El suicidio de la adolescente canadiense Amanda Todd, tras tres años de extorsión y acoso, ha conmocionado al mundo y reabierto el debate sobre la seguridad de los menores en la red y la persecución de los crímenes cometidos contra ellos. Su caso ha sido más mediático si cabe debido a la publicación por parte de la joven de un vídeo en YouTube en el que denunciaba su situación tan solo un mes antes de morir.

 

Relacionando este acontecimiento y su tratamiento en los medios con las teorías de las audiencias activas, hemos desarrollado esta presentación, en la que consideramos al emisor desde dos puntos de vista: en un caso, Amanda Todd; en el otro, los medios de comunicación.


Via elplumillero