando se trata de valores como “el amor a la libertad” o “el cuidado de la naturaleza”.

En cambio, en relación con valores más directamente relacionados con el desempeño escolar de las nuevas generaciones, como “el sentido del deber” y “la disposición al esfuerzo”, las actitudes críticas alcanzan su máxima intensidad en el cuerpo docente (más del 75% de los docentes cree que estos valores se debilitan irremisiblemente en la juventud actual en la Argentina y Uruguay). Cabe señalar que esta actitud generalizadamente negativa no varía en función de la edad de los docentes ni tampoco según el nivel (primario o secundario) en que desarrollan su tarea.Más allá del viejo debate acerca del sentido (estructural o no) del conflicto entre las generaciones, uno no puede más que preguntarse acerca de las eventuales consecuencias de estas actitudes (que siempre son percibidas, en mayor o menor medida, por los alumnos). A modo de hipótesis, pueden plantearse por lo menos dos variables: dificultades en la construcción de la autoridad docente (hoy los alumnos exigen reciprocidad: yo te respeto y valoro si vos hacés lo mismo conmigo) y aumento de la conflictividad en la construcción del orden en las instituciones (nuevos y viejos problemas de disciplina).

Si “a los chicos de hoy no les interesa nada y no están dispuestos a hacer el esfuerzo de estudiar”, el docente dirigirá su enseñanza hacia aquellos alumnos que manifiesten interés. En verdad, la cuestión del interés tiende a ocupar el lugar que antes se le atribuía a la inteligencia en la explicación del éxito y el fracaso escolar.

Las críticas sostenidas y muchas veces justificadas al antiguo concepto de inteligencia (ahora se habla de inteligencias múltiples, adquiridas, etc.) y “dones naturales” le han dado un tinte políticamente incorrecto al tema. Hoy el aprendizaje requiere que el alumno “se interese” por aprender y se esfuerce en consecuencia, y muchos docentes consideran que no les corresponde a ellos, sino a los padres, desarrollar el interés por el estudio y convencer a los alumnos de dedicarse a estudiar y aprender. Por lo tanto, si los chicos no aprenden lo que deben es porque no estudian, y si no estudian es porque no tienen interés en aprender. En términos generales, el argumento es correcto. Pero el nudo del problema radica en saber si el maestro y la escuela sólo tienen el deber de enseñar o bien deben contribuir a suscitar el interés y la curiosidad de los jóvenes alumnos por la cultura y el conocimiento.

La libido cognoscendi (la curiosidad por conocer el mundo que nos rodea) es “natural” y viene “de fábrica”: todos la traemos al nacer.

En cambio, los intereses cognitivos son moldeados por la biografía personal, la experiencia, la relación con los otros y los determinismos sociales. En este terreno, los maestros pueden intervenir. Sin embargo, sucede que los docentes (o al menos una proporción significativa de ellos) consideran que están en el aula para transmitir contenidos y procedimientos de análisis a aquellos a quienes esas cosas les interesen. Los que tienen “otras inquietudes”… no aprenden, y es su culpa. Lo primero que debe saber y tomar en cuenta un buen docente es que no existe ser humano sin motivaciones, pasiones o intereses, que deben reconocerse como legítimos. El docente debe intentar entender por qué sus alumnos se interesan en ciertas cosas más que en otras. Por qué algunos se muestran muy motivados por “su materia” mientras que otros están allí sentados, porque no tienen más remedio. Sobre la base de este conocimiento, el maestro virtuoso imagina y tiende puentes entre los intereses, deseos y pasiones de sus alumnos y el programa a desarrollar.

Este razonamiento supone que vale la pena aprender los contenidos del programa escolar (ya se trate de matemáticas o de química), que su dominio significa una ventaja para el educando tanto en el presente como en el futuro. No basta con decirle a un adolescente: “Aprendé esto que te va a ser muy útil cuando seas grande y tengas que conseguir un trabajo o seas padre de familia”. El conocimiento tiene que ser significativo no sólo en términos de “inversión a futuro”, sino también en la vida presente del alumno. Y esto sólo puede lograrse tendiendo puentes entre los intereses percibidos del alumno (no sólo sus intereses “objetivos”) y el programa escolar. Es esta conexión la que permite dar sentido al aprendizaje (que por otra parte supone un esfuerzo, un trabajo). En una situación ideal, cuando uno siente verdadera pasión por aprender algo (matemática, piano o fútbol), el esfuerzo está garantizado hasta tal punto que no llega a ser percibido como tal. En esos casos, uno se esfuerza con gusto. En otras palabras, uno es feliz haciendo algo que no percibe como portador de valor instrumental: es decir, no como un medio para lograr otra cosa que sí le producirá satisfacciones, sino como algo satisfactorio en sí mismo.

En las condiciones actuales, y suponiendo que lo que se enseña tiene valor para la vida de los niños y los adolescentes, los docentes deben ser antes que nada “especialistas en despertar el interés (y ojalá la pasión) por el conocimiento” en las nuevas generaciones.Para eso se requieren muchas competencias, pero hay una que resulta primordial: el docente debe conocer, reconocer y respetar los intereses de sus alumnos, que a primera vista pueden parecer ajenos al programa escolar. No se trata de afirmar demagógicamente la validez de todos los intereses culturales (hay saberes más poderosos que otros) sino de partir de aquello que moviliza a los alumnos para llevarlos progresivamente a demandar esos conocimientos que resultan básicos para conformar individuos autónomos, creativos, productivos y políticamente participativos.

Los pobres no pueden aprender

Hay niños que no son educables. Tampoco se puede pretender que todos los adolescentes terminen el secundario. En el mejor de los casos, a los pobres hay que enseñarles oficios.

En la Argentina, muchos niños nacen y crecen en familias excluidas de recursos sociales estratégicos como el trabajo, una vivienda y un salario dignos. Esos niños pueden existir o no, sin que esto afecte para nada la reproducción del todo. Están excluidos de bienes y servicios básicos como la buena alimentación, la salud, la seguridad.

Pero la absoluta mayoría de ellos frecuentan un establecimiento escolar y tiene una inserción determinada en el sistema de consumos culturales (todos tienen televisión, por ejemplo).Ni la economía de mercado ni el Estado tienen una presencia contundente en esos territorios. En muchos casos, la única presencia del Estado es una institución escolar. Sin embargo, esta no es una fortaleza capaz de imponer sus reglas a quienes la frecuentan.

Los imperativos de la supervivencia tienden a aplanar la perspectiva temporal de las nuevas generaciones en un presente estrecho que vuelve muy dificultosa la concreción de cualquier “programa pedagógico”.

En el límite, algunos incluso plantearon la cuestión de la “educabilidad” de ciertos sectores pauperizados dadas sus condiciones sociales extremas.

El término puede suscitar diversas interpretaciones, en especial cuando se lo entiende como una propiedad o característica que distingue a unos niños (los educables) de otros (los no educables).

 

 

Nunca está de más recordar que la probabilidad de aprender es una condición relacional. Todo individuo puede ser educado, siempre y cuando se le provean los recursos necesarios y pertinentes. Por lo tanto, no hay individuos “ineducables”, sino más bien excluidos de las oportunidades de aprendizaje que merecen y a las cuales tienen derecho.

Para tomar distancia de la visión “encantada” de la pobreza como reino inefable de la solidaridad y la acción colectiva, y también de la visión “negativa” que la retrata como un submundo de imposibilidades, es preciso reconocer y definir correctamente los problemas e identificar los espacios de posibilidad. La experiencia indica que aun en estas condiciones sociales extremas la escuela “puede”: siempre y cuando se conforme como una institución fuerte y adecuada (no estandarizada), no condescendiente, y constituida por agentes profesionales que conjuguen, entre otras cosas, conocimientos especializados y ausencia de prejuicios, disposición al trabajo en equipo, responsabilidad profesional y conciencia del sentido social del trabajo que realizan.

En la Argentina actual, la enseñanza secundaria para todos no sólo es una meta necesaria, sino posible. Quizás el principal obstáculo para alcanzarla no sea la escasez de recursos materiales, sino la inadecuación de la oferta educativa a las condiciones sociales y culturales de los adolescentes. En América Latina la enseñanza secundaria creció por proliferación, incluyendo a los nuevos adolescentes en las viejas instituciones, que no habían sido hechas para ellos. Es sabido que las familias de los sectores populares argentinos tienen elevadas aspiraciones para sus hijos, salvo minorías que todavía consideran que “el secundario no es para nosotros”. La Asignación Universal por Hijo, con su amplia cobertura, constituye un incentivo material muy importante para la escolarización de los adolescentes.

Pero el objetivo central no debe ser la simple escolarización (la inclusión escolar) y la culminación del secundario, sino la apropiación de conocimientos básicos necesarios para la vida. Escolarizar tiene sentido en la medida en que sea un instrumento para apropiarse de un capital cultural básico que habilite al educando para seguir aprendiendo durante toda la vida, tanto en instituciones universitarias como en otros ámbitos.

Los docentes que creen que no todos los adolescentes están en condiciones de terminar el secundario, y de aprender lo que hay que aprender, no están haciendo un simple pronóstico “objetivo”: están contribuyendo, conscientemente o no, a hacer realidad su propia y lamentable profecía.

La culpa de todo la tiene la familia. En el fondo, la verdadera responsable de las dificultades de rendimiento académico y de comportamiento de los alumnos es la familia.

Cuando un grupo de docentes universitarios conversa sobre las dificultades de desempeño observadas en los alumnos ingresantes, suele aparecer una explicación mágica: el problema está en la enseñanza secundaria, que no prepara adecuadamente a los estudiantes. Más allá de lo acertado o no del diagnóstico, lo cierto es que la escena se repite en cualquier conversación de docentes del secundario. En este caso, el problema se traslada a los docentes que dictan asignaturas en los primeros años del nivel e incluso a la escuela primaria. Sin embargo, la espiral de culpas de las dificultades académicas y de comportamiento de los estudiantes en la escuela suele centrarse en un actor privilegiado: la familia. Allí es donde – según parece– empieza todo.Y por eso mismo muchos de los problemas percibidos en la escuela se adjudican a una deficiencia primigenia del grupo familiar.

Los datos corroboran esta primera impresión. En una encuesta a docentes realizada en 2000 por Tenti Fanfani, “la relación con los padres” era considerada un problema por el 28% de los docentes del país. Por otro lado, cuando se les preguntó sobre los factores que determinan el aprendizaje, el más consensuado (81% de acuerdo) fue “el acompañamiento/apoyo de las familias” (“la calidad del docente”, con el 53% de las preferencias, quedó en un lejano segundo puesto). Asimismo, en diversos talleres realizados con docentes, no sólo de la Argentina sino de otros países de América Latina, los maestros tendieron a apuntar a las familias para explicar los bajos rendimientos de aprendizaje en la escuela primaria y secundaria.

 

 

Esta representación, evidentemente, no contribuye a mantener una adecuada integración y complementariedad entre la familia y la escuela que facilite el aprendizaje de los conocimientos básicos.

Por otra parte, no faltan quienes (periodistas, ensayistas, políticos, intelectuales) critican a la familia actual y reclaman un mayor involucramiento de los padres en el acompañamiento escolar de los hijos. Se dice que muchas familias “abandonan” a sus hijos a la escuela y le exigen que “los eduque” (es decir, que los “socialice”), y no sólo que les enseñe o los instruya, ignorando que la socialización entendida como interiorización de una serie de expectativas y conductas que permite a los individuos interactuar con los demás en contextos sociales específicos es una condición sociológicamente previa a la instrucción o desarrollo de competencias y conocimientos.

Esta demanda de socialización, en países como los Estados Unidos, dio lugar incluso a un fenómeno que algunos especialistas denominaron “terapeutización” de la pedagogía. La tarea que se impone y demanda como prioritaria en este marco, y que tiende a acaparar gran parte del tiempo escolar, se orienta a desarrollar el equilibrio emocional básico de los alumnos (muchas veces alterado por sus condiciones de existencia), fortalecer una autoestima vulnerada por la discriminación y el abandono, y estimular la empatía o capacidad de ponerse en el lugar del otro, condición básica de la convivencia.

Algunos docentes añoran un tipo de familia “tradicional”, que implica un papá, una mamá e hijos conviviendo bajo el mismo techo, el papá trabajando fuera de casa y la mamá dedicándose al cuidado del hogar. Aunque no ha desaparecido del todo, no necesitamos explicar que en la sociedad actual este tipo de familia es minoritario y que nuestras propias familias y las de las personas que nos rodean muestran otras realidades. Muchas mamás están integradas al mercado de trabajo formal, informal, o ambos a la vez, existen familias monoparentales (muchas con jefatura femenina), familias compuestas por varios grupos mono o biparentales, familias ensambladas una o varias veces, e incluso compuestas por un abuelo y/o abuela con nietos, sólo por poner algún ejemplo de la variedad de configuraciones familiares hoy existentes. Por eso, en vez de reclamar un imposible regreso a esa “familia tradicional”, quizás sea más sensato replantear la clásica división del trabajo entre escuela y familia a la luz de las nuevas condiciones sociales. Ciertamente, el panorama de la familia actual demanda el rediseño de la escuela y del tiempo pedagógico, y la incorporación de nuevas figuras profesionales que trabajen en equipo con los pedagogos.

Al mismo tiempo, como han señalado varias investigaciones –entre ellas, la encuesta de la Universidad Pedagógica (UNIPE) sobre relaciones entre “escuela” y “familia”, encabezada recientemente por Bottinelli y un trabajo anterior de Monica Pini–, estas demandas de las familias hacia la escuela y las acusaciones de inacción, apatía o permisividad que los padres arrojan con frecuencia sobre los docentes, son sentidas por estos como una sobreexigencia que los acusa de no hacer y les demanda que hagan precisamente eso que las familias no pueden o no están en condiciones de resolver (lo reconozcan o no). Esto constituye un ejemplo más de esa tendencia a reclamarle a la escuela lo que antes se esperaba de otras instancias o instituciones (en este caso, la familia) y que, por lo tanto, debería llevarnos a abandonar los estereotipos e interrogarnos sobre un posible rediseño de la distribución de responsabilidades y competencias relativas, y sus condiciones de posibilidad.

Sin embargo, en el punto en que nos encontramos esto parece bastante difícil de alcanzar y la adjudicación mutua de responsabilidades entre “escuela” y “familia” es el clásico de los clásicos de los debates escolares. Si un estudiante tiene problemas, es lógico pensar que a veces tienen razón los docentes y a veces, los padres, y que en cualquier caso deberían conversar y escucharse un poco más. Sin embargo, frente a cierta sensación de desborde por parte de unos, de otros o de ambos, los docentes y los padres se pasan la pelota.

Estos estereotipos de los padres sobre los docentes y de los docentes sobre los padres constituyen un verdadero obstáculo para los desafíos cotidianos en la relación pedagógica. Los estereotipos (“padres despreocupados”, “abandónicos” o “desinteresados”; docentes “apáticos” o “incapaces”) impiden percibir la diversidad real de las situaciones que unos y otros enfrentan. Eso no significa que no existan tendencias sociales profundas, como la desacralización de esa autoridad docente automática de antaño, que ya mencionamos, o el sobreempleo de los adultos. Significa que, en esos contextos, percibir la heterogeneidad resulta decisivo para poder apoyarse en los padres más dispuestos a colaborar y dedicarse con mayor énfasis a las situaciones más desafiantes.

Una vez más, nuestra intención al desglosar algunos de los mitos relacionados con esta culpabilización simétrica es despejar el terreno para un debate fructífero.

Comentarios de dos lectores

 

Me quedo con el subtítulo del libro: "Crítica de las frases hechas, las medias verdades y las soluciones mágicas." Es cierto que hay "frases hechas" y utilizadas por los docentes. En la crítica de ésta conducta (el uso de frases hechas) se deberían incluir datos del libro de Fanfani "La condición docente. Análisis comparado de la Argentina, Brasil, Perú y Uruguay", Siglo XXI, Buenos Aires, 2005. Ha habido un cambio sustancial en los docentes en las últimas décadas. Lo que no cambió fue el sistema o la estructura del sistema escolar que establece las "Condiciones profesionales y actuación docente" (Dr. José Ignacio Rivas Flores, Universidad de Málaga). Tal vez con estas y otras lecturas se pueda "criticar" la adopción de frases hechas. Con respecto a las "medias verdades" son eso, verdades a medias y debería ahondarse para eliminar la mitad que es mentira para llegar a la verdad completa (aunque sea temporaria). Por último es sabido que no hay "soluciones mágicas" para problemas sociales. Podemos suponer que todos llegan sanos física y mentalmente al inicio de la edad escolar. Esta suposición implica que todos han sido bien nutridos física y afectivamente. Sin embargo sabemos que no llegan con igual "Capital cultural" ("Capital cultural, escuela y espacio social", Pierre Bourdieu, Siglo XXI, Buenos Aires, 2003.). Sea cual sea que se defina como el "Capital cultural" necesario para adquirir los conocimientos que se definan imprescindibles para la mejor realización de los seres humanos, hacer participar a todos de ese capital cultural requiere de un esfuerzo gigante a nivel de sociedad. Otros podrían decir ¿por que "un" capital cultural y no una educación en la diversidad? y yo digo ¡bien!, pero eso requeriría un esfuerzo mucho mayor. Comenzaría por convertir esta sociedad en otra sin indigentes, pobres, desempleados, etc. y realmente rica e igualitaria en oportunidades. He leído algunos libros sobre educación (no digo muchos por que son tantos que leer "muchos" me resulta imposible) y en pocos, poquísimos, se trata el tema estructural ni de gestión de la educación. En la Provincia de Buenos Aires la estructura es centralizada, piramidal, jerárquica y autocrática y no creo que contribuya a lograr la educación que se pretende buscar eliminando las "frases hechas, las medias verdades y las soluciones mágicas". Soy Técnico químico, educado para el trabajo -que hoy no hay- no para la universidad ya que mi familia era de clase trabajadora. Soy sociólogo, por que con más de treinta años quise entender un poco más lo humano y social. Hice un posgrado en FLACSO de "Lectura, escritura y educación". Soy docente en Educación Superior de la Provincia de Buenos Aires desde hace más de veinte años. Tal vez mi verdad sea la mitad de alguna o algunas otras. Al menos creo que tiene que ver con un aspecto que se ignora casi sistemáticamente en las investigaciones sobre educación. Si los docentes apelan a "frases hechas, medias verdades o desesperadamente buscan soluciones mágicas" habrá que buscar las verdaderas causas en investigaciones que pasen por otros lugares que los habituales.

 

La doctrina de Milton Friedman que se traduce en la práctica en una suerte de economicismo educativo piagetiano es un lamentable mito. El librar al mercado de la oferta y demanda de los propios tiempos e intereses por los contenidos es la mercantilización absoluta de la vida. La caracterización de los jóvenes (no tienen valores, abúlicos, etc) tiene, al menos, dos mil años en la literatura universal (de oriente y occidente) sumado los actuales movimientos antipanópticos, desescolarizantes,y bla, bla. prueban que en Argentina vamos rumbo a probar qué ocurre con una sociedad mayoritariamente desescolarizada e ignorante del acervo de conceptos, sentido y conocimientos qué sólo se pueden aprender en un sistema formal que garantice el Estado. Lamentablemente, en esa encerrona trágica las mitomanías señaladas se nutren y alimentan de la mitología intelectual de fábulas cuasianimistas: ¿acaso el concepto de familia que utilizan los organismos internacionales o locales supera la enunciación de una leyenda urbana? ¿la escuela, sin que importe la procedencia social de sus actores y en la que viven los maestros diariamente es poco más que un aquelarre digno de Nazareno Cruz y el Lobo? Los civilizados europeos de Sarmiento estuvieron dos mil años de matanzas, violaciones y saqueos entre ellos, sin contar lo que hicieron en otros continentes ¿cuántos han basado (y basan) sus teorías y sus

 "leyes" en tal mitología? Hay una construcción mitológica de la escuela que construye herejes o denuncia locuras, como la mitomanía, justo allí donde las crearon. Han convertido a Piaget, Foucault, Freud y tantos otros en un Malleus Maleficarum para la condena y el encerramiento trágico sin salida de la educación formal. Si la escuela sigue yendo a la hoguera a través del Santo Oficio Intelectual nunca lograremos una escuela real que permita que los seres humanos superemos los instintos básicos de superviviencia.

 [C1]http://revistaanfibia.com/ensayo/los-nuevos-mitos-de-los-viejos-vinagres/

 [C2]Alejandro Grimson y Emilio Tenti Fanfani

Los mitos de la educación argentina

Buenos Aires, Siglo Veintiuno Editores, 2014

ISBN 978-987-629-449-2

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

SISTEMA DE PRESTACIONES BASICAS EN HABILITACION Y REHABILITACION INTEGRAL A FAVOR DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Para reflexionar en torno a las modificaciones propuestas de la Ley intitulada SISTEMA DE PRESTACIONES BASICAS EN HABILITACION Y REHABILITACION INTEGRAL A FAVOR DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

Carlos Ravina's insight:

Existe una Ley (24.901) intitulada SISTEMA DE PRESTACIONES BASICAS EN HABILITACION Y REHABILITACION INTEGRAL A FAVOR DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.
http://www.infoleg.gov.ar/…/ane…/45000-49999/47677/norma.htm

Existe ahora una propuesta de modificación de la misma (Nº de Expediente 4020-D-2014, Trámite Parlamentario 053 (27/05/2014) firmado por Puiggros, Adriana Victoria - Perroni, Ana María - Rivas, Jorge - Guccione, José Daniel) http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp….

Y existe ruido sobre la conveniencia de la reforma propuesta.
Me alegro. En eso consiste construir convivencia democrática. Imposible sin ruidos y argumentaciones y pugna de intereses.

Quiero aportar entonces lo que me ha comunicado un asesor de quienes proponen el cambio, Daniel Carbajal. Aquí va.
"Con respecto a las inquietudes que están manifestando familiares de niños, niñas y adolescentes acerca del Proyecto de ley 4020-D-2014, afirmamos:

Es importante destacar que el Proyecto no pretende cambiar nada de lo concerniente al sistema educativo nacional, sino simplemente actualizar los conceptos de la Ley 24.901, sancionada en 1997, a los vigentes en la Ley de Educación Nacional 26.206 y a la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, recientemente elevada a rango constitucional.

El artículo 42 de la ley de Educación Nacional 26.206, prevé que “la Educación Especial es la modalidad del sistema educativo destinada a asegurar el derecho a la educación de las personas con discapacidades, temporales o permanentes, en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo. La Educación Especial brinda atención educativa en todas aquellas problemáticas específicas que no puedan ser abordadas por la educación común” y que “la Educación Especial se rige por el principio de inclusión educativa, de acuerdo con el inciso n) del artículo 11” de esa ley.

De manera, la modificación de la Ley 24.901 actualizando algunos de sus conceptos, jamás podría hacer desaparecer la modalidad de Educación Especial que está incorporada como parte integrante del sistema educativo nacional.

Por otra parte, respetamos los derechos de los niños y niñas con discapacidad y de sus padres y entendemos la preocupación que manifiestan. El Proyecto busca garantizar las prestaciones que deben recibir para su pleno desarrollo en el sistema educativo, ya sea en una escuela común o en una escuela especial, por eso se agrega al final de varios artículos, “salvo en aquellos casos en que la inclusión no sea posible e indicada”. Estos elementos conceptuales, de ninguna manera podrían producir que las obras sociales quitaran o restrinjan la cobetura que actualmente prestan a los niños, niñas y adolescentes.

Más allá de estas consideraciones, el proyecto aún no fue tratado por ninguna comisión de diputados (antes de debatirse en el recinto debe tratarse en las comisiones de Acción Social y Salud Pública, Discapacidad y Educación), por lo que todavía le aguarda un trabajo exhaustivo de análisis, puesto que es perfectible.

Los derechos de los niñas, niños y adolescente a la educación es el bien superior que debemos proteger, en cualquier nivel o modalidad del sistema educativo nacional."

Mi sugerencia es que antes de debatir, nos informemos mejor.
¡Buen provecho!

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Colectivo Federal shared Foro Infancia &... - Colectivo Federal | Facebook

Colectivo Federal shared Foro Infancia & Adolescencia's photo.
Carlos Ravina's insight:

¿Y si dejamos de repetir siglas y empezamos a hacernos cargo de nuestras vidas?

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

Una escuela tucumana 2 (Argentina)

Una escuela tucumana 2 (Argentina) | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Carlos Ravina's insight:

Repudio las estrategias medicalizantes.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

“El derecho debe transformarse en tanto lenguaje y compromiso” | Miradas al Sur

“El derecho debe transformarse en tanto lenguaje y compromiso” | Miradas al Sur | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
Carlos Ravina's insight:

¡Bienvenido este aire fresco! Pero considero que la mirada que postula excede su campo profesional y los docentes haría bien en meditar sobre las inscripciones que inevitablemente proyectarán en sus alumnos, sea porque han decidido enterarse cómo nuestra historia reciente ha condicionado (a veces, lisa y llanamente determinado) modalidades de subjetivación o porque se suman a la masa de repetidores.

more...
No comment yet.
Scooped by Carlos Ravina
Scoop.it!

¿QUÉ ES ATAJO? VIDEO INSTITUCIONAL

¿QUÉ ES ATAJO? VIDEO INSTITUCIONAL | Contra-hegemonías: salud, educación… | Scoop.it
PARA VER
Carlos Ravina's insight:

Ampliación de derechos, lo que pone muy nerviosas a las caceroleras bien…

more...
No comment yet.