Un estudio estadounidense publicado en el avance online de abril de la revista Health and Education Research, en el que han participado los Institutos de Salud de Estados Unidos, ha demostrado que "el sexo y la raza o etnia de los periodistas juegan un papel importante en la elaboración de noticias de salud".

Así, las mujeres periodistas y los reporteros de minorías étnicas suelen utilizar "más variedad de fuentes" y están más de acuerdo con la afirmación de que "es importante el desarrollo de la alfabetización sanitaria y científica del público para influir en los comportamientos de salud pública" que los periodistas hombres de raza blanca. Las mujeres periodistas también son más propensas que los hombres a asegurar que "educar a las personas a tomar decisiones informadas y difundir información nueva y precisa son prioridades importantes".

 

Para los autores, los medios de comunicación desempeñan un papel fundamental en la difusión de información de salud, pero poco se sabe acerca de las características sociales de los periodistas de salud o el impacto que tienen en el proceso de elaboración de noticias. A su juicio, los educadores de la salud puede mejorar la cobertura de las historias "aprendiendo más acerca de las experiencias vitales de los periodistas de salud y desarrollando mejores relaciones de trabajo con ellos".

 

Utilizando datos de una encuesta nacional de periodistas científicos médicos y de salud, los investigadores realizaron un análisis de regresión logística multivariable para estudiar los vínculos entre el género, la edad y la raza / etnia de los encuestados, y las formas en que se utilizan las fuentes de noticias, otros recursos, prioridades en las noticias y los ángulos de la historia. 

 

 


Via COM SALUD, Laura Diéguez