Cuando la audiencia se vuelve la (triste) protagonista de la información. | Cibermedios | Scoop.it

Seguro que usted, al igual que otros muchos, al finalizar de leer una noticia en un portal de información, blog o red social, es de aquellos que siente curiosidad por leer aquellos comentarios o posts de otros usuarios para ver qué opinión tienen con respecto a lo leído. Y lo que nos encontramos a veces es (tristemente) sorprendente.


Es de sentido común pensar que aquello por lo que sentimos afinidad, aprecio y simpatía o por el contrario, nos provoca desprecio o no nos gusta, genera en nosotros una serie de pasiones o sentimientos. Antes esto se traducía en las clásicas discusiones de bar. Ahora, estas batallas se han trasladado a la red y la lucha se ha recrudecido.


Al leer las opiniones de los usuarios en la red, distinguimos principalmente dos tipos de sujetos: los que utilizan un comportamiento verbal argumentativo y aquellos que defienden sus teorías con un comportamiento verbal agresivo. ¿Dónde reside la diferencia entre ambos? El primero ataca los razonamientos de su oponente mientras que el segundo hostiga personalmente a su interlocutor.


Tristemente, suele ‘triunfar’ el sujeto agresivo, y por triunfo nos referimos a conseguir acaparar la atención de los demás usuarios y desviar el tema de conversación inicial, véase la noticia a comentar. El argumentativo, el que quiere discutir razonadamente, se ve abocado al ostracismo y al final abandonará la conversación, dejando el foro o la página a merced de aquellos que encuentran en el insulto y la mofa un modo de divertirse.


En este artículo del profesor de la Universidad de Almería Antonio M. Bañon Hernández sobre la Comunicación destructiva podrá encontrar más información:


http://www.dissoc.org/ediciones/v04n04/DS4(4)Banon.pdf


Éste fenómeno se acentúa en nuestro país, donde la sangre se altera más rápido que en otros países. Consulte cualquier noticia de cualquier medio sobre cualquier tema y compruebe el nivel de las conversaciones que estas informaciones generan. Fútbol y política son los temas que más dividen a los españoles. Barça y Madrid, izquierda y derecha. Internet demuestra ser un reflejo de la sociedad, y en nuestro caso es una bipolar. Es preocupante el nivel de odio de muchos comentarios, sólo por el simple hecho de pensar diferente a otra persona.


Todo esto es debido a la educación de las personas, y por lo que se puede leer en nuestro país no andamos sobrados de ella.

 

 

-Por Alberto Larrodé.