Colciencias: ¿una pesadilla sin fin? | ELESPECTADOR.COM | Ciencia y Tecnología Iberoamericana | Scoop.it

Los científicos dicen que las reglas de juego cambian a menudo, los pagos no llegan en la fecha acordada y la entidad está desbordada por la tarea. // Una pesadilla. En eso se ha convertido Colciencias en los últimos años, dicen los científicos. “Hay mucho cambio en las reglas del juego”; “la página web de Colciencias es impenetrable”; “parece que no se confiara en las universidades para la administración de los recursos”; “el ‘sistema’ se cae cuando estamos llenando los formularios de las convocatorias”; “no entregan a tiempo los dineros que nos adjudican”.

Los problemas se irradian a toda la comunidad colombiana que forma parte del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, SNCTI, obstaculizando la generación de nuevo conocimiento para el desarrollo del país. Y ponen en aprietos a los científicos que después de cumplir una serie de requisitos y de llenar extensos y detallados formularios para acceder a recursos financieros, deben someterse a un desgastante proceso burocrático. Hasta cuatro meses pueden pasar antes de que se legalice su contrato, y luego otros tantos para que se les desembolse el dinero.